Silencio, se rueda…

Prueba Korando gasolina exteriores (4)

El SsangYong Korando de gasolina es una inteligente apuesta de la marca coreana para cubrir el acceso a la gama Korando con un vehículo bastante interesante.

El Korando de gasolina estrena una serie de cambios exteriores e interiores que junto con cambios en el equipamiento aumentan el empaque y la calidad de este SUV compacto. Antes lo tenía con la versión diesel 4×2, pero ahora el Korando guarda una excelente relación precio-calidad, de lo mejor del mercado ya que casi nadie puede ofrecer este equipamiento y estas prestaciones en un vehículo similar por un precio que no llega a los 18.000 euros. A lo acertado de su diseño, hay que sumar su habitabilidad y por supuesto su ratio precio/equipamiento. Esta variante en concreto se puede adquirir por 17.990 euros (19.740 para la versión Sport) y tiene cinco años de garantía oficial, con tracción delantera y con caja de cambios manual de 6 velocidades.

Con 4.410 mm de largo, 1.830 mm de ancho y 1.710 mm de alto el Korando presenta unas medidas muy compactas. La batalla es de 2.650 mm que da un habitáculo con un espacio muy bien aprovechado y homologado para cinco ocupantes. El nivel de habitabilidad es muy bueno en todas las plazas. En las plazas traseras podremos llevar dos adultos cómodamente o tres niños sin sistemas de retención. Es lo habitual en coches de sus dimensiones. El acabado del Korando ha mejorado con esta nueva versión. No es un vehículo lujoso pero es un vehículo bien fabricado que ahora si tiene materiales de mayor calidad y empaque. Ahora tiene otra apariencia, de mayor calidad, que hace muy agradable el interior. Esta bien rematado y, salvo apreciaciones personales sobre el diseño, es un vehículo intachable en el ajuste y la calidad de los materiales mas a la vista.

Prueba Korando gasolina interiores (15)

Todos los plásticos tienen un tratamiento correcto, son duros al tacto y no se perciben ruidos parásitos en el interior. Todos los ruidos que hemos oído se debían a la prueba por una pista especial de tierra. Por carretera es un coche extremadamente silencioso.

Los asientos delanteros son cómodos, con un guarnecido textil agradable en color negro y gris oscuro. La misma combinación la encontramos en las alfombrillas, que por cierto nos han gustado mucho con un entramado lineal que le da un toque distintivo. Sin ser unos asientos muy envolventes recogían bien el cuerpo. No son asientos deportivos porque en este vehículo no lo necesitamos, pero si son cómodos, que es lo que esperamos de un vehículo así. Los reposacabezas quedan cerca de la cabeza y tienen regulación en altura.

Los asientos de las plazas traseras son correctos, cómodos y con un respaldo trasero regulable que nos da mucho juego. El suelo es completamente plano, lo que garantiza que los ocupantes de las plazas traseras puedan moverse sin problemas. Esto es básico en un vehículo de uso familiar, la facilidad para que los ocupantes de las plazas traseras se muevan con facilidad es un punto a favor. Los reposacabezas traseros, al igual que los de las plazas delanteras, quedan cerca de la cabeza. Tienen forma de L invertida y únicamente se pueden regular en altura. Nos gustan menos que los delanteros y como en el resto de fabricantes, parece pensados más para cumplir con la homologación de reposacabezas y visión trasera.

El respaldo cuenta con varias posibilidades de inclinación que permite que los ocupantes puedan reclinar el respaldo a su gusto para encontrar una postura más confortable. Podemos ir bastante tendidos, lo que para viajes largos se hace muy agradable o podemos ponerlos más verticales para ganar espacio de carga en el maletero.

Prueba Korando gasolina interiores (25)

El puesto de conducción es cómodo. Hemos encontrado la postura más cómoda con facilidad gracias a los reglajes de asiento y volante, que son bastante amplios. También lo es por que todos los mandos de control están bien situados, pese a que en un principio los mandos del alumbrado y limpiaparabrisas nos parecía que tenían una situación más alta de lo normal en otros fabricantes. Los pedales y mando del cambio también están bien situados. El reposabrazos es grande y bien acolchado, guarnecido en cuero, pero para nuestro gusto queda un poco bajo y retrasado. Sabemos que es cuestión de centímetros y le falta ese poco para ser perfecto.

El volante tiene un tamaño correcto y un grosor fino. Está forrado en cuero rugoso y tiene un tacto que nos parece un poco duro. Integra los botones que controlan el equipo de sonido/teléfono y las marchas para el modo secuencial. Detrás del volante, están los mandos para accionar los indicadores de dirección, las luces de posición, cruce y carretera, los limpiaparabrisas y el regulador de velocidad, situado un poco mas abajo en un mando que nos ha parecido mejorable pero que cumple bien su función, con un modo eco que optimiza el consumo de combustible. No tiene limitador de velocidad. El tacto de los mandos del volante es bueno y preciso.

