La gran berlina deportiva de BMW.

Cerramos el círculo de pruebas del Serie 6 Gran Coupe con una versión muy especial.

¡Que coche más espectacular! Lo primero que llama la atención del Serie 6 Gran Coupé BMW Individual es su pintura opaca, pero con un suave satinado, y su interior, espectacular como pocos. Con pocos coches nos hemos sentido tan mirados y admirados, porque este coche es todo un espectáculo. El primer comentario que despierta este coche es sobre su diseño, que gusta muy mayoritariamente a todas las personas que lo ven en la calle. Y es que el Serie 6 Gran Coupé es un coche muy llamativo e imponente. Pero lo bueno llega cuando nos ponemos al volante y nos damos cuenta que, además, es un coche extremadamente ágil y con un carácter deportivo que sorprende vista la masa de 1.865 kg, y las dimensiones de este modelo, porque con una longitud de 5.007 mm, una anchura de 1.894 mm y una altura de 1.392 mm estamos ante un vehículo largo, muy ancho y muy bajo.

En el Serie 6 Gran Coupé 640i BMW Individual la calidad en el acabado de este coche es prácticamente irreprochable. Estamos ante un vehículo realizado con extrema precisión en los ajustes y mucho cuidado, incluso en los más mínimos detalles. En el interior, los materiales que encontramos en piezas, guarnecidos y textiles son muy buenos, tanto los plásticos utilizados en el interior, como el cuero de dos colores de gran calidad que recubre los asientos, salpicadero, paneles y guarnecidos interiores. Los detalles no acaban ahí, ya que podemos ver incluso el grosor de las moquetas utilizadas en el suelo, que ayuda al excelente aislamiento acústico del interior y que hace que el ruido proveniente del motor o de rodadura estén bien aislados, siendo el aerodinámico el que más se oye en el habitáculo.

BMW Serie 6 Gran Coupe 640i BMW Individual

Los materiales más vistosos, como metales pulidos, están bien instalados y su presencia da un empaque mayor a todo el interior. Es un vehículo con un habitáculo suficiente para cuatro pasajeros, tanto para los de las plazas delanteras, donde los pasajeros están muy bien cuidados, como para las traseras, gracias a una batalla de 2.968 mm, pero adolece de altura en las plazas traseras. El espacio longitudinal de las plazas traseras es mejor, pero no sobran los milímetros. Ayuda mucho, a la sensación de espacio, la forma de los asientos traseros, muy deportivos, colocados bajos y con una inclinación que ayuda a sentirse muy a gusto y muy poco agobiado. Hay que medir más de 1,90 m para tocar el techo con la cabeza yendo muy erguido. Si nos sentamos más relajados no tendremos problemas con el techo y disfrutaremos de unas plazas más que correctas.

Todas las sensaciones del habitáculo y las impresiones sobre su equipamiento son las mismas que en la prueba que realizamos del Serie 6 Gran Coupé 640d.

El alma del 640i es el increíble motor de gasolina, de 3.0 litros y de seis cilindros en línea con inyección directa TwinPower Turbo que rinde 320 CV a 6.000 rpm con un par motor de 450 Nm entre 1.300 rpm y 4.500 rpm, lo que nos garantiza unas reacciones casi inmediatas a cualquier requerimiento del acelerador. Y todo ello con un consumo homologado de sólo 7,7 l/100 km. Rodando a velocidades legales el coche ha marcado un consumo de 8,2 litros. Es un dato muy bueno. Pero después de la sesión de fotos, con paradas y arrancadas, recorrido en puerto de montaña y recorrido urbano, el consumo medio por cada 100 km no pasó nunca de 11 litros. Tiene además un sistema de arranque y parada automática Stop&Start que mejora mucho el consumo en ciudad.

Este motor está asociado a una excelente caja de cambios de 8 velocidades. Es suave en maniobras a bajas velocidades, es mas rápida que otros cambios de convertidor de par que he probado y no tiene resbalamiento. Sólo tenía un pequeño tirón al subir marchas. Cuenta, además, con levas en el volante para manejar el cambio. Hay claras diferencias de rendimiento y de como se entrega la potencia entre el modo de conducción ECO PRO y Sport. El programa ECO PRO esta claramente indicado al ahorro de combustible y al confort de suspensión.

BMW Serie 6 Gran Coupe 640i BMW Individual

Los programas Comfort y Comfort+ tienen pocas diferencias, que sí se notan y mucho en el modo Sport donde además podemos seleccionar diferentes parámetros, como si queremos que solo afecte al motor, a la suspensión o a ambos a la vez. Y sí se nota una respuesta más rápida del motor y de la caja de cambios que, además, realiza los cambios de marcha a más revoluciones y el sonido del motor cambia. Aún en el modo Sport, es un coche con un equilibrio entre dinamismo y confort muy destacable. Podemos hacer que sea muy confortable y muy deportivo con solo pulsar un botón. También podemos desactivar totalmente el ESP, dentro del modo Sport+, pero solo es recomendable para aquél que quiera probar su capacidad en circuito.

Las ruedas tienen unos impresionantes neumáticos de medidas de 245/40R19 delante y de 275/35R19 en las ruedas traseras, ambos de la marca Michelin modelo HP Primacy y con tecnología runflat que dan un agarre correcto en seco, con un nivel de adherencia bajo para las pretensiones de este 640i. A este coche, ponerle este tipo de neumático tendría que estar prohibido, salvo que lo pida un cliente expresamente. Porque Michelin tiene neumáticos estupendos para este coche, como los que probamos en el 640d Gran Coupé, que eran sencillamente excepcionales. Pero estos Primacy HP no valen para sacar todo el rendimiento de que es capaz este coche. Con esta salvedad, es un coche muy satisfactorio en todo tipo de vías gracias a una dirección muy rápida y directa. Pero cuando queríamos darle caña, los neumáticos comenzaban a chillar y a decirnos, con pérdidas continuas de agarre, que no estaban hechos para esos menesteres. Por autopistas rectas, no hay problema, pero por zonas de curvas la cosa cambia.

Con este coche, no sentirse el protagonista de las miradas es realmente imposible. Despierta tanto interés por donde pasa que incluso nos han parado para preguntarnos sobre él (Mandamos recuerdos al propietario del Serie 3 que nos preguntó muy amablemente por el coche). Nos hemos sentido muy envidiados y también afortunados por estar al volante de una máquina así. La sensación de tener entre las manos un vehículo con un diseño y un acabado tan espectaculares es, sin duda, una sensación muy poderosa, entre placentera y excitante. Este tipo de coches, que además cuentan con tantas prestaciones y tan buen tacto de conducción, dan una gran sensación de seguridad porque hacen fáciles maniobras que en otros vehículos parecen mucho más complicadas.

BMW Serie 6 Gran Coupe 640i BMW Individual

Con este coche se disfruta conduciendo. Además es onjeto de tantas miradas que es evidente que BMW ha dado en el clavo con esta berlina de línea deportiva. Me cuesta mucho decir que este y cualquier otro coche de cuatro puertas es una “berlina coupe”. Es este en concreto, con el acabado BMW Individual, un coche de ensueño.

Si quieres saber el precio del seguro del coche de la prueba o de otro coche, pulsa en nuestro comparador de seguros.

Galería exterior

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157632801409856]

Galería interior

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157632796544081]

Prueba: BMW Serie 640i “BMW Individual”

Categoría: Berlina LujoDeportivoPortadaPruebasSegmento