La marca de la estrella entrará en el segmento B con una nueva gama.

Con el acuerdo de cooperación con Renault, el fabricante alemán entrará de lleno en uno de los segmentos más movidos de mercado en la que solo está presente su rival Audi y lo hará antes de la próxima década.

La nueva gama de modelos del segmento B se llamará Clase X, una letra que no tiene una relación directa con el segmento al que define la nueva gama de modelos. Con la firma del acuerdo de cooperación con Renault, el fabricante alemán hará su primera incursión en el segmento B de los utilitarios, a la vez que replantea su estrategia comercial con smart.

Teniendo en cuenta que Audi ya se encuentra en ese segmento con el A1 y que es un mercado con una tasa de crecimiento elevada, Mercedes-Benz ubicará un modelo de cuatro metros entre el smarty la Clase A, no solo en respuesta al Audi A1 sino también al MINI y al nuevo modelo de tracción delantera de BMW, el conocido como mmmmmm.

La decisión acordada por el fabricante ha sido la de recurrir a la alianza Renault-Nissan, ya que el futuro smart fortwo continuará siendo un modelo con motor trasero y acortar la nueva plataforma de tracción delantera MFA aumentará los costes, dado que esta base mecánica no está diseñada para modelos más pequeños que un Clase A o Clase B. Por ello, la plataforma modular del Renault Clio será compartida con este nuevo Clase X.

Previsto para que en 2018 esté ya en el mercado, la futura gama del Mercedes-Benz Clase X estará formada por diferentes carrocerías, con variantes de tres y cinco puertas, un familiar y un crossover, dejando en el aire versiones cabrio y coupé, todas contando con motores de tres y cuatro cilindros en línea dotados de inyección directa y turbocompresor, de 1.0 a 1.6 litros, en gasolina y diésel y con una versión eléctrica y otra híbrida. las transmisiones serán automática, manual y de doble embrague, todas de cinco y seis velocidades.

Mercedes-Benz no tiene la menor intención de que su nueva gama de modelos sea un modelo de masas, sino que pretende ser la alternativa Premium a todos los generalistas y convertirse en una opción frente a la segunda generación del Audi A1 y al nuevo modelo de BMW, ya que como todo modelo de la marca alemana, podrá contar con todos los sistemas de asistencia a la conducción, de entretenimiento y de confort, los disponibles y los que llegarán hasta que sea presentado.

Los primeros modelos en llegar de la nueva Clase X serán las variantes de tres y cinco puertas y será el familiar y el crossover, también basado en el nuevo Captur, los que continuarán para completar la gama, debutando en el segundo semestre de 2017 y serán producidos en la factoría de Novo Mesto, en Eslovenia, con una producción media anual estimada en 100.000 unidades y con unos precios que se moverán entre 15.000 y 20.000 euros.

Información de Revistadelmotor.es y recreación de Autobild.de

Mercedes-Benz ya trabaja en la nueva Clase X

Categoría: Actualidad
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.