Es el primer coche diseñado por Renault para ser 100% eléctrico.

Está disponible desde 21.250 euros, sin ayudas. La batería se alquila desde 79 euros al mes, y llega con tres niveles de equipamiento.

El ZOE se fabrica en la fábrica de Flins. Desde el 6 de marzo de 2012, el ZOE se puede reservar en 11 países desde la web Renault-ZE. Está a la venta en España, con tres versiones de equipamiento (Life, Intens y Zen), desde 21.250 euros. El precio contempla la asistencia en caso de avería, incluida la de energía (precio para 12.500 kilómetros anuales/36 meses).

Es el primer modelo de la marca en incorporar la nueva filosofía de diseño. El tono azulado del logo, de las ópticas delanteras y de los cristales sobretintados revelan que es un modelo eléctrico. Los pilotos traseros transparentes con ribetes concéntricos azules se tornan rojos al frenar y al encender las luces de noche. Los faros delanteros son bi-halógenos y cuenta con un gran logo sobre el fondo negro en la calandra. La gran boca de aireación está flanqueada de dos «hoyuelos» que enmarcan las luces de día.

En el interior, las superficies del salpicadero están esculpidas de un solo bloque. El diseño de la moldura del salpicadero recuerda a un aspa de molino eólico. Este elemento estrena un nuevo material en el automóvil, muy suave al tacto e inspirado en el mundo del interiorismo. Los tonos del interior son claros, los asientos cuentan con reposacabezas integrados y están tapizados en textil con un tratamiento Teflón antimanchas. La sigla Z.E. está presente en el pomo de la palanca de velocidades y en el reposacabezas del asiento del conductor. El techo y el salpicadero también lucen un pictograma en forma de circuito impreso.

El cargador Camaleón es una patente de Renault y se adapta a la potencia disponible en la toma, tanto en monofásico como en trifásico y hasta 43 kW. De este modo, Renault ZOE es capaz de recargar un 80% de su batería en 30 minutos. El Camaleón también ofrece la ventaja exclusiva de recargar ZOE a potencias variables: por ejemplo, a 11 kW (aproximadamente 2 horas de recarga) o a 22 kW (el 80% de la batería en 1 hora de recarga). Estos niveles de potencia intermedios preservan mejor el tiempo de vida útil de las baterías y su impacto en la red eléctrica es menor que el de una recarga «rápida» a 43 kW.

El cargador Camaleón es la solución desarrollada por Renault que permite llevar a bordo del vehículo eléctrico un cargador de fuerte potencia a un coste reducido. La idea principal consiste en «desviar» el motor y el ondulador de su función en tracción para contribuir también a la carga de la batería. Un nuevo órgano desarrollado por Renault, el cajetín de interconexión (o «Junction Box»), supervisa la carga, rectifica la corriente alterna en corriente continua y comunica con el borne.

Integrado debajo del capó de ZOE, Camaleón simplifica considerablemente la tecnología de los bornes de carga de alta potencia (43 kW). De hecho, al no necesitar rectificador de corriente, las infraestructuras de carga rápida serán 4 veces más baratas y sencillas de implantar a gran escala.

Renault R-Link reagrupa todas las funciones multimedia: la navegación, la radio, la telefonía y el audio streaming Bluetooth, la música y la conectividad de los aparatos portátiles, los servicios conectados (según las versiones), etc. Se controla desde la pantalla táctil de 7″ o gracias al reconocimiento de voz intuitivo. La función Text To Speech (TTS) ofrece una lectura automática en voz alta de los textos y flujos RSS de algunas aplicaciones nada más ponerse en movimiento el vehículo.

Entre las características de uso podemos encontrar el histograma del consumo energético, visualización de los flujos de energía y programación de la carga. La navegación propone también servicios específicos como la burbuja de autonomía, el trayecto más económico o la localización de los bornes de recarga así como su disponibilidad –borne libre u ocupado (dependiendo de los países). R-Link permite también visualizar el resultado de eco-conducción y mejorarlo gracias al «eco-scoring» y el eco-asesoramiento.

El conductor del ZOE podrá, desde su teléfono móvil o su ordenador consultar la información relacionada con la carga gracias al «My Z.E. Connect» disponible desde la gama básica. Este pack incluye la activación o interrupción de la carga a distancia si el vehículo está conectado a un borne de carga. La programación de la carga a distancia (sólo desde el PC) con la posibilidad de beneficiarse de las tarifas preferentes de los proveedores de electricidad. También podemos arrancar el coche o programar en diferido la climatización del habitáculo.

