Dos todo-terrenos y tres deportivos, todos tan exquisitos como el preparador acostumbra.

Un Ferrrari F12 berlinetta de lo más peculiar, un Bentley Continental GT más exquisito,  dos preparaciones sobre el Clase G de lo más especiales y un Aventador del que solo se fabricarán seis unidades son las novedades del preparador para el Salón de Ginebra.

Entre las novedades de Mansory para el Salón del Automóvil de Ginebra se encuentra el Stallone, una denominación que el preparador ya utilizó para su propia creación sobre el Ferrari 599 GTB, modelo sustituido por el F12 berlinetta.

Para el nuevo Stallone, Mansory ha recurrido al uso extensivo de la fibra de carbono para crear un kit de carrocería en el que destaca un paragolpes delantero con un diseño similar al que utilizaron en el 599 GTB y un paragolpes trasero que incluye un nuevo difusor, un capó con importantes aberturas de refrigeración para el V12, unos nuevos espejos retrovisores, un alerón trasero que da más agarre al eje trasero y unas llantas forjadas de 21 pulgadas y neumáticos 225/30 R21 en el eje delantero y llantas de 22 pulgadas con neumáticos 355/25 R22.

Los cambios en el interior afectan sobre todo a los materiales utilizados donde el cuero es el principal protagonista junto a la Alcantara y la fibra de carbono. Los colores elegidos para el interior son el rojo y el negro.

En lo que al motor V12 de 6 litros respecta, la centralita ha sido reprogramada con el fin de obtener más potencia. Ahora, el motor rinde 775 CV, 35 CV más que el modelo de serie, mientras que el par motor se ha incrementado en 30 Nm, dejándolo en 725 Nm.

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157632911416537]

Mansory no quiere pasar desapercibida en Ginebra, y prueba de ello, es otra de sus preparaciones, el Sangius, basado en el Continental GT.

El exterior ha sido personalizado con un kit de carrocería realizado en fibra de carbono que trae consigo nuevos paragolpes delantero y trasero y nuevos faldones, acompañado por unas llantas multirradio de 22 pulgadas con neumáticos de alto rendimiento Vredestein Ultra Vorti.

Para el interior se ha elegido el mismo color que en el exterior, el rojo, que inunda todo el habitáculo con la única interrupción de la madera del salpicadero, el volante y la consola central. Aunque cabe decir que la madera es de tonos rojizos.

En cuanto al motor, el W12 biturbo ha sido equipado con un nuevo sistema de aire y nuevos filtros de aire, por lo que la potencia asciende hasta los 672 CV y el par motor hasta los 780 Nm. Con esta potenciación, el Mansory Sangius acelera de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos llegando a una velocidad máxima de 322 km/h.

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157632911394819]

Además, presenta dos preparaciones realizadas sobre el Clase G. Una, basada en los G 63 AMG y G 65 AMG bautizado como Gronos, mientras que el Speranza se basa en el G 500.

El Mansory Gronos es un Clase G con un llamativo color de carrocería amarillo que es el toque final de un kit de carrocería construido en fibra de carbono ultra ligera creada por el propio preparador, compuesto de nuevos paragolpes, tanto delantero como trasero, que le dan un carácter especial al ya veterano todoterreno de Mercedes-Benz pero no por ello altera la clásica imagen que tiene. Este kit de carrocería se ve complementado por unas llantas de 23 pulgadas que vienen acompañadas por unos neumáticos Vredestein Ultrac Vorti 305/30 R23.

La misma esencia del exterior se encuentra en un interior tapizado en cuero negro con costuras amarillas. Además, tanto el salpicadero como la consola central han sido rediseñados por el preparador alemán.

En cuanto a la potencia, el V8 de 5.5 litros biturbo del G 63 AMG pasa de entregar 544 CV a rendir 840 CV y un par motor máximo de 1.000 Nm. Por otra parte, la potenciación al motor V12 del G 65 AMG está todavía en fase de desarrollo.

Galería Mansory Gronos

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157632911380655]

En cuanto al kit de carrocería diseñado para el Speranza, es muy similar al del Gronos, pero con algunas diferencias para dotar al Clase G con una imagen más deportiva y actual.

En el interior también han remodelado el salpicadero y la consola central, mientras que los materiales utilizados son una fibra de carbono roja y una tapicería de cuero con el blanco y negro como colores principales y el rojo dando un toque diferenciador a algunos detalles.

El motor no se ha escapado de una puesta a punto. El V8 de 5 litros y 385 CV de potencia ha recibido algunas mejoras como nuevos pistones, nuevas cabezas de cilindros o un nuevo sistema de escape. Gracias a estos y otros cambios, la potencia llega hasta los 700 Nm mientras que el par motor ha sido limitado electrónicamente a los 900 Nm.

Galería Mansory Speranza

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157632911403983]

Por último, se presenta una creación muy especial de Mansory en la que se ha utilizado de manera extensiva la fibra de carbono. Basado en el Lamborghini Aventador LP700-4, lo que más destaca es la carrocería construida casi en su totalidad de fibra de carbono. Y es que, además, esta carrocería se ha hecho con un proceso exclusivo del preparador alemán.

Del kit aerodinámico destaca especialmente las grandes aberturas tanto en el frontal como en la zaga. Dichas aberturas vienen acompañadas de conductos más grandes que los del modelo de serie para canalizar una mayor cantidad de aire al motor y para evacuar el aire caliente.

La refrigeración se ha convertido en algo prioritario en el Mansory Carbonado, ya que el V12 de 6.5 litros ha sido potenciado hasta una impresionante potencia máxima de 1.250 CV, casi el doble de lo que entrega el Aventador LP700-4. Este incremento de potencia se ha conseguido gracias a la instalación de un sistema de sobrealimentación.

El Mansory Carbonado acelera de 0 a 100 km/h en 2,5 segundos y alcanza una velocidad máxima de 380 km/h. Para soportar la fricción creada entre el asfalto y el neumático, se han escogido unos neumáticos Pirelli P Zero 255/30 ZR20 en el eje delantero y 345/25 ZR21 en el trasero.

Para el interior se ha trabajado en una nueva tapicería en cuero pensada para una mayor durabilidad. El cuero contrasta con la fibra de carbono y con el aluminio en un interior pensado para el disfrute de la conducción.

La producción del Mansory Carbonado estará limitada a 6 unidades.

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157632915449882]

Mansory presenta sus novedades en Ginebra

Categoría: Salones del AutomovilSuper Cars
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.