El objetivo es mejorar la seguridad, el ahorro económico y la eficiencia medioambiental.

Etiqueta neumáticosEl Reglamento R1222/2009/CE ya entró en vigor y se aplica a todos los neumáticos destinados a turismos y vehículos comerciales ligeros y pesados, producidos a partir del 1 de julio de 2012. Desde hoy, será obligatorio para todos los nuevos neumáticos.

Con el fin de alcanzar los objetivos fijados por la Unión Europea en materia de movilidad sostenible, la Comisión Europea ha elaborado un reglamento destinado a instaurar un sistema de etiquetado de los neumáticos. El objetivo es facilitar a los usuarios finales de los vehículos información clara y pertinente sobre la calidad del neumático, y orientarles para que puedan seleccionar productos con un menor consumo de carburante, un comportamiento óptimo de frenado en vías mojadas y una generación mínima de ruido.

Esta regulación facilita que los usuarios finales puedan tomar decisiones de compra sobre neumáticos razonadas, considerando la información contenida en la etiqueta junto con otros factores, también relevantes en el proceso de compra de un producto. Este Reglamento se aplicará a los neumáticos C1, C2 y C3 y no se aplicará a:

  • los neumáticos recauchutados;
  • los neumáticos todoterreno profesionales;
  • los neumáticos diseñados para ser montados exclusivamente en vehículos matriculados por primera vez antes del 1 de octubre de 1990;
  • los neumáticos de repuesto de uso provisional de tipo T1;
  • los neumáticos cuya categoría de velocidad sea inferior a 80 km/h;
  • los neumáticos cuya llanta tenga un diámetro nominal igual o inferior a 254 mm o igual o superior a 635 mm;
  • los neumáticos equipados con dispositivos adicionales para mejorar sus cualidades de tracción, como los neumáticos con clavos;
  • los neumáticos concebidos para su montaje exclusivo en vehículos destinados únicamente a carreras automovilísticas.

Estas clasificaciones incluyen los neumáticos montados en vehículos de pasajeros, vehículos utilitarios ligeros y vehículos pesados.

Los proveedores de neumáticos deben asegurarse de que los neumáticos C1, C2 y C3 que se entregan a los distribuidores y usuarios finales lleven el etiquetado correspondiente. Este etiquetado deberá consistir en la categoría de eficiencia de carburante (letras A a G),  la categoría de adherencia en firme mojado (letras A a G) y el valor medido del ruido de rodadura exterior (en decibelios).

El Reglamento sólo prevé en esta fase la clasificación de la adherencia en firme mojado por neumáticos de la categoría C1, pero prevé introducir posteriormente una clasificación para los neumáticos C2 y, eventualmente, los C3 cuando las pruebas estén disponibles.

Los proveedores deberán indicar estos datos en la documentación técnica promocional de los neumáticos, del tipo de catálogos o páginas web. Los distribuidores deben asegurarse de que los neumáticos expuestos o almacenados en el punto de venta lleven en un lugar claramente visible la etiqueta suministrada por los proveedores. En caso de que los neumáticos no se hallen a la vista de los usuarios finales, deberán proporcionarles esta información.

Cuando los usuarios finales de los vehículos tengan opción de elegir sus neumáticos, los proveedores de vehículos y los distribuidores deberán facilitarles información sobre cada una de las opciones existentes en materia de eficiencia de carburante, frenado en firmes mojados y ruido de rodadura.

1 Neumáticos de repuesto de uso provisional de tipo T, diseñado para su utilización a presiones de inflado superiores a las prescritas para los neumáticos de tipo estándar y de estructura reforzada.

El pasado 30 de mayo comenzó el período de etiquetado voluntario de neumáticos según la nueva normativa europea. Es a partir de esa fecha cuando los diferentes fabricantes podrán empezar a lucir sus calificaciones con la nueva identificación asociada a cada una de sus gamas y medidas, pero, desde hoy día 1 de noviembre, la nueva etiqueta homologada ya es obligatoria.

Descripción de la Etiqueta

En la parte izquierda, se halla el consumo de carburante, es decir, se indica el nivel de eficiencia energética del neumático en cuanto a consumo de carburante y emisiones de CO2.

La resistencia a la rodadura de los neumáticos, representa alrededor del 20% del consumo de carburante de los vehículos. Por lo tanto una disminución en la resistencia a la rodadura contribuye significativamente al ahorro de carburante y a la reducción de emisiones de CO2. Este valor de resistencia a la rodadura se mide en una máquina de simulación, que determina el nivel de eficiencia energética del neumático

La diferencia entre un neumático A y un neumático G es del orden de 0,5 l./100 en consumo de carburante, lo que se traduce en, aproximadamente 80 litros de carburante por año (para 15.000 km / año) y más de 100 €/ año para un vehículo de gasolina (con el precio del carburante a 1,30 € / l).

Si el impacto económico para el consumidor es muy importante, el impacto ambiental no es menor, porque esta diferencia en el consumo corresponde a 12 gr. de emisiones de CO2 por km.

Frenado sobre suelo mojado

En el lado derecho de la etiqueta se indica la prestación del neumático en la frenada sobre suelo mojado. Las mediciones se realizan en el vehículo según las condiciones fijadas por el reglamento europeo (velocidad, características de la pista, altura de la pelicula de agua, temperatura…).

La calificación se establece comparando las prestaciones del neumático probado con un neumático de referencia. La diferencia entre un neumático A y un neumático G puede alcanzar hasta 18 metros, una longitud equivalente a cuatro veces la longitud de un coche. Desde el próximo de noviembre de2012, los fabricantes no podrán homologar neumáticos nuevos con categoría F en distancia de frenado en suelo mojado, estando prohibida su comercialización desde el 1 de noviembre de 2014.

Ruido exterior

El ruido del tráfico es una molestia importante. La parte inferior de la etiqueta indica el nivel de ruido del neumático, que es emitido al exterior del vehículo, no el percibido por el conductor en el interior de su vehículo. La cifra representa el nivel sonoro en decibelios.

El Reglamento europeo prevé disposiciones dirigidas a hacer progresar el mercado sobre estas tres prestaciones. Desde hoy, será imposible para los fabricantes homologar neumáticos nuevos con categoría G en resistencia a la rodadura y su comercialización estará prohibida a partir del 1 de noviembre de 2014.

Entra en vigor hoy el nuevo sistema de etiquetado de neumáticos

Categoría: Actualidad
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.