Un buen coche para casi todo.

Probamos el KIA Sportage CRDI de 136 CV, un coche con un diseño destacado y unas prestaciones que le hacen ser bueno para casi cualquier uso de una familia media.

El KIA Sportage ha marcado el inicio de la nueva KIA, en un momento en el que la marca coreana mostró al mundo que era capaz de ofrecer un producto muy atractivo, de calidad y a un precio competitivo. Era el inicio de una nueva etapa dentro de la firma coreana, en la que aparecerán nuevos productos más modernos y avanzados. Hemos querido probar el Sportage AWD con el motor diésel de 136 CV por que es la versión mas polivalente del SUV compacto de KIA.

Lo más destacable del Sportage es que se desenvuelve muy bien en todos los terrenos, siendo muy destacable su desempeño por el campo, con una agilidad sorprendente. No está hecho para ser un TT puro, ningún SUV compacto está hecho para tal cosa, pero el Sportage es de los más ágiles y efectivos en pistas de tierra. Además es un coche bien pensado para el día a día, ya que tiene un buen número de soluciones prácticas, su interior es amplio, ofrece una buena relación calidad-precio-equipamiento y tiene un tacto de conducción agradable en carretera.

DSCF2375

El interior tiene una buena calidad percibida y los ajustes son correctos, el interior está terminado con plásticos duros al tacto salvo la parte superior de la consola y algunas partes de las puertas que están acabados con plásticos blandos de tacto agradable. Todas las piezas cuentan con un ajuste correcto entre piezas y sin fallos demasiado evidentes. Pero hay algunos plásticos que tienen una apariencia que desentona con el conjunto final. Por ejemplo, la diferencia entre el plástico de la parte superior del salpicadero, bien terminado, no acaba de casar con el plástico más duro. Aún así no hay crujidos ni ruidos parásitos, ni siquiera cuando circulamos por caminos rotos.

Las puertas están acabadas con un panelado con un acabado textil para la zona del reposabrazos. El anclaje y el ajuste de estas piezas, tanto en las plazas delanteras como las traseras es bueno, porque al poner la música alta no vibran casi nada. El Sportage tiene un habitáculo homologado para cinco ocupantes. El nivel de habitabilidad es bueno en todas las plazas, aunque hay más espacio en las plazas delanteras, en las traseras las plazas gozan de una buena distancia con el techo y el respaldo de los asientos delanteros.

Los asientos delanteros son muy cómodos y en el caso de nuestra unidad de pruebas, estaban forrados en un tejido textil que tenía un tacto agradable. Sin ser unos asientos muy envolventes recogían bien el cuerpo sin que apenas se resbale. Los reposacabezas quedan cerca de la cabeza y tienen regulación en altura.

Los asientos de las plazas traseras son de diseño casi plano, con un pequeño resalte en la banqueta, y prácticamente plano en la zona del respaldo. Al ser tan planos, facilitan mucho el acceso al interior y para que los ocupantes puedan moverse sin problemas de una plaza a otra. Ayuda también el hecho de que el suelo en la parte trasera sea prácticamente plano. Los reposacabezas traseros, al igual que los de las plazas delanteras, quedan cerca de la cabeza. Tienen forma de coma y únicamente se pueden regular en altura.

DSCF2368

El respaldo cuenta con varias posibilidades de inclinación que permite que los ocupantes puedan encontrar una postura más confortable durante los largos desplazamientos. Éste es un detalle que no se suele ver en la mayoría de los coches. En el respaldo de la plaza central hay un apoyabrazos con dos posavasos integrados que se puede ocultar y que resulta confortable. Sería perfecto si se pudiera regular en varias posiciones, ya que cuando lo abrimos, puede quedar demasiado alto para algunos ocupantes.

En las plazas traseras, el piso queda un poco cerca respecto de la banqueta, lo que provoca que las piernas de los ocupantes de las plazas traseras vayan un poco encogidas. Esto va en función de gustos y de complexiones, ya que los ocupantes mas altos si notarán mayor incomodidad. Lo que sí es de agradecer es que el piso es completamente plano, un detalle a valorar en un coche de tracción integral.

