Bajo el microscopio: nuevos sensores, para crear una red inteligente de ojos y oídos.

Imagen de previsualización de YouTube

Aunque no será presentado oficialmente hasta el próximo mes de abril, el nuevo buque insignia de la marca alemana volverá a convertirse en una referencia frente a sus rivales en tecnología.

Mercedes-Benz desvela parte de la tecnología embarcada en el nuevo Clase S, que se convierte en una auténtica referencia para toda la industria del automóvil. El fabricante dará un gran paso adelante con la introducción de la cámara estéreo multipropósito (Stereo Multi-Purpose camera (CPME), una cámara estéreo que, al igual que la Cámara de Propósitos Múltiples (MPC), se coloca detrás del parabrisas en la zona del espejo retrovisor interior. Tiene un ángulo de apertura de 45° y capta imágenes tridimensionales de objetos y peatones hasta 50 metros por delante del vehículo, además de ser capaz de vigilar la situación por delante con una distancia máxima de hasta 500 metros. De esta manera, la nueva cámara es capaz de proporcionar datos para su procesamiento por diversos sistemas del coche.

Mientras que las lentes de la cámara estéreo actúan como ojos del coche, los sensores de radar son sus oídos, por así decirlo, y proporcionan datos adicionales. El sistema de sensores de radar consta de dos sensores de radar de corto alcance en el paragolpes delantero con un rango de 30 m y un ángulo de apertura 80°, que se complementan con un sensor de radar de largo alcance (200 m y un ángulo de apertura de 18°) incluyendo un escaneado medio (60 m y 60°). Los datos de la cámara y los radares se envían a una unidad de control con el fin de proporcionar los datos específicos del sistema para las diversas funciones.

El conjunto se completa con 12 sensores de ultrasonidos, cuatro en la parte delantera y trasera más dos en cada uno de los extremos; cuatro cámaras 360° situadas una en la parrilla del radiador y otra en el maletero y las dos restantes en la parte inferior de las carcasas de los retrovisores exteriores que proporcionan una resolución de un megapíxel.

Si los sensores detectan una situación de riesgo, son capaces de proporcionar información a los sistemas de asistencia con el fin de proporcionar el soporte adecuado para la situación específica, para evitar accidentes y mitigar sus consecuencias.

Las funciones de apoyo van desde la reducción de la fatiga para el conductor a la emisión visual, acústica y háptica de señales de advertencia para mejorar las reacciones del conductor. Algunos sistemas son incluso, capaces de tomar medidas correctivas en caso de emergencia, como la aplicación autónoma de los frenos para evitar accidentes o reducir su gravedad.

DISTRONIC PLUS con dirección asistida

El sistema de control adaptativo DISTRONIC PLUS es una ayuda para el conductor diseñada para mantener el vehículo a la distancia deseada delante de otro vehículo que se desplaza más lento que la velocidad de crucero seleccionada. Esta función, basada en los sensores de radar, ha sido mejorada por la adición de asistencia a la dirección.

La cámara estéreo reconoce las marcas de carril, así como  los vehículos que viajan por delante junto con su posicionamiento tridimensional y transmite esta información al sistema de dirección de asistencia eléctrica. Cuando se conduce a baja velocidad, por ejemplo, en el tráfico congestionado, la dirección asistida puede utilizar el vehículo precedente como un medio de orientación, permitiendo una conducción semi-autónoma incluso cuando no hay marcas de carril claras visibles. Como resultado, el sistema es capaz de mejorar aún más el confort de conducción y reducir sustancialmente la carga de trabajo del conductor en situaciones de tráfico muchos.

El sistema DISTRONIC PLUS con asistencia a la dirección puede ser activado desde la palanca de la columna de dirección en un rango de velocidad que se extiende de 0 a 200 km/h. Cualquier velocidad entre 30 km/h y 200 km/h puede ser seleccionado como la velocidad de crucero deseada.

Mediante la combinación de los datos de radar y la cámara, DISTRONIC PLUS es también capaz de detectar tanto los vehículos que se encuentran inmediatamente y en carriles adyacentes y tomar las medidas necesarias sin demora. Esto puede evitar cruces en las autopistas y carreteras de carriles múltiples, por ejemplo, mediante la adaptación de la velocidad a la de los vehículos en los carriles exteriores.

Asistencia de frenado para el cruce de tráfico: BAS PLUS con Cross-Traffic Assist

El nuevo freno de emergencia BAS PLUS de Mercedes-Benz es capaz proporcionar una ayuda adicional al conductor a la hora de evitar colisiones con los vehículos precedentes o disminuir sus consecuencias en una dirección puramente longitudinal mediante el nuevo Cross-Traffic Assist función.

Si este sistema detecta, por anticipado, una situación de peligro de este tipo, se le pide al conductor iniciar el frenado de emergencia mediante la activación de avisos visuales y acústicos. Si el conductor pisa el pedal del freno también, provisionalmente BAS PLUS intervendrá de forma automática aumentando la presión de frenado en caso de emergencia, incluso aplicando los frenos a plena potencia si es necesario. Aplicar la cantidad adecuada de energía de frenado para la situación en cuestión maximiza la distancia de frenado disponible para el tráfico que viene por detrás.

