Mejora mucho y se vuelve más interesante.

Destaca por un interior amplio y por su polivalencia, ya que todas las versiones tienen siete plazas en tres filas de asientos.

El nuevo SsangYong Rexton W, como lo llama la marca coreana, mide 4,76 metros de longitud, 1,90 de anchura y 1,84 de altura. Es un poco más grande que el modelo anterior. Para este modelo, SsangYong sigue confiando en una arquitectura clásica de los 4×4, con chasis de largueros y la carrocería unida al chasis. En cuanto a la suspensión, hay dos tipos de suspensión trasera. Con cambio automático es de paralelogramo deformable y con cambio manual es de eje rígido. Nosotros hemos probado la versión automática y con ese esquema de suspensiones es un coche muy cómodo.

En este nuevo modelo, los cambios respecto al modelo anterior afectan principalmente al frontal donde cambia la parrilla, los faros, los paragolpes y los antiniebla. Detrás, los cambios se centran en los pilotos traseros, en el paragolpes más voluminosos y en el nombre del modelo, “Rexton”, que ya no está cromado. Un logotipo “W” preside el lateral izquierdo. En cuanto a las funciones de alumbrado, se han incorporado luces de LEDs a las funciones de luz de posición, delantera y trasera, intermitentes laterales y luz de pare. Las luces diurnas son halógenas y se encienden solidariamente con las de posición. Este modelo objeto de la prueba se puede adquirir por 32.900 €.

Prueba Rexton W exteriores (11)

El SsangYong Rexton W tiene un habitáculo homologado para siete ocupantes. El nivel de habitabilidad es muy bueno en todas las plazas, incluidas las plazas de la tercera fila de asientos, que son válidas incluso para adultos de hasta 1,80 metros. Los asientos delanteros son muy cómodos y, en el caso de nuestra unidad de pruebas, estaban forrados en un cuero de grano fino que tenía un tacto muy agradable.

Sin ser unos asientos muy envolventes y con un cuero muy suave, recogen bien el cuerpo sin que apenas uno se resbale. Los reposacabezas quedan cerca de la cabeza y tienen regulación en altura y profundidad. Los ajustes de ambos asientos delanteros son mecánicos, los habituales de desplazamiento longitudinal, en altura e inclinación del respaldo. El asiento del conductor tiene, también, reglajes de inclinación de la banqueta y el ajuste lumbar.

Los asientos de las plazas traseras son bastante planos, tanto por banqueta, como por respaldo. Al ser tan planos, facilitan mucho el acceso al interior y la movilidad para pasar de una plaza a otra. Es especialmente útil para poner alfombrillas de goma para las excursiones por el campo. Los reposacabezas, al igual que los de las plazas delanteras, quedan cerca de la cabeza. Unicamente se pueden regular en altura. Sólo tenemos reposacabezas en las plazas laterales. La plaza central de la segunda fila de asientos no tiene reposacabezas.

Prueba Rexton W exteriores (12)

Los asientos de la segunda fila se pueden abatir en proporción 60/40 para dejar más capacidad de carga. No queda totalmente enrasado con el piso del maletero. Las plazas laterales de la segunda fila de asientos se pueden recoger y abatir para dejar un buen acceso a las dos plazas de la tercera fila. El respaldo de la segunda fila de asientos cuenta con varias posibilidades de inclinación que permite que los ocupantes puedan encontrar una postura más confortable durante los largos desplazamientos. Es un buen detalle para un coche que será muy utilizado para viajar. En el respaldo de la plaza central hay un apoyabrazos que resulta confortable. El reposabrazos no dispone de huecos ni posavasos.

El puesto de conducción es cómodo ya que, tanto el asiento como el volante ofrecen suficientes reglajes como para encontrar la postura adecuada con facilidad. Además, el resto de mandos de control (pedales y mando del cambio) también están bien ubicados. Sin embargo para mi el asiento queda un poco alto con respecto a las posibilidades de reglaje del volante. A veces nos ocurre que el asiento, en su posición más baja, queda alto en relación con el volante, que en su posición más baja queda algo bajo, dejando poco espacio entre el volante y las piernas.

Todos están bien ubicados y la sencillez es lo que prima por encima de todo. Tenemos los mandos justos y necesarios para manejar las diferentes funciones con rapidez. El volante tiene un diámetro grande y grosor fino. Está forrado en cuero con dos secciones en madera lacada. La parte de cuero tiene, para mi, un tacto agradable pero la de madera lo tiene menos. Habrá gente que le guste, a mi no me agrada el tacto de esa parte del volante. El volante tiene una zona central voluminosa y con un diseño sencillo, que cuenta con unos botones para controlar el sistema de audio y el cambio de marchas secuencial.