La navegación TomTom Z.E. LIVE muestra un círculo que permite visualizar el radio de acción correspondiente a la autonomía del vehículo. Una vez que el conductor ha elegido el destino, el sistema le informa de la capacidad para llegar hasta él. Cuando no es posible alcanzarlo, puede guiarle hasta un borne de recarga. También es capaz de proponer el trayecto más económico en cuanto a energía y de visualizar los bornes de carga cartografiados por TomTom en el mapa (según la localización geográfica del vehículo o del destino).

Renault R-Link está vinculado a los calculadores del ZOE y autoriza nuevas funciones relacionadas con el vehículo. El conductor puede visualizar en tiempo real el histograma del consumo energético así como los flujos energéticos entre la batería y las funciones consumidoras de electricidad de su vehículo como el motor, la climatización, la calefacción, el sistema R-Link, etc.

Al finalizar su recorrido, el conductor puede consultar sus prestaciones de eco-conducción a través de la función «Driving eco». Se le ofrecerá un análisis a posteriori de su conducción así como consejos personalizados para circular de forma «más económica». Una comparación entre los trayectos ayuda al conductor de retarse a sí mismo y a mejorar su eco-conducción.

Renault R-Link está también conectado al mundo exterior y a Internet por una conectividad EDGE 2.75G integrada. Los servicios conectados, que reagrupan TomTom LIVE y las alertas Coyote de serie, informan en tiempo real al conductor sobre las condiciones de circulación, lo que le permite reducir su tiempo de trayecto.

TomTom LIVE ayuda al conductor a optimizar su recorrido con la función de información de tráfico HD Traffic, con  la mayor base de datos de localización actualizada en tiempo real TomTom Places, con las previsiones meteorológicas a 3 días vista de Meteo y con las alertas de seguridad vial en tiempo real de Zonas de peligro.

El ZOE cuenta con Z.E. Voice, un sonido exterior que avisa a los peatones de que el vehículo se acerca. Z.E. Voice se escucha entre 1 y 30 km/h. El conductor podrá elegir entre tres sonidos. Para ofrecer un buen confort térmico, la bomba de calor produce calor y frío simplemente al invertir el funcionamiento del circuito, y con tan sólo 1 kW de electricidad restituye alrededor de 2 kW de frío o 3 kW de calor. La temperatura del habitáculo es así también más constante ya que no depende de las calorías generadas por el motor. El preacondicionamiento programable calienta o refresca el habitáculo de ZOE cuando el vehículo está conectado al poste de carga.

El neumático MICHELIN Energy E-V es una innovación de Michelin desarrollada conjuntamente con Renault para el ZOE. Este neumático mejora la autonomía del vehículo. Su banda de rodadura, su dibujo y sus flancos han sido estudiados para soportar el par motor del ZOE y adaptarse a los usos específicos del vehículo eléctrico. Disponible en 15’’ y 16’’, equipa de origen a todos los ZOE.

Renault ZOE está basado en la plataforma B, la misma del Nuevo Renault Clio con el que comparte el tren delantero de tipo pseudo-McPherson con brazo inferior en forma de triángulo, mientras que la cuna y los brazos inferiores de suspensiones proceden del Mégane. El tren trasero de eje flexible y deformación programada es el más robusto del grupo para soportar el peso de la batería que aloja el chasis.

El motor eléctrico síncrono con rotor bobinado ofrece una potencia de 65 kW (88 CV). En menos de una centésima de segundo, ofrece un par máximo de 220 Nm que permite aceleraciones y recuperaciones excelentes desde los regímenes más bajos. La aceleración de 0 a 50 km/h es de 4 segundos. Tiene una velocidad máxima limitada a 135 km/h y es el único vehículo eléctrico en sobrepasar los 200 km (210 km) en la homologación en ciclo normalizado (NEDC), gracias al sistema «Range OptimiZEr».

Los costes de mantenimiento del vehículo eléctrico son hasta un 20% inferiores a los del vehículo térmico. No hay que cambiar ni la correa de distribución, ni el filtro de aire o de carburante.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157629167524682]

El nuevo Renault ZOE, a la venta desde 21.250 euros

Categoría: EléctricoNovedadesPortadaSegmentoUtilitario
6

6 comments

  • # Me encanta, al fin algo diferente! Es una cucada… Enhorabuena por esas fotos.

  • # No me extraña. Ya quisiera hacerme con uno! Me encanta en negro y esos detalles azules le dan un toque futurista, de pureza y te da a entender que es un coche que apuesta por la ecología y un aire llimpio

  • Mira que sois renolíticos…
    En serio, me parece un avance la calefacción por bomba de calor… creo que es el primero en esto.
    Yo en cuanto tenga 150 km de autonomía en autovía me compro uno.

  • # Rolls_12, todos somos «íticos» en algo jeje 😉

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.