Queridos Reyes Magos…me pido un M135i blanco.

Prueba BMW M135i exteriores (39)

Probamos uno de los vehículos más divertidos que podemos encontrar en el mercado actual.

La nueva generación del Serie 1 ya está disponible con 3 puertas y 5 puertas. En esta ocasión, probamos el máximo exponente de la gama, el M135i, un vehículo espectacular con 320 CV de potencia, digno de llevar el apellido M.

Esta versión tiene las mismas dimensiones que el resto de la Serie 1, que son 4.324 mm de largo, 1.765 mm de ancho y 1.421 mm de alto, con una batalla de 2.690 mm, una vía delantera de 1.535 mm y una vía trasera de 1.569 mm. Presenta un coeficiente de penetración aerodinámica Cx de 0,30, con una superficie frontal de 2,14 m2. El peso de esta versión es de 1.515 kg, con lo que ya nos podemos ir haciéndonos una idea del potencial de este vehículo.

La gama del Serie 1 ha dado un paso muy grande en el nivel de acabado y en la calidad real y percibida. Es un coche que no desmerece frente a coches más caros, incluso dentro de la gama BMW, quedando muy cerca, si no al mismo nivel, del Serie 3 (ver prueba). Los asientos de esta versión, guarnecidos en cuero, sujetaban perfectamente el cuerpo. Tienen la dureza justa y conjugan tanto el confort como la deportividad, típicas de los productos de M Performance.

Los asientos del M135i siguen pudiéndose situar muy abajo y cerca del suelo como en el resto de la gama del Serie 1, lo que se agradece para aquellos usuarios más altos que quieren tener una posición al volante más deportiva, con las piernas más estiradas. Tiene todos los ajustes eléctricos, tanto los habituales de longitud, altura, inclinación de respaldo o ajuste del apoyo lumbar como el ajuste del ancho del respaldo y banqueta. También tiene un botón accesible para el pasajero de la plaza trasera para poder adelantar o atrasar el asiento delantero.

El respaldo tiene un mando mecánico en la parte superior para poder abatirlo y dejar acceso a las plazas traseras. La banqueta puede ampliar su tamaño con un mando mecánico para ajustarse mejor a la corva de las piernas. Los cinturones no tienen ajuste vertical, como es norma en BMW. Tengo que decir que los reposacabezas delanteros y traseros de este vehículo me han parecido muy buenos, sencillamente porque pueden estar cerca de la cabeza y tienen los ajustes necesarios para cumplir esta importante función de seguridad.

Prueba BMW M135i interiores (7)

Los asientos traseros son muy confortables y utilizables por dos adultos o tres niños sin sistemas de retención. El espacio destinado a las piernas de los pasajeros traseros ha crecido, pero si los pasajeros delanteros retrasan mucho los asientos, queda poco espacio para poner las piernas. También tenemos la posibilidad de poner sistemas de retención infantil, tanto con anclajes mediante los cinturones del vehículo como por los anclajes isofix de las dos plazas traseras, accesibles mediante unas tapas con apertura por presión, detalle que debería ser un ejemplo para el resto de fabricantes. Los respaldos de los asientos delanteros tienen una protección de plástico y una red elástica para albergar objetos.

El interior tiene varios huecos de almacenamiento. En la consola tenemos un doble hueco con dos adaptadores que encajan a presión, que valen para poner pequeños objetos, incluido la llave con telemando que tiene función de arranque manos libres. Si quitamos los accesorios encontramos dos huecos profundos que hacen de posavasos. Delante del selector del cambio, hay un hueco con tapa y encendedor con toma de 12v. Está recubierto de un material similar a la goma.

La plaza del acompañante delantero tiene ante sí una guantera suficiente para guardar la documentación del vehículo, los chalecos y algún objeto adicional. Está completamente guarnecida, tiene el fondo de goma y está iluminada. En las puertas encontramos unos huecos no demasiado amplios que están compartimentados en tres huecos diferenciados. El reposabrazos tiene un hueco para colocar un teléfono con preinstalación y conexiones jack y USB. Todos los huecos están guarnecidos.

Prueba BMW M135i interiores (10)

Todos los mandos, indicadores y testigos del vehículo tienen un tacto y disposición casi perfectos, con el mismo nivel de calidad que podemos ver en los productos más caros de la gama de BMW. El tablero de bordo, con una iluminación ámbar típica de BMW, recoge los dos relojes del velocímetro y del tacómetro, así como la aguja que hace de testigo del indicador de nivel de carburante y la información del sistema EfficientDynamics. El color del cuadro cambia entre el blanco de día y ámbar por la noche o cuando se enciende el alumbrado de cruce.