Prueba Rexton W interiores (58)

Detrás del volante, están los típicos mandos satélite que sirven para accionar los indicadores de dirección, las luces, los limpiaparabrisas y un mando para el regulador de velocidad, que no tiene control activo. A la izquierda del salpicadero, hay unos mandos dedicados, uno para bloquear el diferencial, otro para regular la altura de las luces de carretera y encender las antiniebla. En la consola, hay un grupo de botones agrupados que permiten desempañar el parabrisas, activa la calefacción para el lavaparabrisas, desactivar parcilamente el ESP, activar el control de descenso y encender las luces de emergencia. Todos los mandos tienen una buena ubicación y tienen un tacto suave y preciso.

En la parte central de la consola, situado un poco bajo para mi, hay una pantalla LCD color y táctil de 7” con las siguientes funciones: sistema Bluetooth con audio streaming, navegador iGO 8, Radio/CD/MP3, DVD/DVD-R/RW, DVD+R/RW/VCD, Radio con RDS, Lector de tarjetas SD, un puerto USB, un cable con conexión Ipod en la guantera y la cámara de visión trasera para estacionar. El sistema está preparado para que pueda montarse más funciones, como un sistema de video, radio digital, etc. Es un sistema con muchas posibilidades. Podemos gestionar todo tipo de archivos e incluso escuchar canciones vía bluetooth a través de, por ejemplo, el teléfono móvil. Nuestra unidad equipaba de serie un sistema de navegación iGO 8 que es una maravilla por lo completo que es y lo fácil que resulta actualizar la cartografía. Ofrece mucha información y los mapas de un total de 43 países, en los que se incluye todo el continente europeo. Incluye base de datos de radares fijos.

Prueba Rexton W interiores (74)

El navegador dispone de cartografía en 3D y muestra los edificios más emblemáticos de las ciudades donde es posible. La interfaz gráfica es buena, quizás un poco recargada de información y la voz que nos guía está bien grabada y real.

El sistema de climatización funciona muy bien. Lo hemos probado con unas temperaturas frías y el resultado ha sido satisfactorio. Puede calentar el coche con bastante rapidez y eficacia. Todas las funciones se pueden controlar mediante tres grupo de botones que ofrecen un tacto agradable.

El Rexton W es un coche con huecos suficientes, pero para un coche familiar se echan de menos que tenga alguno más. El conductor tiene suficientes huecos para dejar todos los pequeños objetos que se suelen llevar encima. Delante del asiento del acompañante hay una guantera que está bien iluminada y la apertura de la tapa está amortiguada. En el reposabrazos tenemos un hueco con apertura amortiguada y un hueco con tapa, profundo y de buena capacidad. En la consola, delante del mando del cambio, hay dos posavasos y un cenicero extraible. Todas las puertas tienen bolsas rígidas para guardar objetos, botellas, etc. Los ocupantes de las plazas traseras disponen de bolsas en los asientos y en los respaldos de las plazas delanteras.

El maletero tiene una capacidad de 680 litros con la tercera fila de asientos plegada. Sus formas son regulares y el piso es completamente plano. El fondo esta guarnecido con moqueta y los laterales con plástico rígido. Si abatimos los asientos de la segunda fila de asientos la capacidad aumenta hasta los 1.560 litros. Con la tercera fila de asientos se queda en apenas 200 litros. Los asientos de la tercera fila se abaten fácilmente y el mecanismo para realizarlo está bien fabricado y tiene un tacto sólido. Hay un cofre con tapa para dejar todos los accesorios necesarios para el mantenimiento del vehículo y los triángulos de emergencia. Este cofre tiene una toma de alimentación de 12V. El maletero está cubierto por una bandeja enrollable pero no la teníamos en nuestra unidad de pruebas. Las plazas de la tercera fila tienen huecos con redes elásticas para dejar objetos.

