La actualización afecta tanto a la berlina como al Shooting Brake.

Mercedes-Benz CLS 63 AMG 4MATIC & Modelo S

La berlina coupé también se beneficia de la nueva estrategia en AMG, adoptando la versión especial S y el sistema de tracción integral 4MATIC AMG, además de un equipamiento especial.

El nuevo punto de referencia dela gama CLS 63 AMG es la versión más extrema denominada «modelo S» y el sistema de tracción total 4MATIC AMG.

El lanzamiento al mercado del CLS 63 AMG con tracción trasera se iniciará en abril de 2013 y con tracción total 4MATIC AMG y la versión especial S estará disponible a partir de junio.

Como los nuevos E 63 AMG y E 63 Modelo S, ambas versiones mantienen el V8 biturbo de 5,5 litros, pero mientras la versión CLS 63 AMG y CLS 63 4MATIC rinden 557 CV de potencia máxima y 720 Nm de par motor, la nueva versión extrema CLS 63 4MATIC AMG modelo S rinde 585 CV de potencia máxima y 800 Nm de par motor. 

La aceleración, desde parado hasta 100 km/h, se lleva a cabo en 3,6 segundos colocando claramente al CLS 63 AMG modelo S en la pole position frente a sus rivales. La velocidad máxima se encuentra limitada electrónicamente a 250 km/h en todos los casos y en las dos carrocerías disponibles.

A pesar de la mejora en el rendimiento, todos los modelos ofrecen un alto rendimiento, bajo consumo de combustible y bajas emisiones de escape. El CLS 63 AMG de 557 CV con tracción trasera ofrece un consumo medio de 9,9 l/100 kilómetros 231 gramos de CO2 por kilómetro. La variante con tracción integral 4MATIC para altas prestaciones y el modelo S de 585 CV 4MATIC rebasan por muy poco estas cifras: 10,4 y 10,6 l/100 km (243-248 gramos de CO2), cumpliendo con la severa normativa EU6 que entrará en vigor en 2015.

Los nuevos CLS 63 AMG y modelo S están asociados al cambio deportivo de 7 velocidades «SPEEDSHIFT MCT AMG», que consta de cuatro programas de conducción: «C» (Controlled Efficiency), « (Sport), «S+» (Sport plus) y « (Manual) ofrecen perfiles personalizados, además de contar con una función automática de doble embrague al reducir y la función «RACE START».

La tracción integral concebida para vehículos de altas prestaciones transmite un 33% del par motor al eje delantero y un 67% al eje trasero. Esta distribución desigual se traduce en un dinamismo de conducción típico de AMG y, por tanto, garantiza un máximo disfrute al volante.

Mercedes-AMG da un paso adelante con el CLS 63 AMG modelo S. Fiel a su filosofía «Driving Performance», el CLS más potente incorpora un diferencial autoblocante en el eje trasero. Este paquete de alta tecnología refuerza la capacidad de tracción del vehículo. El resultado es un dinamismo de marcha más destacado y un mayor disfrute de la conducción, sobre todo en circuitos de carreras.

El CLS 63 AMG equipa el tren de rodaje deportivo «AMG RIDE CONTROL» con sistema de amortiguación de regulación electrónica. El eje delantero utiliza suspensión mecánica, mientras que el eje trasero aplica un sistema completo de suspensión neumática. Basta con pulsar la tecla con el símbolo del amortiguador en la «AMG DRIVE UNIT» para que el sistema electrónico cambie del modo «Confort» al «Sport» o «Sport plus».

Al modelo S y al CLS 63 AMG con tracción integral se les ha asignado un eje delantero de tres brazos optimizado. En combinación con los nuevos componentes del eje ejecutados en aluminio, esto se traduce en un notable aumento del agarre y la agilidad, combinado con un comportamiento neutro al trazar curvas a alta velocidad. Un elemento exclusivo del modelo S es la elastocinemática adaptada para ofrecer la mayor neutralidad posible en situaciones límite y mejorar la respuesta y el agarre. Los 48 mm adicionales de ancho de vía en el eje delantero proporcionan un aumento perceptible de la estabilidad en curvas y un mejor contacto con la calzada. Simultáneamente, la caída acusadamente negativa de las ruedas delanteras y traseras repercute en un mayor dinamismo transversal.

