Se comercializará en una serie limitada de 50 unidades para Europa.

Infiniti FX Sebastian VettelEl deseo de Sebastian Vettel se ha hecho realidad. Una conversación en Ginebra y su exhibición en  Frankfurt han dado paso a su fabricación en serie, partiendo del FX50S.

Presentado como concepto en la pasada edición del Salón de Frankfurt y, de nuevo, presente en el Salón del Automóvil de Ginebra, Infiniti ha confirmado que da luz verde a la producción, en una serie limitada de 200 unidades para todo el mundo, del FX Sebastian Vettel.

La versión más deportiva del SUV japonés se comercializará a partir del próximo año 2013, si bien los concesionarios de Europa y Oriente Medio ya están aceptando pedidos de esta versión. Su precio es de 150.000 euros.

El Infiniti FX Sebastian Vettel nació de una mera conversación entre el piloto de Red Bull Racing y la Directora General Creativa de Infiniti, en el Salón de Ginebra de 2011, al hilo de una sugerencia de Sebastian Vettel para hacer del Infiniti FX que, normalmente, conduce, el crossover más exclusivo que jamás se haya hecho por la marca nipona y el FX más perfecto.

Como el concepto, parte de la versión más exclusiva y potente FX 50 S Premium y contará con modificaciones en motor, chasis y carrocería, esta con un kit aerodinámico en el que ha trabajado parte del equipo de F1 Red Bull.

Más detalladamente, se ha revisado la aerodinámica, contando con la presencia de diseñadores e ingenieros de Infiniti, personal de Red Bull Racing y con el propio Sebastian Vettel, analizando la aerodinámica de un Red Bull Racing RB7, enviado especialmente a Japón. El resultado es que el FX Sebastian Vettel ha visto mejorada su aerodinámica muy favorablemente, con un coeficiente de sustentación (Cl) un 30% menor y con un coeficiente de resistencia (Cd) un 5% más bajo y, junto a unos rediseñados espejos retrovisores, un spoiler trasero de carbono y una renovada parrilla delantera, se ha conseguido aumentar la carga aerodinámica y la estabilidad, incluso a velocidades de 300 km/h. 

También, es más ligero. Con respecto a un FX50S estándar, se ha reducido el peso en 46 kilogramos, arrojando un peso de 2.049 kg, gracias al uso de la fibra de carbono, material presente en la parrilla delantera, carcasas de los espejos retrovisores y el difusor trasero, umbrales de las puertas o en el divisor delantero, cuyo diseño deriva del monoplaza de F1 de Vettel, al igual que la luz antiniebla trasera central. 

Las llantas de aleación son de 21″, en diseño multirradio y acabadas en  negro y plata. En la parte delantera, las luces diurnas de LED se han situado justo debajo de la sección parachoques delantero y, en la parte trasera, los pilotos se han oscurecido.

En el interior, la fibra de carbono también juega un papel importante, en detalles embellecedores de as puertas y la consola central. El volante está forrado en Alcántara y los  asientos cuentan con un apoyo extra, están tapizados en  tela acolchada de color negro con costuras en púrpura y logotipos grabados con las siglas «SV». Una placa de metal en la consola central, con la firma del campeón del mundo, da el toque final. Entre el equipamiento, cuenta con el sistema de información y entretenimiento Connectiviti + y todas las medidas de seguridad activa y pasiva que se encuentran disponibles en la gama FX.

Bajo el capó, cuenta con el potente V8 de 5.0 litros y en el que se ha sustituido el actual sistema de escape por uno nuevo para incrementar la potencia en 30 CV y, junto con la modificación del funcionamiento del sistema de distribución variable de las válvulas VVEL, ahora entrega una potencia máxima de 420 CV a 6.500 rpm. También se ha reprogramado la ECU y se ha eliminado el limitador electrónico de velocidad, por lo que la velocidad máxima de esta versión es de 300 km/h.

Las modificaciones en la cadena cinemática se han completado con una relación de transmisión final más larga para entregar la velocidad punta de 300 km/h sin perjudicar el refinamiento. Así, la aceleración de 0-100 km/h es de 5,6 segundos, dos décimas menos que el FX50S.

En el chasis, muelles y amortiguadores son más duros y dispone de los amortiguadores con control continuo (CDC) y se mantiene la misma horquilla delantera y el esquema multibrazo trasero, todo de aluminio. El sistema de frenos dispone de discos de 355 mm con pinzas de 4 pistones delante y de 350 mm detrás, con pinzas de 2 pistones. También se mantiene invariable la configuración de la dirección trasera activa.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157629213927875]

Nuestros videos

El Infiniti FX Sebastian Vettel, a la venta desde 150.000 euros

Categoría: Novedades
1

1 comment

  • Que locura de precio… no creo que los vendan. Vale 25.000€ más que un ML 63AMG y no dejas de llevar un coche japones….

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.