El crossover del segmento B, primer modelo del mercado con un híbrido muy innovador.

El nuevo crossover de la marca del León presenta la revolucionaria tecnología híbrida HYbrid Air, una mecánica que logrará un consumo promedio de 2,0 l/100 km.

Aunque ya ha sido presentada por el grupo francés utilizando un prototipo modificado del Citroën C3, con el Peugeot 2008 HYbrid Air se pone de manifiesto la intención de la marca en profundizar aún más en esta tecnología y se muestra en un modelo de producción en serie.

Debutando en el Salón del Automóvil de Ginebra 2013, el próximo mes de marzo, esta nueva tecnología se convertirá en la segunda opción de propulsión híbrida de Peugeot en un horizonte temporal no muy lejano, tras la innovadora hibridación Diésel eléctrica, HYbrid4, estrenada en el crossover 3008 y ampliada, posteriormente, a los 508 RXH y 508.

Con el 2008 HYbrid Air, Peugeot innova con esta tecnología en el nuevo crossover 2008, con el objetivo de reducir el consumo a sólo 2,0 l/100km. Para conseguirlo, asociará la mejora continua de los motores con el aligeramiento que permiten las nuevas plataformas como es el caso de la nueva modular EMP2.

El pliego de condiciones de esta tecnología comporta objetivos muy claros: una sustancial reducción del consumo y las emisiones de CO2 en todos los continentes mediante una tecnología asequible en precio y que pueda aplicarse a turismos y vehículos comerciales de los segmentos B y C. Para cumplir con esos objetivos, HYbrid Air mezcla tecnologías probadas: nueva generación de motores de 3 cilindros de gasolina y aire comprimido. 80 patentes materializan los recursos movilizados en este importante trabajo de I+D.

El HYbrid Air combina dos energías para lograr el mejor rendimiento en función de las diferentes situaciones. Así, el aire comprimido asiste e incluso sustituye al motor de gasolina en las fases de mayor consumo: aceleraciones y puesta en marcha. Esta tecnología utiliza elementos nuevos en el mundo del automóvil pero ya muy probados en otros sectores como el aeronáutico. El HYbrid Air está integrado por:

• Un depósito de energía que contiene aire a alta presión situado bajo el piso, en el túnel central.

• Un depósito de baja presión al nivel de la traviesa del eje trasero que oficia de vaso de expansión.

• Un grupo hidráulico integrado por un motor y una bomba situado bajo el capó, sobre la transmisión.

Este último está compuesto por un tren epicicloidal gestionado electrónicamente que gestiona el reparto entre las dos energías. Sustituye a la caja de cambios manual y ofrece, además, la posibilidad de automatizar el cambio de marchas.

HYbrid Air presenta así como primera ventaja su compatibilidad con la plataforma existente, con beneficios en los apartados de habitabilidad y modularidad, que se mantienen sin cambios igual que el depósito de gasolina. Dispone de tres modos de funcionamiento: Aire (ZEV), Gasolina, Combinado.

La centralita controla las dos fuentes de energía para conseguir el mejor rendimiento global posible en función de la situación concreta. El cambio de un modo a otro se efectúa sin intervención del conductor.

En el modo Aire (ZEV), sólo se utiliza la energía contenida en el sistema de aire comprimido encargado de mover el vehículo. Al expandirse, el aire ocupa un espacio cada vez mayor en el depósito y desplaza así un volumen proporcional de aceite. Este último es un vector de energía que alimenta el motor hidráulico acoplado a un tren epicicloidal. Con el motor térmico desconectado, el vehículo se desplaza sin consumir gasolina ni emitir CO2.

En modo Gasolina, trabaja sólo el propulsor de tres cilindros 1.2 VTi que motoriza al vehículo. Este motor dispone de las últimas tecnologías para presentar, en relación a la generación precedente, un peso 21 kilos inferior, fricciones internas reducidas en un 30% así como un control de la temperatura evolucionado que permite conseguir de manera más rápida la temperatura de funcionamiento óptima.

En el modo Combinado, los motores de gasolina e hidráulico funcionan de manera conjunta para mover el vehículo en unas proporciones que se ajustan en función de la situación concreta de la vía para lograr el consumo óptimo. De manera muy suave, el HYbrid Air puede alimentar el motor hidráulico desde dos fuentes. Siempre que la cantidad de energía contenida en el depósito de aire a presión sea suficiente para responder a la demanda del conductor, el motor hidráulico utilizará esa fuente. En caso de necesidad, puede alimentarse también mediante la bomba hidráulica directamente.

La recarga del depósito de energía se realiza de dos maneras. Al desacelerar (tanto al frenar como cuando se levante al pie del gas), la reducción de velocidad se obtiene no por la aplicación de las pastillas de freno contra los discos sino por la resistencia a la compresión del aire en este acumulador. La alternativa consiste en la recarga por la puesta en marcha del motor térmico; en este caso, una parte de la energía que proporciona la gasolina se utiliza para comprimir el aire. En ambos casos, la capacidad energética máxima del acumulador bajo presión se consigue de manera muy rápida, en apenas 10 segundos.

Por su suavidad, el HYbrid Air presenta numerosas ventajas. Al recurrir a componentes ya probados, su robustez le permite adaptarse a las diferentes condiciones de las carreteras de todos los continentes. Esta tecnología innovadora tiene potencial para convertirse en el híbrido asequible para los coches más vendidos a nivel internacional.

Los clientes de turismos y vehículos comerciales ligeros de los segmentos B y C disfrutarán de una conducción urbana en modo Aire (ZEV) hasta el 80% del tiempo y, por tanto, sin consumir gasolina, con una reducción del consumo de un 45% en circulación urbana, una gran suavidad de conducción gracias a la automatización de la transmisión y una habitabilidad y una modularidad sin cambios, al igual que el depósito de combustible.

En la actual generación de vehículos del segmento B, el HYbrid Air reduce considerablemente el consumo y las emisiones de CO2. En efecto, en la prueba actual del ciclo de homologación, las cifras se establecen en sólo 2,0 l/100 km y 69 gr/km.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157632798914174]

Nuestros videos

Peugeot 2008 HYbrid Air

Categoría: 4x4CrossoverHíbridoPortadaSalones del AutomovilSegmento