Los Aston Martin DB desde el primero, el DB2, hasta el legendario DB5.

La saga más longeva y exitosa de Aston Martin es la línea DB, cuyo significado es David Brown, esas letras representan la máxima exponencia de la marca británica.

En 1950 Aston Martin presentó el DB2 en el Salón de Nueva York. Basado en el Aston Martin 2 Liter Sport, modelo al que le sustituía y que era conocido popularmente como DB1 ya que fue el primer modelo que Aston Martin comercializó bajo el mando de David Brown.

El Aston Martin DB2 utilizaba un motor de 2.6 litros y 6 cilindros en línea que provenía de un motor V12 de Lagonda. Este motor entregaba una potencia de 105 CV haciendo el DB2 un coche capaz de acelerar de 0-100 km/h en 12.4 segundos. Aunque ese motor tuvo una actualización con la que la potencia llegó hasta los 125 CV, consiguiendo una velocidad máxima de 187 km/h y una aceleración de 0-100 km/h en 11.2 segundos.

En total se produjeron 411 unidades, de las cuales 102 eran de la versión descapotable Drophead Coupé.

El Aston Martin DB2 dio paso al DB2/4, un modelo producido y vendido entre 1953 y 1957 que se basaba en el modelo al que sustituía. En principio utilizó el mismo motor que el DB2 aunque en 1954 recibió una actualización de ese motor, con un cubicaje de 2.9 litros y una potencia de 140 CV y que le llevaba hasta los 190 km/h. Con el DB2/4 MkII, el motor se volvió a actualizar para ofrecer 165 CV de potencia.

Del DB2/4 existieron dos versiones al margen de las construidas por Aston Martin. Bertone hizo una versión Spider del DB2/4 MkI con una producción desconocida que se establece en 4 ó 5 unidades. Por otro lado, Touring Superleggera hizo su versión Spider del DB2/4 MkII, del que se construyeron 3 unidades.

En total Aston Martin construyó 764 DB2/4, un éxito que motivó a Aston Martin para seguir con los modelos DB.

Por eso en 1957 ya tenían listo el DB MkIII, conocido también como DB3, un modelo que duró en el mercado solo dos años. Se trataba de una evolución del DB2/4 Mk II cuya principal novedad estética fue la inclusión de la parrilla mucho más estilizada que sus antecesores. Dicha parrilla es la que formó las líneas definitivas de la que encontramos actualmente en la gama Aston Martin.

En cuanto al motor, era el mismo 2.9 con 6 cilindros en línea que estaba acoplado a una caja de cambios hidráulica de accionamiento manual. Este motor rendía una potencia de 162 CV aunque de manera opcional se podía equipar un sistema de doble escape que hacía que la potencia escalase hasta los 180 CV, potencia que le permitía llegar hasta los  193 km/h de velocidad máxima.

Sin embargo Aston Martin ofreció este mismo motor con tres cebadores doble Weber 35 DCO 3, árbol de levas de largo recorrido, pistones de alta compresión y el sistema de doble escape. Con todo esto la potencia llegó hasta los 195 CV. Sin embargo fueron pocos los que optaron por esta configuración del motor, ya que tan solo se tiene constancia de 10 coches equipados con este motor.

A modo de curiosidad cabe destacar que hubo un DB Mark III equipado con el motor DBC de competición que rendía una potencia de 214 CV.

Finalmente en 1959 finalizó la producción del DB Mark III con un total de 551 unidades construidas, 462 de las cuales eran en carrocería hatchback, 84 Drophead Coupé y 5 Fixed Head Coupé.

Pero el año anterior de que Aston Martin finalizase la producción del Mark III, comenzó la producción de su sustituto, el  DB4. Presentado en Londres en 1958, se trataba de un modelo completamente nuevo. El diseño corrió a cargo de Carrozzeria Tpuring y los procesos de fabricación de la carrocería que Aston Martin utilizó en el DB4 fueron los dictados por el carrocero italiano. A pesar de ello, fue el primer modelo en construirse en Buckimghamshire.

El Aston Martin DB4 utilizó un motor de 6 cilindros en línea y 3.7 litros que desarrollaba una potencia de 240 CV que permitían alcanzar los 224 km/h y acelerar de 0-100 km/h en 9.3 segundos.

Este motor fue el que utilizó tanto el Aston Martin DB4 como el DB4 Convertible, del que se construyeron un total de 70 unidades. Pero hubo otros modelos que utilizaron una versión optimizada de este motor.

Uno de ellos fue el DB4 GT, un vehículo que gracias a la utilización de planchas de aluminio más finas conseguía reducir el peso. Y a la par se hizo una actualización del motor que se ofrecía con 3.7 ó 3.8 litros de cubicaje y una potencia de 302 CV que le propulsaban hasta los 246 km/h y aceleraba de 0-100 km/h en 6.1 segundos. En total se construyeron 75 unidades y a parte se ensamblaron 19 DB4 GT Zagato, donde el carrocero italiano transformó el exterior.

En 1961 fue presentado el DB4 Vantage, una versión de altas prestaciones del DB4 cuyo motor desarrollaba una potencia de 266 CV. De esta versión se construyeron un total de 136 en carrocería coupé y 32 convertibles. Al margen de esto se construyeron además 14 unidades del Vantage GT, que no era más que un DB4 Vantage que equipaba el motor del DB4 GT.

Finalmente, en 1963 y tras 1.100 unidades construidas, el Aston Martin DB4 se despidió y dejó paso a su sucesor, el DB5, más conocido por ser el primer Aston Martin de James Bond, interpretado entonces por Sean Conery.

Diseñado también por Carrozzeria Touring, presentaba un diseño bastante parecido al del DB4. Sin embargo a nivel mecánico sí que había más diferencias. El motor era el mismo de 6 cilindros en línea que utilizó el DB4, pero la capacidad fue aumentada hasta los 4 litros y la potencia llegó hasta unos 282 CV que llevaban al DB5 hasta los 233 km/h. Acoplado a este motor estaba una caja de cambios ZF automática de 5 velocidades.

Como ya ocurrió en el DB4, el DB5 tuvo una versión prestacional, el DB5 Vantage. El motor fue equipado con tres carburadores de doble cuerpo Webber 45DCOE y con un árbol de levas de largo recorrido para poder obtener un total de 315 CV. Del Aston Martin DB5 Vantage solo salieron 65 unidades de fábrica.

Como no podía ser de otra forma, el DB5 tuvo también una carrocería convertible de los que fueron construidos 123 entre 1963 y 1965. De todos ellos, tan solo 19 fueron construidos originalmente con el volante a la izquierda. Entre 1965 y 1966 construyeron una versión descapotable basada sobre un chasis corto del DB5. A esta versión la denominaron DB5 Volante, la primera vez que dicha denominación fue utilizada por la marca británica.

Del DB5 se construyó una tercera carrocería. El DB5 Shooting Brake, una versión con una zona trasera más amplia para aumentar la zona de carga. De esta carrocería se construyeron 11 ó 12 unidades y utilizó unos pilotos procedentes de Triumph que utilizaría el Aston Martin DB6.

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157633125577814]

100 años de Aston Martin. La saga DB (I)

Categoría: ConvertibleCoupéDeportivoHistoria del MotorPortadaSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.