El resto de indicadores aparecen como testigos luminosos. Entre los dos relojes principales tenemos el ordenador de bordo con una pantalla TFT a color, con bienvenida de M Performance, indicaciones sobre distancias y consumos, modo de funcionamiento de la caja de cambios, eventos de alerta, el sistema EfficientDynamics y marcha seleccionada, entre otros.

A la izquierda de la columna de la dirección, tenemos el mando de los indicadores de dirección y acceso al menú del ordenador de a bordo. A la derecha de la columna de dirección, tenemos el mando de los limpia y lava parabrisas, así como de los lava faros, que funcionan solidariamente cuando las luces de cruce y/o carretera están encendidas y activamos el chorro del lava parabrisas, igual que otros muchos sistemas similares de otros fabricantes. El sensor de lluvia tiene regulación de sensibilidad en tres posiciones, según la intensidad de la lluvia que reciba nuestro parabrisas. El interior está iluminado por un plafón delantero que da una buena iluminación, además de luz en la zona de los pies. El maletero tiene otro plafón que da una luz insuficiente, como es norma general en la mayoría de los fabricantes.

El volante, guarnecido en cuero liso, es espectacular. Con un diámetro y grosor perfectos, muy deportivo. En el volante encontramos diversos botones con un buen tacto y una disposición que facilita su uso. A la izquierda, tenemos los que controlan el regulador de velocidad con aviso de distancia del vehículo precedente. Su funcionamiento es similar a otros sistemas de control de crucero activo sin intervención sobre los frenos. Cuando activamos la función y seleccionamos la velocidad deseada, un punto de luz verde avanza por el exterior de la escala del velocímetro hasta señalar la velocidad prefijada, se vuelve rojo e inmóvil si desactivamos temporalmente el regulador y se oculta por debajo del cero una vez desactivado totalmente.

Prueba BMW M135i interiores (21)

El vehículo tiene un muy buen sistema de alumbrado exterior, con luces que dan mucha intensidad lumínica. Cuenta con encendido automático de luces mediante sensor crepuscular, equipando luces de descarga de gas xenón para las funciones de cruce y carretera que cuentan con sistema AFS, así como de luces de diodos para las luces diurnas, los indicadores de dirección laterales y las luces de posición delanteras y traseras. Las luces de marcha atrás, de pare, las indicadoras de dirección y las luces antiniebla son halógenas.

El maletero es bastante amplio, cubicando 360 litros, pudiendo ampliarse hasta los 1.200 reclinando el respaldo de los asientos traseros que está dividido en proporción 60:40. Está completamente guarnecido en moqueta y dispone de un espacio bajo el suelo cubierto por un panel guarnecido que no encajaba sólidamente, que oculta diversos elementos electrónicos como la batería o el amplificador del sistema de audio. En la parte izquierda, tenemos un compartimiento con tapa para llevar diversos objetos, como los triángulos y el extintor, por ejemplo. A la derecha, tenemos un cesto con red elástica y una cincha elástica.

El vehículo objeto de la prueba disponía del navegador con pantalla de alta resolución de 8,8 pulgadas, resolución de 800 x 480 píxeles y un formato panorámico fabricada por Optrex. Probablemente es de las mejores pantallas que hemos visto por calidad y resolución. El sistema tiene conexión Bluetooth manos libres y con perfil de audio estéreo A2DP y, aparte de las conexiones antes citadas del reposabrazos, este vehículo tenía además disco duro de 12 Gb y compatibilidad WMA/MP3. El sistema de sonido es de Harman/Kardon y cuenta con 12 altavoces y nada menos que 360 W. El sonido es muy claro y potente, pero no permite más que ajustes básico de graves, medios y bajos. El control por voz del sistema es potente y funciona perfectamente. Podemos controlar las funciones básicas del sistema de infotainment, desde introducir un destino en el navegador, buscar un artista o seleccionar una canción en el iPhone, etc.

Pero el sistema es mucho más, porque lleva la función ConnectedDrive, que nos permite recibir actualizaciones, estar conectado a Internet, a las redes sociales y poder recibir noticias vía RSS, entre otras funciones. Aparte de reglajes y ajustes de las diferentes funciones del vehículo, podemos realizar diagnósticos varios, conectar online con BMW o esperar a que ellos lo hagan por ti, revisar correos o documentos varios. El navegador dispone de cartografía en 3D e incluso una vista satélite, con texturas en la cartografía que simulan los accidentes y altitudes del terreno. Solo le falta una base de datos de radares para ser perfecto. El mando HMI, que BMW llama iDrive es muy bueno e intuitivo, con los atajos justos y unos menús sencillos. Este Serie 1 M135i tiene los botones táctiles para las presintonías de las emisoras de radio. Con solo pasar el dedo por los botones aparecen las emisoras que están asignadas a cada botón.

