El blanco de todas las miradas.

on location (31)

El Serie 6 Gran Coupé 640d está disponible a partir de 89.500 euros.

Lo primero que llama la atención del Serie 6 Gran Coupé es su diseño, muy afilado y tremendamente deportivo. Con una carrocería que tiene un Cx de 0,29 no podemos esperar otra cosa. Se nos hace raro ver los rasgos del Serie 6 Coupé con dos puertas más, pero BMW ha hecho un gran trabajo en dotar de una mayor capacidad al Serie 6 sin que pareciese un postizo. Este Serie 6 Gran Coupé tiene alma propia y parece que sea la punta de lanza de la Serie 6. Tanto es así que, hace tiempo, no veíamos un interés tan grande en la calle por un coche como hemos visto con este modelo cada vez que hemos sacado el coche del garaje. Esto solo pasaba con coches muy deportivos y exclusivos. Así que por la parte del diseño, el fabricante bávaro puede estar seguro que han realizado un acertado trabajo.

El primer comentario que despierta este coche es sobre su diseño, que gusta muy mayoritariamente a todas las personas que lo ven en la calle. Y es que el Serie 6 Gran Coupé es un coche muy llamativo e imponente. Pero lo bueno llega cuando nos ponemos al volante y nos damos cuenta que, además, es un coche extremadamente ágil y con un carácter deportivo que sorprende vista la masa, con 1.865 kg, y las dimensiones de este modelo porque, con una longitud de 5.007 mm, una anchura de 1.894 mm y una altura de 1392 mm, estamos ante un vehículo largo, muy ancho y muy bajo.

En el Serie 6 Gran Coupé 640d Pack M la calidad salta a la vista. Como nos tiene acostumbrados BMW, el acabado de este coche es prácticamente irreprochable. Estamos ante un vehículo de mucha calidad, realizado con precisión en el ajuste y cuidado en los mínimos detalles. En el interior, los materiales que encontramos en piezas, guarnecidos y textiles son muy buenos, tanto los plásticos utilizados en el interior, como el cuero de gran calidad que recubre los asientos, salpicadero, paneles y guarnecidos interiores como las moquetas utilizadas en el suelo, con un grosor muy generoso, lo que ayuda al excelente aislamiento acústico del interior. Aislamiento que hace que el ruido proveniente del motor o de rodadura estén bien insonorizados, siendo el aerodinámico el que más se oye en el habitáculo. Y, se oye por la zona de las ventanillas, por lo que sospechamos que las ventanillas sin marco y las juntas tienen algo que ver.

Los materiales más vistosos, como metales pulidos, están bien instalados y su presencia da un empaque mayor a todo el interior. Es un vehículo con un habitáculo suficiente para cuatro pasajeros, tanto para los de las plazas delanteras, donde los pasajeros están muy bien cuidados, como para las traseras, gracias a una batalla de 2.968 mm, pero adolece de altura en las plazas traseras. El espacio longitudinal de las plazas traseras es mejor, pero no sobran los milímetros. Ayuda mucho a la sensación de espacio la forma de los asientos traseros, muy deportivos y colocados bajos y con una inclinación que ayuda a sentirse muy a gusto y muy poco agobiado. Hay que medir más de 1,90 m para tocar el techo con la cabeza yendo muy erguido. Si nos sentamos más relajados, no tendremos problemas con el techo y disfrutaremos de unas plazas más que correctas.

DSCF5974

En la plaza del conductor puedes ir sentado, como es norma de la casa, muy cerca del suelo. Tan cerca que creo que, por ahora, es el modelo de BMW que más bajo he ido. Los asientos delanteros cuentan con reglajes eléctricos de todo tipo e incluso el ancho del respaldo o aumentan el largo de la banqueta en casi 10 cm. Yo no lo he necesitado, lo he probado y he preferido llevar la banqueta con su largo estándar porque me parecía suficientemente cómodo. Los asientos delanteros son muy cómodos, con un mullido muy confortable, ni muy duro ni muy blando que, junto a los ajustes infinitos que podemos tener, hacen que nos encontremos con unos asientos prácticamente perfectos, que quedan adaptados a nuestro cuerpo dando una gran sensación de seguridad.

Ayuda mucho la sujeción lateral de los asientos del Pack M y su guarnecido, en Alcántara y cuero que tiene un tacto estupendo. Y en contra de lo que pueda parecer, han resultado mucho menos calurosos de los esperado. El ajuste de los reposacabezas es mecánico, con poca regulación y quedan a una distancia mejorable de la cabeza. Los reposacabezas de este vehículo me han parecido peores que otros de BMW porque, al estar integrados como si fueran parte de un asiento tipo bacquet, no quedan bien ajustados para cumplir su función. Los asientos que probamos en la presentación del Serie 6 Gran Coupé me parecieron más satisfactorios en este sentido.

A pesar de que el Serie 6 Gran Coupé es un coche bastante bajo, el acceso a las plazas traseras no es incómodo. No hay que tirarse en el asiento y no he notado diferencias en su acceso en berlinas similares. Es probable que las personas más altas lo encuentren menos cómodo pero a las personas más bajas les costará menos acceder a las plazas traseras. El Serie 6 Gran Coupé tiene tres plazas homologadas en las plazas traseras, pero la central sólo es utilizable por una persona, por una urgencia o por un niño que no necesite un sistema de retención infantil, ya que el diseño del segmento ventral del cinturón de tres puntos de anclaje de la plaza central no permite que vayan personas más voluminosas. Además, el diseño de la consola obliga a estar con las piernas muy abiertas.

