Es el primer motor de la futura gama de propulsores Efficient Dynamics.

BMW 1.5 TwinPower Turbo

Un motor de tres cilindros en línea, de gasolina y diésel y de dimensiones compactas que reúne toda la tecnología de los motores BMW.

Es el primer propulsor, de gasolina y diésel, enmarcado en la estrategia de soluciones de BMW Efficient Dynamics y que será usado tanto en los modelos de BMW como en los de la submarca de eléctricos BMW i, comenzando con el deportivo BMW i8. (ver concept coupé y BMW i8 Concept Spyder).

El nuevo propulsor será fabricado en la factoría de Ham Hall, en Reino Unido, tal y como anunció Ian Robertson, Miembro del Consejo de Administración de BMW AG, el pasado mes de junio.

Los códigos principales de los motores de gasolina y diésel son B38 y B37, respectivamente. Ambos sustituirán, progresivamente, al actual N20 de cuatro cilindros y, del propulsor de gasolina, se espera una versión potenciada, denominada B48, con una potencia máxima de 220 CV que equipará el nuevo MINI Cooper S.

La nueva gama de motores comparte un principio de construcción uniforme: todos los motores tienen los cilindros en línea. El motor básico está constituido por módulos de cilindros optimizados, cada uno de ellos de 500 cc, una cilindrada que en términos termodinámicos es óptima para motores destinados a automóviles. El nuevo motor de tres cilindros tiene, por lo tanto, 1.500 cc, mientras que el de cuatro cilindros tiene 2.000 cc y el de seis cilindros 3.000 cc. La potencia por cilindro de los motores de gasolina abarca un margen desde 30 hasta 55 kW (siendo el par entre 60 y 80 Nm), mientras que en el caso de los motores diésel es desde 20 hasta 45 kW (con par desde 75 hasta 110 Nm).

El motor BMW Twin Power Turbo de 1.500 cc consume considerablemente menos debido a sus mínimas fricciones internas. Gracias a los mayores intervalos de encendido, los cambios de carga se adaptan especialmente bien a los cambios de solicitación del conductor, gracias al elevado par a bajas revoluciones y a las rápidas respuestas. Con el fin de optimizar esas características del nuevo motor tricilíndrico, se recurre a la última generación del sistema de inyección directa High Precision Injection y al sistema de regulación de las válvulas VALVETRONIC.

A las ventajas del bajo peso y de la forma compacta, se suma el bajo nivel de vibraciones del motor. En ese sentido, el motor de tres cilindros tiene similitudes con un motor de seis cilindros en línea, exentos de fuerzas y momentos de inercia libres. También el motor tricilíndrico está libre de fuerzas de primer y segundo orden de inercia de masas. Además, el mínimo momento angular que este motor sí tiene en comparación con un motor de seis cilindros, se anula mediante un eje de compensación. Gracias al compensador de vibraciones ocasionadas por los giros, que funciona de acuerdo con el principio de un amortiguador de masa mediante balanceo de un contrapeso, el motor funciona casi sin vibrar a bajas revoluciones, lo que significa que contribuye decisivamente al confort de conducción.

Las vivencias que se experimentan al conducir un vehículo equipado con este motor que sube fácilmente de revoluciones y que responde de inmediato a cualquier cambio de solicitación, se acrecientan gracias a su fascinante sonoridad. Dado que la frecuencia del sonido ocasionado en el colector aumenta un 50 por ciento más rápidamente que en el caso de, por ejemplo, un motor de cuatro cilindros, se percibe acústicamente la facilidad con la que sube de revoluciones. Esta característica le confiere al propulsor un carácter más deportivo.

La reducción del consumo y de las emisiones de CO2 son los criterios básicos que determinan la estrategia que BMW Group aplica en el desarrollo de sus motores. La tecnología BMW TwinPower Turbo ya se aplica actualmente en los motores de gasolina y diésel de diversas cilindradas y potencias. Con la presentación de la nueva gama de motores Efficient Dynamics, esta tecnología se transforma en el denominador común que caracteriza tanto a los motores de gasolina como a los motores diésel de tres, cuatro o seis cilindros. BMW Group logra aumentar la cantidad de componentes idénticos utilizados en toda su gama de motores mediante el desarrollo de componentes que son apropiados tanto para los motores de gasolina como para aquellos de combustión interna. Gracias a esta estrategia, las soluciones técnicas actuales y futuras pueden aplicarse en todos los propulsores, sin importar su cantidad de cilindros, su sistema de combustión o su potencia.

Además de los cilindros, los motores de gasolina y diésel comparten la distancia entre cilindros, el cárter del cigüeñal de aluminio, el eje de compensación, la distribución de las cadenas de distribución, la configuración de los espárragos de la culata y el recubrimiento de alta calidad de las superficies de las camisas de los cilindros. Considerando los motores de igual sistema de combustión, la cantidad de piezas idénticas llega así a ser de hasta 60 por ciento. Por otra parte, las partes iguales entre los motores diésel y de gasolina ascienden a aproximadamente 40 por ciento. Otra ventaja consiste en que los motores tienen conexiones estandarizadas. Los alojamientos para los soportes del motor son idénticos en todos los casos, como también lo son las conexiones para el circuito de líquido refrigerante, para los tubos de admisión y escape y para el sistema de calefacción y climatización. Las variantes necesarias actualmente, utilizadas en los motores fabricados hasta ahora, más o menos duplican la cantidad necesaria con los nuevos motores modulares. Además, todos los motores tienen iguales lados «fríos» de admisión y «calientes» de escape. Esta es una razón adicional por la que los motores de tres y de cuatro cilindros de la nueva gama de propulsores son apropiados para el montaje longitudinal y transversal en los futuros modelos de las marcas BMW y MINI.

Gracias al nuevo sistema modular de sus motores, BMW Group será capaz de producir motores de tres, cuatro y seis cilindros de diversas potencias, perfectamente adaptados a las características de los automóviles en los que se montarán. De esta manera es posible fabricar mayores cantidades y, a la vez, reducir los costes originados durante las fases de desarrollo y producción. El uso compartido de piezas también facilita el desarrollo de variantes adicionales, por lo que es posible producir económicamente y en muy poco tiempo cantidades relativamente pequeñas de motores.

Gracias al sistema modular, por primera vez será posible producir motores de gasolina y diésel al mismo tiempo y en las mismas líneas de producción en las plantas de fabricación de motores de BMW Group. De este modo también es posible reaccionar rápidamente a los cambios que puede experimentar la demanda o a las tendencias que se manifiesten en el mercado.

Nuevo propulsor BMW 1.5 TwinPower Turbo: Investigación en curso (XLIV)

Categoría: Técnica
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.