Cazado un lobo con piel de cordero.

Citroën DS4 Racing Prototipo

Puede parecer un DS4 normal y corriente, pero no lo es tanto. Lo importante se esconde bajo su carrocería, un potente propulsor de gasolina con 256 CV.

El pasado mes de marzo, en el Salón del Automóvil de Ginebra, la marca francesa presentó un concepto del Citroën DS4 Racing, la versión más deportiva del segundo modelo de Citroën DS.

Su espectacularidad en el diseño de la carrocería sedujo a muchos, pero fuentes de Citroën se apresuraron a señalar que sólo era un concept-car y que su diseño no tenía por qué ser el mismo del modelo de producción. Más aún, la propia fuente señaló que se barajaba la posibilidad de que fuera un paquete aerodinámico opcional, ya que la intención de la marca era el de lanzar el Citroën DS4 Racing como la versión tope de la gama, sin llamar poderosamente la atención como hicieron con el DS3 Racing. Un lobo con piel de cordero.

Este supuesto paquete aerodinámico y de diseño opcional contará con la parrilla en color negro metalizado, integrada en un nuevo paragolpes más redondeado y prominente, llantas de aleación de aluminio más deportivas, de 19″ de diámetro en sustitución de las de 18″ de serie y pinzas de freno de color rojo, además de vinilos decorativos para el exterior, como en el DS3 Racing, y combinaciones exclusivas de colores para un acabado bitono de la carrocería, sirviendo de diferenciación expresa con las versiones normales.

En el interior, aunque no hay fotos del mismo, sabemos que contará con asientos deportivos, pedalier de aluminio, volante de diseño espcífico y detalles de aluminio y fibra de carbono adornando el salpicadero, túnel de transmisión y paneles de las puertas.

Las últimas imágenes espías muestran una mula de pruebas de la futura versión deportiva, con la suspensión muy rebajada con respecto a las versiones normales del DS4, algo que llama la atención porque este modelo no dispone de suspensión neumática que la pueda regular, ni siquiera opcionalmente, ni tampoco porque lleve un peso adicional en el maletero como otras veces hemos visto.

Todo lo contrario y que confirmaría lo que transmitió un responsable de la marca en la presentación del DS4 Racing, explicado unos párrafos más arriba.

Nuestro fotógrafo nos ha comentado que, en algunos de los tests que realizan los fabricantes, algunos días los prototipos y mulas son cargados con pesos adicionales en el maletero y asientos de las plazas traseras, de forma que la salida de escape queda a escasos centímetros de rozar con el suelo, mientras que el resto de días pueden ir acoplados a un remolque de peso, a uno dinamométrico o, simplemente, ruedan solamente con el coche,  pero que, en el caso de este en particular, es una reducción en la altura de la carrocería permanentemente. Y que, para más, su coche de soporte es un Peugeot RCZ.

Además, también nos ha hecho referencia al sonido de su motor, «diferente» al del THP de 200 CV, más fino y más deportivo, especialmente en algunas reducciones de la caja de cambios, así como su comportamiento dinámico, totalmente soldado a la carretera, trazando curvas a una velocidad endiablada en todo tipo de trazado.

Aunque el propulsor es una colaboración entre BMW y PSA Peugeot Citroën, a finales del pasado mes de febrero, los responsables del proyecto fueron concretos al hablar del propulsor que montaría el DS4 Racing apuntando que, en primer lugar, disponen de propulsores capaces de ofrecer una potencia de 256 CV sin tener que recurrir a su alianza con BMW y, en segundo lugar y toda una declaración de intenciones, el anuncio de que con el 1.6 THP podían alcanzar esa cifra de potencia sin problema alguno en términos de fiabilidad mecánica.

Para ello, los técnicos de la marca han trabajado en partes muy específicas del propulsor, sustituyendo componentes específicos como los pistones o las bielas. Además, se ha sustituido el turbocompresor por uno de mayor rendimiento, de tipo Twin Scroll, proporcionado por Borg Wagner y enfriado por un nuevo intercooler. La potencia pasará al asfalto desde el eje delantero y contará con un diferencial de deslizamiento limitado.

Y, lo han conseguido porque montará el propulsor de gasolina 1.6 THP EP6CDT/MCM con 256 CV de potencia máxima a 6.000 rpm y con un par motor máximo de 350 Nm, disponible desde tan sólo 2.000 rpm, asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades, y alcanzando una velocidad punta de 250 km/h.

Al igual que en el vano motor habrá diferencias importantes, en el chasis también se está trabajando. Citroën Racing trabaja en unos nuevos amortiguadores con un tarado más duro y en el sistema de frenos que, sólo en el eje delantero, verá incrementado ligeramente el diámetro de los discos.

Recreaciones de Teophilus Chin. Informaciones exclusivas de Revistadelmotor.es 

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157628594083247]

Citroën pone a punto al DS4 Racing

Categoría: CompactoDeportivoFotos espíaSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.