Desde el DB6 hasta el actual DB9.

Continuamos con la saga DB desde donde la habíamos dejado. Si el último modelo del que tratamos fue el DB5, proseguimos con el DB6 hasta llegar a nuestros días con el DB9.

El Aston Martin DB6 fue presentado en 1965 en Londres. Su diseño era bastante similar al visto en el DB4 y en el DB5, pero contaba con soluciones aerodinámicas nunca vistas antes en los modelos DB como puede ser la nueva parte trasera diseñada según el estilo Kammback. A ello hay que añadir que el DB6 está basado en el chasis del DB5 Volante, es decir, el chasis del DB5 con batalla reducida.

El motor del DB6 era el mismo de 6 cilindros en línea y 4 litros del DB5. Desarrollaba una potencia de 282 CV y alcanzaba una velocidad máxima de 241 km/h. De este mismo motor existió también una versión de altas prestaciones con 325 CV perteneciente al DB6 Vantage.

Además del DB6 y del DB6 Vantage, hubo una carrocería descapotable, el DB Volante, que se ofreció con la opción de equipar  el motor del DB6 Vantage. De hecho se construyeron 140 DB6 Volante, de los que 29 equipaban el motor de la versión Vantage. Y como ya ocurriese con el DB5, hubo una carrocería Shooting Brake del DB6 que se ofrecía con el motor de 282 CV y el 325 CV. En total, se construyeron 6 ó 7 unidades.

De forma paralela al DB6 se vendió el Aston Martin DBS. Fue un vehículo creado para relevar al DB6, pero el éxito del DB6 y la ausencia del mismo del DBS hicieron que Aston Martin alargase la vida del DB6.

Una de las principales novedades del DBS era el nuevo diseño. Rompía por completo con los últimos modelos de la gama DB del mismo modo que lo hizo el DB4. En el DBS imperaban las líneas rectas y la ya clásica parrilla dejó paso a una parrilla que incluía en su interior los faros.

Pero en el motor no hubo renovación ya que mantenía el mismo 4.0 con 6 cilindros en línea de 282 CV del DB6. Y en el caso de este, no había una opción Vantage que aumentase el rendimiento del vehículo.

Finalmente en 1972 cesó la producción del DBS en favor del Aston Martin V8. Desde entonces hasta 1993, la gama DB quedó muerta y olvidada por la marca. Aunque bien es cierto que fueron unos años difíciles para la marca.

Pero en 1993 y bajo la protección de Ford, Aston Martin resucitó las siglas DB y presentó el DB7 en el Salón de Ginebra. Un GT que con el tiempo se convertiría en el modelo más exitoso de Aston Martin en toda su historia con 7.000 unidades construidas.

Diseñado por Ian Callum y Keith Helfet tenía una imagen exterior que, por proporciones, puede recordarnos al DBS pero por sus líneas más redondeadas y clásicas nos evocan a los DB4, DB5 y DB6, sobre todo en el frontal.

Basado en la plataforma del Jaguar XJS, plataforma de la que salió también el Jaguar XK8. Comenzó a venderse con un motor sobrealimentado de 6 cilindros en línea que desarrollaba 340 CV y 498 Nm. Este motor es el que utilizó el DB7 y el DB7 Volante, presentado en el Salón de Detroit de 1996.

 Pero en 1999 Aston Martin presentó el DB7 V12 Vantage. Si en el pasado las versiones Vantage modificaban ligeramente el motor para obtener más rendimiento, en este caso Aston Martin insertó en el vano motor el mismo V12 que utilizaba el Vanquish. Este motor tenía un potencia de 426 CV y un par motor de 540 Nm. A través de una caja de cambios manual alcanzaba una velocidad máxima de 299 km/h, sin embargo, si se optaba por la caja de cambios automática ZF 5HP30 de cinco relaciones, la velocidad máxima se quedaba en los 266 km/h.

