El descapotable compacto más deportivo costará 49.650 euros.

Adelantado previamente en el Wörthersee 2011, como un concept car, la división deportiva de Volkswagen desvela la versión más deportiva del compacto descapotable poniendo fin a la sexta generación del Golf.

El nuevo Golf R Cabrio fue presentado en la feria GTI de Wörthersee 2011 como un concept-car y, en diciembre de 2012, Volkswagen R GmbH presentó un vídeo de adelanto del modelo definitivo.

El próximo mes de marzo, con su debut en el Salón del Automóvil de Ginebra 2013, este modelo culminará la gama de la sexta generación del Volkswagen Golf, coronando la gama por encima del Golf Cabrio GTILas primeras unidades comenzarán a estregarse esta misma primavera, con un precio de 49.650 euros.

Visto este pasado verano, rodando en fase de ensayos, su diseño es prácticamente idéntico al concepto, en el que se aprecia un frontal más deportivo gracias al diseño típico de los modelos R en el paragolpes con tomas de aire más amplias y las bandas de LED de luz de marcha diurna integradas en el borde superior de las tomas de aire. La parrilla presenta lamas pintadas en negro brillante y el emblema «R» que remarca su deportividad y los faros bi-xenón  presentan la carcasa interior en color negro.

En los laterales, no sólo las llantas de aleación en diseño Talladega, de 18 pulgadas de diámetro, pintadas en plata, llaman poderosamente la atención, sino que también lo hacen los faldones aerodinámicos laterales, la carcasas en negro brillante de los espejos retrovisores exteriores las pinzas de freno con el logotipo «R».

Además, la suspensión se ha rebajado 25 mm en comparación con el Golf Cabriolet estándar y, opcionalmente, se puede mejorar el look con llantas de aleación de aluminio, en el mismo diseño «Talladega», pero de 19″ de diámetro y pintadas en «Negro High-gloss».

El conjunto se termina con los elementos de la parte trasera, con el doble sistema de escape, con las salidas cromadas en los extremos, el difusor trasero negro satinado y el efecto ahumado de los pilotos traseros de LED.

Estará disponible en colores «Blanco Puro», «Negro profundo con efecto perla» y «Plata réflex metalizado».

La capota, como en el resto de versiones del Golf Cabriolet, es eléctrica y se puede plegar en 9,5 segundos a una velocidad de hasta 30 km/h y desplegarse en 11 segundos.

El interior presenta cuatro asientos deportivos individuales tapizados en cuero Vienna con costuras bordadas en contraste y el logo «R» grabado en los reposacabezas, volante multifunción forrado en piel con el aro inferior plano y los emblemas característicos de la versión, además de pedales de aluminio cepillado e incrustaciones decorativas de aluminio «Silver Lane» en el salpicadero y paneles de las puertas. Como en los asientos, el fuelle del freno de mano, de la palanca del cambio y  la zona de agarre del volante también tienen costuras en contraste de color gris.

Cuenta con el motor de gasolina 2.0 TSI EA113 con 265 CV de potencia máxima a 6.000 rpm y 350 Nm de par motor entre 2.500 rpm  hasta 5.000 rpm. Se ofrece, exclusivamente, con caja de cambios automática de doble embrague y seis velocidades DSG. La aceleración, de 0 a 100 km/h, es de 6,4 segundos y la velocidad máxima está limitada a 250 km/h. El consumo medio de combustible es de 8,2 l/100 km y las emisiones de CO2 de 190 gr/km.

En la parte delantera, el eje trabaja con resortes helicoidales y amortiguadores telescópicos; en la parte trasera, un eje trasero multibrazo se encarga de que el sistema electrónico de estabilidad se active ocasionalmente. La suspensión adaptativa (DCC) es de serie y su regulación también se ha sincronizado especialmente. El sistema adapta permanentemente la amortiguación del chasis a la calzada y a la situación. Aparte del modo estándar «Normal», el conductor puede activar de forma manual un ajuste «Deportivo» o «Confort» de la amortiguación.

También el sistema de frenos se ha adaptado a las altas prestaciones de conducción del Golf R Cabrio. Se utiliza un equipo de 17” con discos de ventilación interior por todo el contorno y pinzas de freno de color negro brillante específicas del “R” con el logotipo del mismo. En la parte delantera, los discos tienen un diámetro de 345 m y en la parte trasera de 310 mm. La servodirección electromecánica se ha provisto de una curva característica más deportiva. En el Golf R Cabrio con la regulación de dinámica de marcha DCC, la servodirección ofrece también una curva característica específicamente adaptada de forma análoga al modo correspondiente («Deportivo», «Normal» o «Confort»).

El equipamiento de serie comprende radio DAB RCD 310 con interfaz multi-dispositivo MDI y conectividad Bluetooth, protección antivuelco automático, faros bi-xenón, luz de marcha diurna y pilotos traseros de LED, llantas de aleación de 18 pulgadas o asientos deportivos, entre otros elementos.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157632713180718]

El nuevo Volkswagen Golf R Cabrio ya tiene precio

Categoría: CabrioDeportivoNovedadesPortadaSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.