La función Cross-Traffic Assist está operativa a velocidades de hasta 72 km/h, mientras que BAS PLUS es capaz de ayudar al conductor en situaciones longitudinales a cualquier velocidad.

Lane Assist activo

El asistente de cambio de carril activo no sólo es capaz de reconocer situaciones críticas como adelantamiento de vehículos y tráfico paralelo, sino que también puede responder de manera eficaz a la circulación contraria. Si el sistema detecta que el vehículo cruza las marcas del carril cuando el carril adyacente no está vacío, no sólo causa vibraciones en el volante como una advertencia táctil para el conductor, sino que guía al vehículo en el carril frenando a través del ESP, constituyendo un complemento ideal para el asistente activo de puntos ciegos y, también, evita colisiones con tráfico de frente.

También reconoce zonas de prohibición de adelantamiento y las restricciones de acceso: Speed Traffic Assist. Si la cámara no puede detectar cualquier signo de carretera mostrando un límite de velocidad o un límite de velocidad elevada, se limita la velocidad legal a partir de los datos de navegación, como una velocidad máxima de 100 km/h en las carreteras de Alemania o 50 km/h en zonas urbanas.

ATTENTION ASSIST: el detector de fatiga y somnolencia

El sistema ha sido objeto de un avanzado desarrollo y la última versión tiene la capacidad de detectar la somnolencia y falta de atención en un rango de velocidad mucho mayor, de 60 a 200 km/h. La sensibilidad del sistema, además, se puede ajustar, por ejemplo, para los conductores que ya se sienten cansados cuando llegan al volante.

Un nuevo menú en la pantalla del cuadro de instrumentos también hace que el sistema sea más tangible y transparente para el conductor mediante la visualización del tiempo de conducción desde el último corte y, también es posible ver si el sistema está activo en la actual situación de conducción.

Maniobra automática dentro y fuera de los espacios de estacionamiento en paralelo y en perpendicular: Active Parking Assist

La asistencia de estacionamiento activa está diseñada para el estacionamiento automático con dirección activa y el control de frenado espacios perpendiculares y en paralelo. Cuando se circula a velocidades inferiores a 30 km/h, los sensores ultrasónicos instalados en diferentes secciones laterales del paragolpes, se encargan de examinar el lado izquierdo de la carretera para espacios aparcamiento en paralelo y perpendiculares. El mismo procedimiento se lleva a cabo por el otro lado de la carretera, si el conductor lo indica.

Active Parking Assist maneja los frenos del vehículo de forma automática, así como muestra una indicación a las diversas acciones del conductor requeridas en la pantalla, tales como la selección de la posición de la transmisión. El conductor mueve el vehículo presionando ligeramente el acelerador o soltando el freno.

Prevenir es mejor que curar

Las nuevas funciones de PRE-SAFE pueden ayudar a evitar colisiones con peatones y vehículos precedentes en el tráfico urbano, prevenir situaciones peligrosas causadas por el tráfico que circula detrás y mejorar la protección ofrecida por los cinturones de seguridad.

La detección de peatones ha sido añadida al sistema BAS PLUS y PRE-SAFE, mientras que la función de frenado autónomo para los vehículos que circulan delante también ha experimentado un gran avance.

Además, el rango de funcionamiento del frenado autónomo para vehículos parados se ha optimizado para que las colisiones por alcance también se puedan evitar a velocidades de hasta 50 km/h.

BAS PLUS con Cross-Traffic Assist y freno PRE-SAFE con detección de peatones se basan en los mismos sensores empleados para el control de crucero adaptativo DISTRONIC PLUS con sistema de dirección: la nueva cámara estéreo y el sistema de sensores de radar de múltiples etapas.

Medidas de seguridad en respuesta a un impacto trasero inminente: PRE-SAFE PLUS

PRE-SAFE PLUS ofrece una extensión de las medidas de protección de los ocupantes en situaciones donde el tráfico que circula por detrás plantea un peligro. Un sensor de radar en el paragolpes trasero monitorea el tráfico por detrás del vehículo. Si el riesgo de un impacto trasero se detecta, las luces de emergencia traseras se activan advirtiendo al conductor del vehículo trasero y, aparte, se activan todas las medidas preventivas de protección de los ocupantes como los tensores de cinturón.

Inteligente contramovimiento: PRE-SAFE Impulse

Mercedes-Benz está ampliando la función protectora del cinturón de seguridad delantero con la introducción de PRE-SAFE Impulse: la correa del cinturón de seguridad puede retraerse por medios pirotécnicos en los tres puntos de anclaje del cinturón y destensarse con una fuerza controlada.

La diferencia fundamental en comparación con tensores de cinturones convencionales es que la fuerza de retracción de la correa del cinturón se mantiene durante un tiempo mucho más largo, disparando el despliegue de los tensores progresivamente en función de la gravedad del accidente.

El cinturón de seguridad se pone en plena forma: la hebilla activa

Mercedes-Benz está reforzando aún más el sistema de seguridad para los pasajeros de la parte trasera con la hebilla activa del cinturón de seguridad y el beltbag.