Finalmente, en 2002 Aston Martin presentó el DB7 V12 GT y V12 GTA, una versión hecha para despedir al DB7, cuya producción finalizó en 2004. Esta versión equipaba el mismo motor V12 del Vantage, pero la potencia ascendía hasta los 441 CV y el par motor hasta los 560 Nm.

También hubo versiones especiales como el DB AR1, una edición especial creada para Estados Unidos por Aston Martin y Zagato. Tan solo se construyeron 99 unidades. Otra edición limitada fue el  DB7 Vantage Zagato que vendría a ser la opción coupé del DB AR1. Ambos modelos se presentaron en el Salón de Los Angeles.

En 2004 finalizó la producción del DB7 pero se inició la del Aston Martin DB9, su sustituto. Y lo primero que llamó la atención fue su nombre, ya que debería haberse llamado DB8. Pero Aston Martin decidió llamarlo DB9 ya que así no se podía pensar que utilizase un motor V8.

El diseño del DB9 se inició con Ian Callum como jefe de diseño, sin embargo sería Henrik Fisker quien viese el resultado final ya como nuevo jefe de diseño. El diseño general del DB9 no es más que una evolución del DB7. Pero a pesar de ello estrenó un elemento de diseño que ha caracterizado a todos los Aston Martin de los últimos años. Nos referimos a los pilotos con su forma de arco horizontal, un diseño que ha transcendido a todos los Aston Martin desde el DB9. El Aston Martin estuvo disponible en carrocería coupé y carrocería descapotable o Volante.

En un principio utilizó un motor V12 de 6 litros procedente del  Vanquish con una potencia de 456 CV y un  par motor de 640 Nm, por lo que es un GT capaz de acelerar de 0-100 km/h en 4.8 segundos y de llegar hasta los 300 km/h.

En 2007 Aston Martin consiguió la victoria en su categoría de la s24h de Le Mans con un DBRS9. Por ello produjeron el DB9 LM, una edición limitada a 124 unidades creada para celebrar esta victoria. Toda la producción se realizó sobre la carrocería coupé y no se podía elegir color, ya que el único disponible era el Sarthe Silver.

En 2008 el DB9 recibió un ligero facelift con algunos cambios de parachoques y un aumento de la potencia hasta los 470 CV y con una caja de cambios Touchtronic modificada para ser más rápida. En 2011 volvió a recibir pequeños cambios que afectaron a materiales del interior, llantas y algún detalle del exterior. Sin embargo, a finales de 2012 Aston Martin anunció un nuevo facelift para el DB9 en el que cambiaba todo el frontal, asemejándose al del Virage, y la potencia del motor V12 llegó hasta los 517 CV del DBS.

Y como ya ocurrió en anteriores modelos DB hubo una versión mejorada y más prestacional, pero no se llamó DB9 Vantage, sino que se llamó DBS. Esto se debe a dos motivos: el primero es que el nombre Vantage ya se estaba usando en el V8 Vantage y el segundo es que el DBS no ofrecía lo mismo que el DB9 por lo que se podía considerar una especie de sustituto o de vehículo alternativo al DB9. Algo similar a lo que ocurrió con el DB6 y el primer DBS.

El diseño del DBS era claramente el de un DB9 con nuevos parachoques y aditamentos estéticos y aerodinámicos. El motor era el mismo V12 de 6 litros pero la potencia ascendía hasta los 517 CV, lo que lo convirtió en el GT más potente de la gama cuando se presentó en 2007 en el Concurso de Belleza de Pebble Beach.

Dos años después de presentar el DBS, Aston Martin presentó en el mismo escenario el DBS Volante, la versión abierta del DBS. Ambos se mantuvieron en el mercado hasta 2012, momento en el que el DBS se despidió a través de la edición limitada Ultimate Edition.

Tras esta edición limitada, Aston Martin presentó el nuevo Vanquish, un GT deportivo creado para sustituir al DBS y ofrecer un GT potente fuera de una gama DB que sigue viva gracias al incombustible DB9.

100 años de Aston Martin. La saga DB (II)

Categoría: ConvertibleCoupéDeportivoHistoria del MotorPortadaSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.