A la izquierda del salpicadero, hay unos botones para desconectar el control de estabilidad y regular la altura de las luces de carretera y encender las luces antiniebla delanteras. Este último tiene una situación que puede resultar extraña, pero no olvidemos que las luces antiniebla delanteras no son obligatorias y es mas fácil prescindir de un pulsador que tener dos mandos para diferentes mercados. En la consola, hay cuatro botones agrupados que permiten desempañar el parabrisas y la luneta trasera, consultar los datos del ordenador de bordo y encender las luces de emergencia. El botón del ordenador de bordo nos parece que está en una situación extraña, pero funciona bien. Lo preferimos en el volante, por ejemplo.

Prueba Korando gasolina interiores (4)

La configuración del tablero de bordo es muy sencilla, con una tipografía clara, iluminación en ámbar con selección de intensidad que ha mejorado mucho respecto al anterior Korando. El ordenador da toda la información habitual de consumos, nivel de carburante, temperatura del líquido refrigerante, etc.

En la parte superior del salpicadero hay un nuevo navegador integrado que mejora mucho al anterior, cuenta con una pantalla táctil multimedia de 7” que incluye el sistema Bluetooth con perfil de audio y manos libres, navegador GPS con cartografía y software iGo 8, Radio/CD/MP3, DVD/DVD-R/RW, DVD+R/RW/VCD, Radio con RDS, puerto USB con conexión iPod y cámara de visión trasera, muy útil ya que esta versión no lleva avisadores de aparcamiento. Tiene muchas más posibilidades de conexión que no están disponibles pero que podrían estarlo, ya que está preparado para tener un sistema de vigilancia de presión de neumáticos (que será obligatorio en un futuro para los vehículos nuevos), sensores de radar delanteros y traseros, un sistema de pantallas traseras, TV digital, etc.

El equipo de sonido ofrece una buena calidad ya que da buena potencia y calidad de sonido, algo no muy habitual en este tipo de coches y precio. También se pueden ver vídeos o películas a través del lector de DVD, pero siempre con el vehículo estacionado y el freno de mano accionado. Nuestra unidad equipaba de serie un sistema de navegación iGo 8 que es muy completo y de manejo sencillo. Es un sistema de navegación estupendo, con cartografía en 2D y 3D muy potente. Ofrece mucha información y los mapas de un total de 43 países, en los que se incluye todo el continente europeo y una base de datos de puntos de interés muy completa. También incluyen información de la situación de radares. La cartografía y las bases de datos son fácilmente actualizables mediante la microSD que contiene todos los datos. El sistema multimedia incluye un mando a distancia.

El sistema de climatización, que no es un climatizador completamente automático, funciona muy bien. Lo hemos probado con unas temperaturas muy bajas y el resultado ha sido satisfactorio. Después de tener el vehículo expuesto temperaturas bajas el climatizador ha sido capaz de calentar el vehículo con rapidez. También ayuda y mucho la potentísima calefacción de los asientos delanteros. Tiene dos posiciones. La normal es suficiente, la mas potente puede resultar incluso excesiva, pero va bien para calentar el asiento rápidamente en los días más fríos. Todas las funciones se pueden controlar mediante tres mandos giratorios que son precisos que han mejorado su calidad.

Prueba Korando gasolina interiores (28)

Todos los huecos disponibles están bien ubicados y tienen muy buena capacidad: El conductor tiene suficientes huecos para dejar todos los pequeños objetos que se suelen llevar encima. Delante del asiento del acompañante hay una guantera que está poco iluminada pero con apertura de la tapa amortiguada. En la parte superior del salpicadero hay un hueco con tapa. Encima de los mandos del sistema de climatización hay un hueco con tapa amortiguada, muy profundo. En la consola tenemos un hueco con un cenicero con imán, dos posavasos y un reposabrazos con dos compartimentos, uno realmente grande. Todas las puertas tienen bolsas rígidas para guardar objetos, las delanteras más capaces que las traseras. También hay ganchos para colgar bolsas en el habitáculo y en el maletero.

El maletero tiene una capacidad de 486 litros. Sus formas son regulares y el piso es completamente plano. El fondo esta guarnecido con moqueta de pelo corto y los laterales están acabados con plástico rígido. Si abatimos los asientos de las plazas traseras, con unos mandos sencillos de un solo toque, la capacidad aumenta considerablemente. Los asientos una vez abatidos, quedan enrasados con el piso del maletero.

Debajo del piso del maletero hay una bandeja muy práctica que puede servir para dejar todos los accesorios necesarios para el mantenimiento del vehículo y los triángulos de emergencia. Debajo de esta bandeja, se encuentra la rueda de repuesto, que es de una medida para uso temporal (hasta 130 km/h) en medida 195/60 R16.