Prueba BMW M135i interiores (18)

El climatizador bizona funciona muy bien, es rápido y con un funcionamiento muy silencioso, tiene todas las funciones que tienen los climatizadores de otros fabricantes. El funcionamiento automático es perfecto y se adapta rápidamente a las condiciones exteriores. Es muy potente y climatiza rápidamente el habitáculo.

El M135i objeto de la prueba tiene un sistema que permite variar el modo de conducción en cuatro niveles prefijados que son ECO-PRO, Comfort (por defecto), Sport, Sport+. Estos modos afectan a la rapidez de respuesta del motor respecto del acelerador, la asistencia de la dirección, la suspensión pilotada y el funcionamiento del control de estabilidad.

En el modo ECO-PRO cambia el consumo de los sistemas como el climatizador y se activa por defecto el start&stop, activo también en otros programas con ciertas condiciones, además de la recarga regenerativa de la batería. Un sistema start&stop que tiene un funcionamiento muy suave, casi ni se nota cuando actúa. Si se elige el modo Sport, pueden aparecer, si así lo configuramos, unos indicadores analógicos en la pantalla del navegador que miden la potencia y el par motor, además de ajustar el control de tracción y estabilidad a un modo deportivo, de mayor tracción y un ESP menos activo. En el modo Sport +, se desactiva completamente el ESP, quedando activo solamente el control de tracción en funcionamiento limitado.

Y ahora hablamos del corazón de este vehículo. Qué puedo decir del motor. Son 320 CV que se hacen notar en cuanto pulsamos el botón de arranque. Ya tuvimos la oportunidad de probar este motor en la presentación del Serie 3, pero con 14 CV menos y unos cuantos kilos de más. No vamos a esconder que nos parece un motor fantástico y nos declaramos fans absolutos de él. Nunca ha habido tanta unanimidad en la redacción de revistadelmotor.es en cuanto a las sensaciones y rendimiento que nos da este excelente motor. No creo exagerar mucho si digo que es de los tres mejores motores de gasolina de 6 cilindros que conozco.

Por la capacidad de circular a ritmo tranquilo con extrema suavidad, incluso a bajas revoluciones y con un bajo nivel sonoro que lo hace casi imperceptible desde el habitáculo. Por la eficacia que demuestra para conseguir un consumo contenido a pesar de estar ante un motor de 6 cilindros en línea, con tres litros de cilindrada, inyección directa, valvetronic y Twin Turbo de 320 CV y 480 Nm de par motor, que mueve un vehículo que da en la báscula de 1.515 kilos. En nuestro circuito habitual hemos logrado un consumo entre los 7,8 litros cada 100 km yendo a ritmo tranquilo a los 11,5 litros cada 100 km yendo dentro de los límites legales pero con continuas aceleraciones a plena carga. A nosotros nos parece un resultado muy bueno teniendo en cuenta la potencia que manejamos.

¿Y qué sería de un excelente motor si no estuviera asociado a una fenomenal caja de cambios como es la steptronic de 8 velocidades? Es suave en maniobras a bajas velocidades, algo que no todas las cajas automáticas pueden decir. Es rápida, mejor dicho; es tremendamente rápida en el cambio de marcha en modo automático. Pero lo es más si usamos las levas del volante y usamos el cambio manualmente. La caja de cambios de convertidor de par y ocho velocidades no tiene nada que envidiar a cajas de cambios de doble embrague, más de moda en otros fabricantes. Tiene un manejo rapidísimo, suave y ejemplar. A baja velocidad funciona muy bien, sin tirones ni saltos, algo que las cajas de doble embrague no han conseguido pulir del todo.

Prueba BMW M135i interiores (28)

Es entonces, en el momento en que le cogemos el gusto a cambiar con las levas, cuando disfrutamos de una conducción tan efectiva como divertida. Y si después de todo esto nos quedamos con ganas de más, siempre nos quedará el botón Sport, que hace que ocurra todo de forma más rápida y masiva que antes. Entonces, esa sonrisa tardará días en quitarse de nuestra cara y nos dará pena que llegue el momento de devolver el coche al finalizar la prueba. Todo es nobleza y fuerza en este vehículo. Aceleramos a fondo y notamos un empuje constante y controlado en toda la banda de utilización del cuentarrevoluciones. La forma con la que conjuga una contundente aceleración y cómo transmite esa potencia mediante su eje trasero al asfalto es admirable.