Prueba Rexton W interiores (40)

El Rexton W sustituye el antiguo motor diesel de origen Mercedes-Benz por un moderno y más eficiente motor diésel con turbo de geometría variable, denominado e-XDi200, que cumple con Euro5 y rinde 155 CV a 4.000 rpm y 360 Nm de par constante entre las 1.500 rpm y las 2.800 rpm. El consumo medio homologado es de 7,8 litros cada 100 km. Nosotros hemos medido 8,2 litros de media a los 100 km en la prueba dinámica y no lo hemos llevado pensando en consumir poco. Ciertamente, podremos reducir el consumo con una conducción más económica, pero no mucho más porque el coche pesa. Este motor da todo su rendimiento hasta las 4.500 rpm, punto a partir del cual no hay más donde rascar. Pero este motor sorprende, por lo bien que mueve los 2.060 kg que pesa este Rexton W.

La caja de cambios, automática de 5 velocidades, tiene recorrido largos lo que es algo normal en un coche de este tipo. Las relaciones están bien escalonadas. Decir que este vehículo alcanza con muchísima facilidad velocidades por encima del límite legal y la mantiene muy fácilmente. El manejo secuencial se realiza mediante levas en el volante o gatillo en el mando del cambio. Si queremos más prestaciones, la versión con cambio manual tiene mayores prestaciones, pero para el campo preferimos el cambio automático.

Salvo por los neumáticos Kumho Solus de uso mixto que lleva, con medidas 255/60R18 y que tienen bastante deriva en carretera, circula muy bien por carretera a velocidades normales. Tienen un agarre regular en seco y mojado y normal fuera de carretera. Pero no busquemos situaciones para las que el Rexton no está pensado, como que sea efectivo en carreteras con curvas. Por la misma razón que un deportivo no se prueba por el campo. Es un coche que va bien por carretera y excepcionalmente bien por el campo. La dirección es extremadamente asistida y suave, pensada básicamente en su efectividad en la conducción off road. Es aquí donde el Rexton W nos da la parte más divertida de la prueba.

En caminos de tierra puede ir muy rápido, filtrando con efectividad los pequeños baches pero también los más grandes, gracias al recorrido de su suspensión y la distancia con el suelo. En zonas complicadas, con mucho barro o con profundos charcos, no hemos tenido problemas para afrontarlos, saliendo airosamente en la posición 4H. Para las zonas mas complicadas, la posición 4L reduce el desarrollo y nos permite pasar sin problemas por zonas con roderas profundas, barro y zonas resvaladizas con pendientes pronunciadas.

Prueba Rexton W interiores (92)

El manejo de las distintas posiciones de la tracción se realiza girando un mando situado a la izquierda del volante. Podemos pasar indistintamente de tracción trasera, posición por defecto 2H, a posición 4H en marcha, Esto sólo hasta 70 km/h. La posición 4H del diferencial central manda par de forma constante en una relación de 50/50 entre el eje delantero y el trasero. Para situaciones extremas siempre podemos contar con la posición 4L, que conecta la reductora. Esta posición sirve, por ejemplo, para arrancar en una fuerte pendiente. Para salvaguardar el sistema de tracción al pasar de 4H a 4L, hay que esperar hasta que aparezca el testigo luminoso de la tracción en el cuadro de instrumentos.

El equipo de seguridad activa cuenta con un chasis con zonas específicas de deformación programada, ABS con distribuidor electrónico de frenada EBD, ESP, TCS, ARP, HSA, seis airbag, barras de protección lateral o anclajes Isofix entre otros muchos elementos. Los renos han respondido magníficamente. El tacto del pedal de freno es muy correcto, pero hay que frenar fuerte si queremos frenar “de verdad”.

Sorprende lo bien aislado que esta el sonido del motor. Lo que más oímos en carretera es el ruido aerodinámico y de rodadura. El motor solo se hace presente en las fases de aceleración a plena carga pero de forma muy atenuada.

El Rexton W entra en un segmento con muchos y variados competidores. Tiene cosas muy buenas, como la capacidad 4×4, el ser capaz de transportar 7 pasajeros y que además es un coche tremendamente cómodo en carretera. Los posibles clientes que necesiten un coche para casi todo, que sirva para viajar y también para ir por el campo, tendrán una opción interesante en el Rexton W. Es un todo incluido que está disponible por poco más de 30.000 euros. No es un coche lujoso es sentido estricto de la palabra, pero es un coche digno y duro como pocos. Además cuenta con 3 años de garantía o 100.000 km, lo que llegue antes.

Vídeo

Imagen de previsualización de YouTube

Galería exterior

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157633133176445]

Galería interior

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157633137874850]

Prueba: SsangYong Rexton W 200eXDi Limited 4×4 Aut.

Categoría: 4x4PortadaPruebasSegmentoSUV
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.