El CLS 63 AMG equipa de serie llantas de aleación AMG de radios triples, pintadas en gris titanio pulido de alto brillo y de 18″. En el eje delantero, con neumáticos 255/40 R 18, mientras que en el eje trasero con neumáticos de tamaño 285/35 R 18. La variante de tracción integral y el modelo S equipan neumáticos 255/35 R 19 delante y 285/30 R 19 detrás, con llantas de aleación AMG de 19″. En exclusiva para el tope de gama, el modelo S, se ofrecen llantas de aleación de 10 radios pintadas en gris titanio mate con pestaña brillante.

Como es natural en todo AMG, el nuevo CLS 63 AMG está equipado con un sistema de frenos de alto rendimiento. En ambos ejes se montan discos de freno autoventilados y perforados de 360 mm de diámetro. En el eje delantero, sometido a esfuerzos extremos, se montan discos compuestos acreditados en la competición. Unas pinzas de freno de color plata con distintivo AMG en color blanco y técnica de seis émbolos (delante) y de cuatro émbolos (detrás) aseguran una deceleración espontánea sin peligro de fading y, por consiguiente, distancias de frenado muy cortas. El modelo S se diferencia por sus pinzas de freno rojas.

Como opción exclusiva del modelo S se ofrece un equipo de frenos AMG con discos cerámicos compuestos de alto rendimiento, fácilmente identificable por los discos de 402 mm y por el logo «AMG Carbon Ceramic» que lucen las pinzas de freno con pintura especial.

El CLS 63 AMG modelo S se diferencia de la variante normal por incorporar numerosos elementos estilísticos de nueva creación. El ala «A-wing» del frontal en color negro brillante, el distribuidor delantero en cromo plateado, al igual que las llamativas aplicaciones tridimensionales de los embellecedores laterales, la zaga cuenta con una moldura en cromo plateado y las dos salidas dobles del equipo de escape deportivo AMG. El spoiler AMG pintado en el color de la carrocería reduce las fuerzas ascensionales que actúan sobre el vehículo al circular a altas velocidades. Otros rasgos característicos de los modelos S son las pinzas de freno rojas y el logo AMG en la tapa del maletero, con «S» en negro.

Según los deseos del cliente, el habitáculo del CLS 63 AMG modelo S presenta costuras grises como ornamento de los asientos deportivos AMG, los paneles centrales de las puertas y los apoyabrazos centrales y laterales. Los cinturones de seguridad plateados combinan con el equipamiento interior negro. El volante AMG Performance de napa negra se distingue por su corona aplanada en la parte superior e inferior y por las zonas de sujeción revestidas en Alcántara con costuras grises. Los reposacabezas delanteros de los asientos deportivos AMG llevan grabado el escudo exclusivo AMG. El cuadro de instrumentos AMG luce el logo «S AMG» en el velocímetro de 320 km/h y se distingue por las diversas aplicaciones en color rojo. Asimismo, el equipamiento de serie incluye listones de umbral AMG iluminados en blanco con diodos luminiscentes, así como una persiana trasera de accionamiento eléctrico (sólo en la berlina) y el paquete de protección antirrobo.

El sistema de sonido surround Bang & Olufsen BeoSound AMG soporta la reproducción Dolby Digital 5.1 y proporciona un sonido de máxima exclusividad y perfección acústica. Consiste en un amplificador con una potencia total de 1.200 vatios y en 14 altavoces de primera calidad con imán de neodimio. El procesador de sonidos digital se encarga de realizar una distribución precisa de las señales acústicas y ofrece la posibilidad de seleccionar un menú de sonido especial B&O a través de COMAND. En el modo «True Image» se pueden seleccionar los ajustes de sonido de forma individual, para la parte delantera, central o trasera. El efecto es una acústica realista en cada caso.

Asimismo, el menú 2Sound Mode» dispone de diferentes modalidades de sonido, para que el usuario pueda elegir entre un sonido similar al de un estudio de grabación, denominado «Referenz», y un sonido espacial de mayor alcance. Mientras que el modo «Referenz» potencia la actuación musical del intérprete, el modo espacial ofrece una experiencia más global. Los altavoces de agudos iluminados de 50 vatios de potencia que se encuentran ubicados en la escuadra del retrovisor utilizan la tecnología de lente acústica y ponen un toque muy especial al equipo.

Los precios son los siguientes:

Mercedes-Benz CLS 63 AMG 138.400 euros.
Mercedes-Benz CLS 63 AMG 4MATIC 143.000 euros.
Mercedes-Benz CLS 63 AMG S 4MATIC 156.000 euros.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157632483208365]

El Mercedes-Benz CLS 63 AMG, ahora con tracción total 4MATIC y versión especial S

Categoría: 4x4Berlina LujoDeportivoNovedadesSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.