El puesto de conducción es cómodo ya que tanto el asiento como el volante ofrecen amplios reglajes para encontrar la postura adecuada con facilidad. Además, el resto de mandos de control (pedales y mando del cambio) también están bien ubicados. Todos están bien ubicados y la sencillez de uso es lo que prima por encima de todo. Tenemos los mandos justos y necesarios para manejar las diferentes funciones con rapidez.

El volante tiene un tamaño y grosor buenos. Está forrado en cuero y tiene un tacto agradable. Integra los típicos mandos que nos permiten controlar el equipo de sonido a la izquierda, el regulador de velocidad a la derecha y el teléfono en el radio inferior.

IMG_1382

Detrás del volante, están los típicos mandos satélite que sirven para accionar los indicadores de dirección, las luces, los limpiaparabrisas y el regulador de velocidad. Todos tienen una buena ubicación y un tacto suave y preciso. A la izquierda del salpicadero, hay unos mandos dedicados para bloquear el diferencial, activa el control de descenso, desconectar el control de estabilidad –parcialmente-, regular la altura de las luces de carretera y la intensidad de las luces del cuadro. En el tablero hay dos botones para consultar los datos del ordenador de bordo y poner a cero los contadores.

En la parte superior del salpicadero hay una pantalla monocromo en color ámbar con sistema Bluetooth para el teléfono y el audio, radio/CD/MP3, radio con RDS y conectores AUX y USB con conexión Ipod.

El sistema de climatización funciona muy bien. Lo hemos probado con temperaturas muy frías y el resultado ha sido satisfactorio. El climatizador ha sido siempre capaz de calentar el coche con bastante rapidez y eficacia. Lamentablemente y por motivos obvios no hemos podido probar el aire acondicionado. Todas las funciones se pueden controlar mediante mandos precisos y que ofrecen un tacto agradable y muy conseguido.

Todos los huecos del habitáculo están bien ubicados, son bastante accesibles y tienen muy buena capacidad: El conductor tiene suficientes huecos para dejar todos los pequeños objetos que se suelen llevar encima. Delante del asiento del acompañante hay una guantera que está refrigerada y la apertura de la tapa no está amortiguada. Todas las puertas tienen bolsas rígidas para guardar objetos. Los ocupantes de las plazas traseras disponen de bolsas en los asientos y dos posavasos integrados en el apoyabrazos central.

El maletero tiene una capacidad de 465 litros pero podemos ampliarlos hasta 1,353 litros abatiendo los asientos traseros, en proporción 60/40. Sus formas no son regulares porque los pasos de rueda son prominentes, pero el piso es completamente plano. El fondo esta guarnecido con moqueta y los laterales con plástico rígido con un tratamiento poco refinado y mas sufrido. Al abatir los asientos traseros, estos no quedan completamente enrasados con el piso del maletero.

DSCF2360

Los asientos se abaten fácilmente y el mecanismo dedicado a ello, que es un tirador, facilita dicha maniobra, porque está bien fabricado para que todo se realice con poco esfuerzo y con facilidad. Se agradece y mucho. Debajo del piso del maletero están las herramientas, la rueda de repuesto de uso temporal y los triángulos de emergencia. Todo un acierto que tenga rueda, sobre todo para un SUV. El maletero está cubierto por una bandeja enrollable que pesa muy poco, que se extrae con facilidad.

El Sportage con tracción a las cuatro ruedas es un todoterreno interesante para el conductor que valore un buen nivel de estabilidad en carretera y buenas aptitudes cuando llega el turno de circular por un camino en mal estado o en situaciones algo complicadas. Aunque el recorrido de la suspensión es generoso, ésta, transmite firmeza y contiene muy bien las oscilaciones de la carrocería. Cuando realizamos un apoyo en curva, ya sea a velocidades altas o moderadas, es un coche que transmite confianza y ofrece una buena pisada.

