Por primera vez, también se ofrece con tracción total 4MATIC .

Mercedes-Benz E 63 AMG Berlina FL 2013

Estarán a la venta en junio, sustituye la versión anterior AMG Performance por el nuevo Modelo S y llegan hasta los 585 CV de potencia. Por primera vez, se ofrece la versión más deportiva en el familiar Estate.

El nuevo E 63 AMG con propulsión trasera se lanzará al mercado en abril de 2013, mientras que el modelo con tracción integral y el E 63 AMG modelo S le seguirán en junio y ambos estarán disponibles en variante de carrocería Berlina y, por primer vez, en el familiar Estate.

La hasta ahora versión potenciada, denominada AMG Performance, se ha sustituido por una nueva nomenclatura, Modelo S, un apellido que complementa al nombre comercial del modelo.

El E 63 AMG es el primer modelo AMG en materializar la nueva filosofía de diseño AMG, con la parrilla de dos lamas en cromo plateado y la llamada «A-wing», un deflector tridimensional que abarca toda la anchura del faldón delantero AMG, trazando la típica «A» estilizada del logo AMG. Pintada en el mismo color que la carrocería, incorpora una moldura en cromo plateado y enmarca tres entradas de aire de grandes dimensiones. En las entradas laterales presentan unos flics negros destinados a optimizar la corriente de aire en los módulos de refrigeración. En la parte inferior se ha dispuesto un distribuidor frontal pintado en el color del vehículo.

La zaga queda marcada por las salidas de aire laterales, la rejilla negra y las dos salidas con tubo doble cromado del equipo de escape deportivo AMG. El difusor negro traslada al E 63 AMG el diseño típico de los vehículos de competición.

Por su parte, el E 63 AMG modelo S se diferencia de la variante básica por incorporar elementos estilísticos como el ala «A-wing» del frontal en color negro brillante, el distribuidor delantero en cromo plateado, la zaga cuenta con una moldura en cromo plateado y las dos salidas dobles del equipo de escape deportivo AMG, o el spoiler AMG pintado en el color de la carrocería (sólo en la berlina). Los modelos S llevan las pinzas de freno rojas y el logo AMG en la tapa del maletero, con «S» en negro.

El cliente puede elegir diferenciar el habitáculo del E 63 AMG modelo S con costuras grises en los asientos deportivos AMG, los paneles centrales de las puertas y los apoyabrazos centrales y laterales. El volante AMG Performance de napa negra está aplanado en la parte superior e inferior y tiene las zonas de sujeción revestidas en Alcántara con costuras grises. Los reposacabezas delanteros de los asientos deportivos AMG llevan grabado el escudo AMG. El cuadro de instrumentos AMG luce el logo «S AMG» en el velocímetro de 320 km/h con diversas aplicaciones en color rojo. Asimismo, el equipamiento de serie incluye listones de umbral AMG iluminados en blanco con diodos luminiscentes, así como una persiana trasera de accionamiento eléctrico (sólo en la berlina) y el paquete de protección antirrobo.

El sistema de sonido surround Bang & Olufsen BeoSound AMG soporta la reproducción Dolby Digital 5.1 y proporciona un sonido de máxima exclusividad y perfección acústica. Consiste en un amplificador con una potencia total de 1.200 vatios y en 14 altavoces de primera calidad con imán de neodimio. El procesador de sonidos digital se encarga de realizar una distribución precisa de las señales acústicas y ofrece la posibilidad de seleccionar un menú de sonido especial B&O a través de COMAND. En el modo True Image se pueden seleccionar los ajustes de sonido de forma individual, para la parte delantera, central o trasera.

En el nuevo modelo S, el motor AMG V8 biturbo de 5,5 litros de cilindrada desarrolla una potencia máxima de 585 CV y un par de 800 Nm, lo que supone un incremento de 28 CV respecto al paquete Performance AMG disponible anteriormente como opción. Con 557 CV y 720 Nm, el modelo básico ha dado un salto de 32 CV y 20 Nm. El E 63 AMG modelo S tarda tan sólo 3,6 segundos en acelerar de 0 a 100 km/h y la velocidad máxima es de 250 km/h (limitada electrónicamente). La tracción integral 4MATIC AMG tiene una distribución de la potencia del 33% y 67% entre el eje delantero y el eje trasero. El E 63 AMG de 557 CV con propulsión trasera consume en el ciclo normalizado europeo 9,8 litros a los 100 km y expele 230 gramos de CO2.

La variante con tracción integral 4MATIC del modelo S de 585 CV y tracción integral rebasan tienen 10,3 y 10,5 l/100 km (242-246 gramos de CO2), cumpliendo con Euro6 que entrará en vigor en 2015.

Los nuevos E 63 AMG y Modelo S están asociados al cambio deportivo de 7 velocidades SPEEDSHIFT MCT AMG, que consta de cuatro programas de conducción: «C» (Controlled Efficiency), «S» (Sport), «S+» (Sport plus) y «M» (Manual) ofrecen perfiles personalizados, además de contar con una función automática de doble embrague al reducir y la función RACE START. 

Todos los modelos E 63 AMG equipan el tren de rodaje deportivo AMG RIDE CONTROL con sistema de amortiguación de regulación electrónica. El eje delantero utiliza suspensión mecánica, mientras que el eje trasero aplica un sistema completo de suspensión neumática. Pulsando la tecla con el símbolo del amortiguador en la AMG DRIVE UNIT para que el sistema electrónico cambie del modo «Confort» al «Sport» o «Sport plus».

El E 63 AMG equipa de serie llantas de aleación AMG de 10 radios, pintadas en gris titanio pulido de alto brillo y de 18″. En el eje delantero, con neumáticos 255/40 R 18, mientras que en el eje trasero con neumáticos de tamaño 285/35 R 18.

La variante de tracción integral y el modelo S equipan neumáticos 255/35 R 19 delante y 285/30 R 19 detrás, con llantas de aleación AMG de 19″. Para el tope de gama, el modelo S, se ofrecen llantas de aleación de 10 radios pintadas en gris titanio mate con pestaña brillante.

El nuevo E 63 AMG está equipado con un sistema de frenos de alto rendimiento. En ambos ejes se montan discos de freno autoventilados y perforados de 360 mm de diámetro. En el eje delantero, sometido a esfuerzos extremos, se montan discos compuestos acreditados en la competición. Unas pinzas de freno de color plata con distintivo AMG en color blanco y técnica de seis émbolos (delante) y de cuatro émbolos (detrás) aseguran una deceleración espontánea sin peligro de fading y, por consiguiente, distancias de frenado muy cortas. El modelo S se diferencia por sus pinzas de freno rojas. Como opción exclusiva del modelo S se ofrece un equipo de frenos AMG con discos cerámicos compuestos de alto rendimiento.

Los precios recomendados son los siguientes:

Mercedes-Benz E 63 AMG Berlina 121.200 euros.
Mercedes-Benz E 63 AMG 4MATIC Berlina 126.000 euros.
Mercedes-Benz E 63 AMG S 4MATIC Berlina 139.000 euros.

Mercedes-Benz E 63 AMG 4MATIC Estate 129.000 euros.
Mercedes-Benz E 63 AMG S 4MATIC Estate 142.000 euros.

Galería Mercedes-Benz E 63 AMG Berlina FL 2013 & E 63 AMG Modelo S

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157632473848652]

Galería Mercedes-Benz E 63 AMG Estate & E 63 AMG Modelo S

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157632483157845]

Mercedes-Benz presenta los Clase E 63 AMG Berlina y Estate

Categoría: Berlina grandeDeportivoFamiliarNovedadesSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.