La pasión que despierta conducir un vehículo con esta potencia es muy especial, lleno de sensaciones únicas que se desbocan una tras otra con el pasar de los kilómetros. Conducir este vehículo es una delicia. Empezamos con la suspensión, que además en este vehículo es la deportiva M, más dura que la de serie en un Serie 1 normal. Si sumamos a esto, que las ruedas tienen unas medidas de de 225/40R18 delante y 245/35R18 detrás con tecnología runflat, podríamos pensar que nos encontramos ante un vehículo duro e incómodo de suspensión.

Pues tengo que decir, y bastante sorprendido, que no. No solo no es incómodo, sino que es más confortable de lo que esperaba en un principio. La combinación de tren rodante le da una eficacia muy alta. Dinámicamente, es muy fácil ir rápido, incluso demasiado rápido sin casi darnos cuenta, porque es muy estable y sigue la trayectoria de una forma muy fiel con una dirección muy directa que dirige al vehículo exactamente por donde queremos que vaya sin problemas. A ello ayudan y mucho los neumáticos Bridgestone Potenza S001 que dan un agarre espectacular tanto en seco como en mojado.

Prueba BMW M135i exteriores (33)

El pedal del freno ofrece un tacto más esponjoso de lo que nos tiene acostumbrados BMW, pero probablemente es una característica de esta unidad concreta. Aún así, se podía dosificar la potencia sin problemas. Los frenos del M135i van acordes con la filosofía deportiva de este vehículo. Tienen mucha potencia de frenado y han resistido bastante bien el uso intensivo.

Dinamicamente el M135i tiene dos caras diferenciadas. De la misma manera que decimos que es un vehículo fácil de llevar a ritmo normal e incluso rápido, hemos de decir que para llevarlo muy rápido o si buscamos los límites, ya no encontraremos un vehículo fácil de llevar, sino un vehículo más exigente donde hay que tener rapidez de manos y experiencia porque se vuelve incluso nervioso, sobre todo su eje trasero, que es el que transmite la potencia. En ritmo alto, con curvas mas cerradas y exigentes el eje delantero insinuaba claramente si tendencia a irse de morro. Pero para llegar a esto hay que ir muy por encima de la capacidad de la gran mayoría de los conductores normales que disfrutarán de un vehículo magnífico y divertido sin tener que recurrir a estrujarlo ni buscar los límites donde no puedan responder convenientemente a sus reacciones.

Por eso es tan bueno este vehículo. Porque se disfruta mucho conduciendo de forma fácil y segura. Por poner un ejemplo, estos días hemos circulado con bastante niebla y con el asfalto húmedo a ritmo vivo y sólo hemos visto encenderse el testigo del ESP cuando hemos acelerado a fondo o cuando hemos deslizado a propósito, consiguiendo que el sistema entrara en funcionamiento, siempre de forma suave y nada brusca, lo que nos dice lo bien que está tarado el ESP, que nos deja el control hasta un límite. Un sistema que, además, es desconectable, pero entendemos que en este tipo de vehículo no es necesario desconectarlo, salvo que vayamos a meternos en circuito o seamos conductores expertos. Para el que quiera mayor control en carreteras con poca adherencia, puede pedir el M135i con tracción total xDrive.

El M135i es la cima en cuanto a potencia y prestaciones de la gama del Serie 1. Tiene un precio a partir de 43.900 euros. Nuestra unidad de pruebas parte de los 46.761 euros, sin contar con los extras que lo llevan a superar los 50.000 euros. Pero, por la polivalencia que tiene y comparado con coches de igual o parecida potencia, nos parece que es hasta barato. Como ejemplo, un Porsche 911 Carrera Coupé con cambio PDK tiene unas prestaciones muy parecidas y vale más del doble. BMW ha conseguido realizar un coche muy efectivo, deportivo y con capacidad para ser usado en el día a día con una polivalencia que no tienen otros deportivos de esa potencia. Queridos Reyes Magos… Hemos sido muy buenos este año!

Prueba BMW M135i interiores (19)

Si quieres saber el precio del seguro del BMW 135i o de otro coche pulsa en nuestro comparador de seguros.

seguros de coches

Vídeo

Imagen de previsualización de YouTube

Galería exterior

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157632450455032]

Galería interior

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157632450487156]

Prueba: BMW M135i 3p Steptronic

Categoría: CompactoDeportivoPruebasSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.