También es un coche seguro en carretera, ya que sus reacciones en situaciones límite, como un rápido cambio de dirección a altas velocidades o una frenada en línea recta o en pleno apoyo, son nobles porque son predecibles, equilibradas y seguras. Su nivel de estabilidad es elevado, sobre todo si tenemos en cuenta su centro de gravedad, peso y recorridos de suspensión.

DSCF2389

Siempre he tenido la sensación de conducir un coche estable, fácil de dominar ante una situación extrema. Sin ser excesivamente seca, la suspensión peca de ser algo más firme de lo que cabe esperar en un coche de estas características, sobre todo si solemos circular por caminos muy bacheados. No obstante, esa firmeza se agradece enormemente cuando solicitamos estabilidad en carretera.

Como coche de uso diario para cortos desplazamientos o para circular por la gran ciudad, el Sportage es un coche perfectamente válido, ya que tiene un tacto de conducción suave y agradable, es fácil de conducir, se aparca realmente bien y es suficientemente ágil para callejear. Como suele ocurrir en algunos todoterrenos, no tiene un tren delantero demasiado directo en los giros, aunque la dirección transmite buenas sensaciones y tiene un tarado bastante suave y agradable. Por su parte, el volante tiene un grosor y diámetro muy acertado.

Nuestra unidad de pruebas equipaba unos neumáticos Hankook Optimo con medida 225/60 R17. No me han parecido especialmente adherentes, peores en asfalto que en tierra. En curva el subviraje aparece muy pronto, debido al poco agarre de los neumáticos. En campo es un todoterreno que se defiende dignamente siempre que no le metamos en grandes compromisos. No tiene problemas para circular por caminos muy bacheados, y sale bien parado en zonas con mucho barro. Si la situación se complica en exceso, siempre podemos bloquear el diferencial para salir del entuerto sin grandes problemas. Además de todo esto, es un todoterreno con una buena altura respecto al suelo y sus ángulos de ataque, ventral y salida son bastante razonables cuando las condiciones del terreno se complican.

DSCF2317

El Sportage está propulsado por un motor diesel de dos litros que ofrece una potencia de 136 CV y un par motor máximo de 320 Nm. Se trata de una motorización refinada en líneas generales que no transmite demasiado ruido y vibraciones. No obstante, cuando lo arrancamos en frío o lo estiramos, sí que se hace notar. Estabilizados en carretera, el nivel de ruidos y vibraciones es muy bajo. Por rendimiento es un motor bastante correcto, y hasta satisfactorio. Es cierto que por debajo de 2.000 rpm ofrece una respuesta algo modesta, aunque la corta relación que tiene la primera y segunda velocidad hace que la salida desde parado sea bastante correcta. Entre 2.000 rpm y 4000 rpm está lo mejor que ofrece este motor. Siempre que nos movamos en ese margen de revoluciones, obtendremos una respuesta muy buena y un motor satisfactorio.

Aunque el consumo de carburante un es muy bajo, más o menos se ajusta a lo esperado en un coche de este peso, dimensiones y potencia. Según nuestras mediciones, nuestra unidad de pruebas ha dado un consumo medio combinado de 6,8 litros a los 100 km combinando carretera y ciudad. Esta motorización se encuentra asociada a un cambio manual de 6 velocidades que ofrece un buen guiado y tacto agradable. Los desarrollos del cambio están bien elegidos para buscar el equilibrio deseado entre prestaciones y consumo.

Este coche me produce una sensación gratificante. Lo miro por fuera y me parece un producto muy bien terminado, un buen coche que tiene todo lo que se necesita para triunfar incluido un acertado diseño. Una vez en marcha, es un coche muy satisfactorio, con unas impresiones y prestaciones muy correctas, un buen compromiso dinámico y unas aceptables capacidades para rodar fuera de carretera. Creo que es un coche que merece la pena.

 

Vídeo

Imagen de previsualización de YouTube

Galería

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157633053793879]

Prueba: Kia Sportage CRDI 136 CV AWD

Categoría: 4x4PortadaPruebasSegmentoSUV
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.