El maletero está cubierto por una bandeja enrollable que pesa muy poco, que se extrae con facilidad y que se puede guardar debajo del piso del maletero para que no moleste y para que no tengamos que dejarla fuera del vehículo. Queda un hueco entre la bandeja y el respaldo del asiento que podría tener, como en otros modelos, un textil que lo protegiera de amantes de lo ajeno.

Prueba Korando gasolina exteriores (15)

El alumbrado del Korando probado se componía de luces halógenas para todas las funciones de alumbrado. Lleva unas luces de led en los retrovisores como luz de acompañamiento, un detalle de calidad. Lleva sensor crepuscular para el alumbrado automático y sensor de lluvia. El alumbrado de cruce da una intensidad buena y ha mejorado respecto a la versión anterior.

El Korando dispone de un motor de dos litros gasolina con 150 CV a 6.000 rpm y un par motor de 191 Nm a 4.000. Estas cifras indican que, efectivamente, el motor de gasolina mueve con suficiencia los 1.537 kg que pesa este vehículo. Lo hace sin ruidos ni vibraciones y en ese sentido este motor es una gozada. Tan suave es la aceleración y tan lineal que no percibimos la velocidad a la que vamos hasta que miramos el velocímetro. Pero para sacar a relucir los 150 CV de este propulsor hay que subirlo de vueltas, a partir de 3500 rpm, donde el motor se vuelve más ruidoso, lo que por otra parte es lógico. El consumo que hemos medido en nuestro circuito habitual de pruebas ha sido, a ritmo ágil, de 8,3 litros a los 100 km. A un ritmo normal, con recorrido urbano incluido, ha sido de 7,3 litros a los 100 km. Como pudimos comprobar en la presentación del Korando gasolina, se puede bajar aún más, lo que indica que el coche tiene buen potencial en lo que al ahorro de combustible se refiere.

Prueba Korando gasolina interiores (37)

La caja de cambios manual tiene un tacto correcto, con movimientos del selector amplios pero bien escalonados, lo que favorece el funcionamiento sin errores. Los desarrollos son, para nuestro gusto, excesivamente largos. Es evidente que se busca el cumplir con las emisiones, pero el motor, en algunas marchas, se queda muerto si aceleramos de repente. Eso nos obliga a usar el cambio de marchas para realizar maniobras de adelantamiento, quizás incluso bajando un par de marchas.

La suspensión delantera es de doble brazo transversal con muelles helicoidales y la trasera es independiente, multibrazo y muelles helicoidales. El tarado de la misma es tal y como se estila en este tipo de vehículo, dura en compresión y blanda en extensión. Actúa correctamente en todo tipo de firme, mucho mas confortable cuando la carretera esta bien asfaltada. Las grietas y roturas, en apoyo, se notan y pueden llegar a darnos una falsa sensación de perdida de trazada. En carreteras muy viradas hemos tenido el cabeceo y el balanceo tan característico de los SUV, no sólo porque son vehículos con el centro de gravedad más elevado, sino porque los neumáticos que lleva esta unidad, unos Kumho Solus en medidas 225/60R17 no han dado muy buen agarre en seco y sólo un poco mejor en mojado. Si se han comportado mejor en caminos de tierra. Este vehículo, con neumáticos de mayor agarre, mejoraría una barbaridad.

A un ritmo normal es un vehículo aplomado, bien asentado en la carretera con una dirección que aún siendo de cremallera servoasistida eléctrica, tiene un calibrado blando. Con mayor dureza hubiera transmitido un poco más de seguridad en las trazadas mas complicadas al conductor. En circulación fuera de carretera se ha comportado mejor de lo esperado. Junto al buen comportamiento de los neumáticos en la pista de tierra añadimos la suspensión que absorbe prácticamente todo y que tiene una buena altura y unos ángulos de ataque mejores que la competencia.

Prueba Korando gasolina exteriores (20)

El Korando incorpora frenos de disco ventilados en el eje delantero y frenos de disco ventilados en el trasero. Los frenos actúan correctamente, pero hay que frenar con decisión, ya que tiene un tacto un poco esponjoso y un primer recorrido del pedal parece que apenas actúa sobre el freno. En caso de frenada de emergencia el sistema de frenos responde bien y mantiene perfectamente la trayectoria del vehículo.

Es una opción interesante para aquellos que quieran un coche silencioso, tranquilo, con un consumo correcto y a un precio realmente bueno. Tiene todo lo que un futuro usuario de un vehículo como este necesita, y a un precio bastante ajustado. SsangYong está haciendo un esfuerzo importante con este vehículo y se notan mucho los cambios realizados para mejorar los detalles mejorables que tenía el anterior modelo y que han logrado solucionar y mejorar, dejando redondo un producto muy recomendable.

video

Imagen de previsualización de YouTube

Galería exterior

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157631913903887]

Galería interior

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157631913945785]

Galería Ssangyong

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157630518556540]

Prueba: SsangYong Korando G20 Sport 4×2

Categoría: 4x2PruebasSegmentoSUV
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.