La hebilla activa del cinturón de seguridad está integrada en el sistema de seguridad PRE-SAFE, activándose cuando el sistema detecta que el vehículo se aproxima otro objeto a una velocidad crítica a la vez que también se tensa la correa reversible del cinturón de seguridad

La hebilla activa del cinturón es una hebilla motorizada que puede extenderse 70 milímetros cuando los ocupantes entran en la parte trasera del vehículo, para facilitar la fijación del cinturón de seguridad y retraerse 40 milímetros y se encuentra colocada mediante un cable a una tuerca que se ejecuta en un movimiento lineal. Después de que la lengüeta del cinturón ha sido insertada, la hebilla del cinturón vuelve a su posición original reduciendo la holgura del cinturón en la zona de la pelvis y el tórax y asegurando que la correa se ajusta correctamente en la zona de la pelvis.

La funcionalidad POST-SAFE facilita el rescate de los ocupantes y ayuda al personal de rescate o a los propios ocupantes a desabrochar los cinturones de seguridad. En este caso, con las puertas abiertas, la hebilla del cinturón se extiende de nuevo después de que el sistema haya detectado un choque y el vehículo se encuentre en punto muerto, y con la condición de que el sistema eléctrico de a bordo esté intacto.

Una bolsa de aire para el cinturón de seguridad: el beltbag

El Beltbag es un cinturón de seguridad inflable capaz de reducir el riesgo de lesiones a los pasajeros en la parte trasera en una colisión frontal y disminuir la tensión sobre la caja torácica.

Si los sensores de impacto detectan un severo impacto frontal, la unidad de control del airbag disparará el despliegue y el inflado de Beltbag. Un generador de gas infla la correa de varias capas con costuras de velcro del cinturón a casi tres veces su anchura normal. La mayor área de superficie resultante es capaz de distribuir mejor la fuerza que actúa sobre el ocupante del asiento, reduciendo el riesgo de lesiones.

El Beltbag se utiliza exactamente de la misma manera que un cinturón de seguridad convencional. El diseño de la correa del cinturón es diferente de la de la cinta estándar.

Más luz: El primer coche sin una sola bombilla

El próximo año, el nuevo Clase se convertirá en el primer vehículo del mundo en hacerlo sin una sola bombilla estándar, pero con más de 190 LED que asumirán la tarea de iluminar la carretera, el vehículo, el interior y el equipaje.

La iluminación multi-nivel es otra primicia mundial: por consideración a los usuarios de la carretera que circulan por detrás, la intensidad de las luces de freno se reduce en la noche o mientras espera en los semáforos. Mientras tanto, la visibilidad se ve reforzada por dos sistemas de asistencia que han sufrido algunas mejoras clave, el asistente automático de luces de carretera Assist PLUS y Night View Assist PLUS.

Luces de carretera adaptativas Assist PLUS: sin deslumbramientos

Por primera vez, las luces de carretera adaptativas Assist PLUS permiten mantenerse permanentemente durante la conducción por carretera sin deslumbrar a los que circulan de frente. Si el sistema basado en cámaras registra, ya sea tráfico de frente o vehículos delante, se adaptará la distribución de la luz de acuerdo con la situación específica de las luces largas. En consecuencia, el conductor sólo tiene que dejar los faros de carretera encendidos todo el tiempo.

Considerado con los demás: las luces traseras con control automático de la intensidad

El nuevo Mercedes-Benz Clase S será, también, muy considerado con los vehículos que circulan por detrás. Será, el primer modelo del mundo, en estrenar las luces traseras con multi-nivel de funcionalidad, lo que significa que las luces de freno y los indicadores funcionarán con diferentes intensidades en función del estado de conducción actual y los niveles ambientales de día y noche.

Detección de peatones y animales: Night View Assist PLUS

Por primera vez, el nuevo Night View Assist PLUS es capaz de detectar no sólo los peatones en posiciones potencialmente peligrosos en la parte delantera del vehículo, sino también los animales. Este sistema nocturno de visión, de tercera generación, cambia automáticamente la pantalla del cuadro de instrumentos del velocímetro a una imagen nocturna en el parabrisas para alertar al conductor en las áreas oscuras. Los peatones o animales detectados por delante se resaltan en color en esta imagen.

Un sensor de infrarrojos adicional en los suplementos de la parrilla del radiador es capaz de detectar peatones a una distancia de hasta 160 metros, y los animales, como ciervos, caballos y ganado de hasta 100 metros. Dos fuentes de luz distintas en los conjuntos de los faros iluminan el área en la parte delantera del vehículo con luz infrarroja invisible. Esto permite a la cámara de infrarrojos posicionada detrás del parabrisas, junto al espejo retrovisor, producir una fuerte imagen en escala de grises en la pantalla del cuadro de instrumentos. Esta imagen también puede ser mostrada en la pantalla de forma permanente si se desea mediante la presión de un botón.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157632062820894]

Imagen de previsualización de YouTube

La tecnología embarcada en el nuevo Mercedes-Benz Clase S W222: Investigación en curso (LVIII)

Categoría: Técnica
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.