Reduce las emisiones de CO2 en un 16 % y el coste de combustible en un 50%.

Mercedes-Benz Clase B DriveEl nuevo Mercedes-Benz B200 Natural Gas Drive debuta en el Salón del Automóvil de París. Es una versión alimentada por gas natural y cumple con Euro 6 que entrará en vigor en 2014.

El nuevo Mercedes-Benz B200 Natural Gas Drive es la primera versión del monovolumen de la marca de la estrella en contar con una versión alimentada por gas natural. Con su presentación mundial en el Salón del Automóvil de París, ofrece un importante ahorro en el precio del combustible, a la vez que reduce enormemente el valor de emisiones de CO2. Estará a la venta a principios de 2013.

Igualmente, es el primer modelo en representar la filosofía «espacio de energía», un concepto modular de la carrocería que presenta un doble suelo debajo de la banqueta trasero creando un espacio para dar cabida a dos depósitos para almacenar el gas natural, con una total de 125 litros entre ambos o, lo que es lo mismo, 21 kilogramos.

Gracias a este método de envasado inteligente, el monovolumen de cinco plazas es capaz de mantener el espacio del maletero tan generosamente proporcionado como las versiones normales alimentadas por gasolina o diésel.

Estéticamente, el Mercedes-Benz B200 Natural Gas Drive se diferencia del resto de versiones de la Clase B, simplemente, por detalles muy concretos como la defensa delantera distintiva y las luces LED de luz de marcha diurna.

Con una potencia de 156 CV, el consumo de gas natural es de solo 4,2 kg/100 km y las emisiones de CO2, de 115 gramos por kilómetro, lo que indica que las emisiones de CO2 son un 16% más bajas que el B 200 BlueEFFICIENCY con motor de gasolina, que ofrece el mismo rendimiento, ya que puede alcanzar una velocidad punta de 200 km/h y acelerar, de 0 a 100 km/h en 9,1 segundos. Estará disponible con transmisión manual de seis velocidades, así como también con la transmisión 7G-DCT de doble embrague. 

El B200 Natural Gas Drive trabaja según el principio «+ monovalente». Esto significa que su motor está básicamente diseñado para alimentarse con gas natural, aunque, en caso de emergencia, hay un pequeño tanque de 12 litros de gasolina. Si se diera el caso de que se agota el gas natural, el vehículo cambia automáticamente, y de manera imperceptible, para su funcionamiento con gasolina.

El nuevo modelo pertenece a la clase de eficiencia A y cumple con la norma de emisiones Euro 6, que está previsto que entre en vigor para todos los vehículos con motor de gasolina el 1 de septiembre de 2014. Pero el modelo no sólo protege el medio ambiente, sino que también reduce muy significativamente el coste del combustible, con una diferencia a su favor del 50% con respecto al precio de la gasolina.

La autonomía en el modo de gas natural es de, aproximadamente, 500 kilómetros. El menú del ordenador de a bordo en el cuadro de instrumentos se ha ampliado en el caso de esta versión, mostrándose el modo de funcionamiento correspondiente. Además, un indicador de nivel y la autonomía restante se incluyen, también, para el modo de gasolina. En el modo de gas, el controlador tiene acceso a todas las funciones del ordenador de viaje.

Los vehículos equipados con gas natural no sólo son especialmente respetuosos del medio ambiente, sino también son sostenibles porque, además de poder funcionar con un gas mineral como es el natural, también pueden hacerlo con biogás e, incluso, con gas producido sintéticamente.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157631436463418]

Mercedes-Benz B 200 Natural Gas Drive

Categoría: MonovolumenNovedadesSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.