El acuerdo asegura el futuro de GM Powertrain en Estrasburgo.

Transmisión ZF

La firma de un acuerdo a tres bandas garantiza la continuación en el funcionamiento de las instalaciones de GM Powertrain en Estrasburgo, además de asegurar un acuerdo de suministro a largo plazo con ZF.


General Motors y Punch International Metals, una empresa del inversor industrial Guido Dumarey, han alcanzado un acuerdo que asegura el futuro a largo plazo de las operaciones de GM Powertrain en Estrasburgo, Francia.

Mediante este acuerdo, Punch International Metals adquirirá la totalidad de las operaciones de GM en Estrasburgo, incluyendo la planta de producción, el centro de ingeniería y la sala de fundición a presión, a la vez que todos los empleados actuales se mantendrán bajo el nuevo propietario.

Además, la operación incluye un acuerdo de suministro a largo plazo con los principales proveedores de automoción como es ZF, que adquirirá las transmisiones de las instalaciones de Estrasburgo.

GM seguirá siendo un cliente de las operaciones de Estrasburgo durante el período 2013/2014 a fin de permitir la posibilidad de mantener un gran nivel de actividad y de garantizar una transición sin problemas a la nueva línea de productos de ZF sin incurrir en un impacto sobre el empleo.

Punch International Metals tiene previsto realizar una gran inversión por valor de 150 millones de euros con el fin de lograr la producción de una nueva transmisión automática de 8 velocidades con el especialista alemán ZF para su montaje en automóviles a partir de 2014 y asegurando una producción anual de 200.000 unidades por año., así como mejorar aún más la capacidad de la instalación con el objetivo de atraer negocios rentables con otros clientes.

Punch Powertrain fue fundada en 1972 y es un líder en sistemas de transporte independientes con lugares de producción y de I + D en Bélgica y China, principalmente en las localidades de Sint-Truiden (Bélgica) y en Nanjing (China).

En la factoría europea, la capacidad de producción es de 240.000 cajas / año, entre las que se encuentran transmisiones para vehículos híbridos y eléctricos, mientras que en China, la capacidad de producción es de 150.000 transmisiones/año aunque se espera doblar dicha cifra hasta alcanzar un ritmo de 300.000 unidades/año.

Este anuncio se produce tras la revisión estratégica de la instalación de Estrasburgo que GM anunció en mayo del pasado año. Tras un profundo proceso de revisión, las tres empresas aseguran un futuro viable a largo plazo para las operaciones y sus empleados, demostrando el compromiso de GM con sus responsabilidades sociales, los empleados y el entorno.

El acuerdo está sujeto a la aprobación de los organismos de competencia, aunque se espera que esté finalizado a principios de 2013.

Nuestros videos

GM, Punch International Metals y ZF alcanzan un acuerdo que asegura el funcionamiento de GM Powertrain

Categoría: Actualidad
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.