En las plazas traseras contamos con control bizona y salidas del sistema de climatización. Asimismo contamos con al posibilidad de poner sistemas de retención infantil, tanto con anclaje mediante los cinturones del vehículo como por los anclajes isofix de las dos plazas traseras laterales, Los respaldos de los asientos delanteros tienen una protección con cremallera de mucha calidad. El interior tiene varios huecos repartidos por el interior. En la consola tenemos dos huecos con tapa retráctil para dos posavasos delante del selector del cambio y detrás otro hueco para objetos más pequeños. La plaza del acompañante delantero tiene ante sí una guantera iluminada y guarnecida, pero con capacidad para poner un chaleco y la documentación. El reposabrazos tiene un hueco con dos tapas que se pueden abrir independientemente con sendos botones y con cerradura, donde encontramos un hueco profundo iluminado para colocar un teléfono, conexiones jack y USB y una toma de 12v. En las plazas traseras tenemos huecos con tapa, que son dos huecos y dos posavasos. Todos los huecos están guarnecidos o recubiertos de tejido o de una superficie similar a la goma.

Todos los mandos, indicadores y testigos del vehículo tienen un tacto y disposición muy buenos. El tablero de bordo, con una iluminación (ámbar para la noche y blanca para el día) típica de BMW recoge los dos relojes del velocímetro y del tacómetro, así como las agujas que hacen de testigos del indicador de nivel de carburante y de la temperatura del líquido refrigerante o el indicador digital del indicador Efficient Dynamics o la pantalla que nos da toda la información sobre el funcionamiento del coche. Se agradece y mucho que la iluminación de estos relojes sea uniforme, es decir, que no tenga sombras ni zonas de diferente iluminación o simplemente no iluminada y, en esto, BMW lo hace perfecto. El resto de indicaciones aparecen como testigos luminosos. Tenemos una pantalla digital entre los dos relojes principales donde podemos tener diferentes indicaciones del ordenador de bordo, con indicaciones sobre distancias y consumos, modo de funcionamiento de la caja de cambios y marcha seleccionada, indicaciones del reconocimiento de señales o alarmas del propio vehículo.

DSCF6111

Este vehículo además, monta el sistema HUD de última generación, de proyección de información sobre el parabrisas delantero que refleja la información vista según un ángulo concreto y que podemos modificar en altura. Pero la luminosidad, tanto de día como de noche, es perfecta. Como curiosidad, decir que con gafas polarizadas no veremos correctamente este sistema. Podemos ver información del sistema de reconocimiento de señales, del control de crucero, del sistema de audio, de la velocidad e indicaciones de guiado del navegador. A la izquierda de la columna de la dirección, tenemos el mando de los indicadores de dirección y acceso al menú del ordenador de bordo. Su funcionamiento no difiere de otros sistemas similares, cuando activamos la función y seleccionamos la velocidad deseada una aguja avanza por el exterior de la escala del velocímetro hasta señalar la velocidad prefijada y se oculta por debajo del cero una vez desactivada. Esta indicación está acompañada de un aviso en la pantalla del ordenador o del HUD.

A la derecha de la columna de dirección, tenemos el mando de los limpia y lavaparabrisas, así como de los lavafaros, que funcionan solidariamente cuando las luces de cruce y/o carretera están encendidas y activamos el chorro del lavaparabrisas igual que otros muchos sistemas similares de otros fabricantes. El sensor de lluvia tiene regulación de sensibilidad en tres posiciones según la intensidad de la lluvia que reciba nuestro parabrisas. El interior está iluminado por un plafón delantero que da una buena iluminación, además de luz en la zona de los pies. También dispone de luz ambiental mediante diodos de color ámbar situados por el habitáculo que da una gran sensación de calidad.

El volante, forrado en cuero liso muy agradable al tacto es, como es norma en la marca bávara, sencillamente perfecto. Completamente redondo y con un grosor generoso, un primer tacto firme y muy ergonómico. Los ajustes en altura y profundidad son eléctricos y disponemos de mucha amplitud de ajustes para encontrar la postura perfecta.

El vehículo cuenta con encendido automático de luces mediante sensor crepuscular, equipando luces de diodos para todas las funciones de alumbrado delanteras y traseras. Forma parte de lo que BMW llama Adaptative LED y es el alumbrado en curva AFS combinado con la luz de cornering, el cambio de haz de cruce/carretera más el haz automático en función de la velocidad. Une prácticamente todas las tecnologías que hay actualmente en alumbrado de vehículos. Es el mejor alumbrado que hemos probado hasta la fecha. Probablemente, en el futuro veamos mejores sistemas, pero la forma en la que el Serie 6 Gran Coupé alumbra en toda condición es muy destacable. Cuenta con diodos que iluminan los tiradores de las cerraduras de las puertas que se iluminan al acercar la mano cuando abrimos el vehículo.

El hueco de acceso al maletero no es muy es amplio y queda alto con respecto al suelo. El maletero tiene una capacidad mínima de 460 litros, es muy profundo, con formas bastante regulares y está guarnecido con moqueta anti adherente de mucha calidad y resistencia. El suelo del maletero esta formado por una tapa extraíble que deja acceso a cableados y sistemas del vehículo que deberían estar un poco mejor protegidos. Podemos abatir los respaldos del asiento trasero, en proporción 60/40 para aumentar la capacidad hasta los 1265 litros. Para completar los accesorios del maletero, disponemos en el lateral derecho de un botiquín y de varias herramientas, triángulos de preseñalización, etc.

DSCF6019

El vehículo objeto de la prueba disponía del navegador y un sistema de audio con conexión bluetooth con perfil de audio streaming estéreo A2DP, a parte de las conexiones antes citadas del reposabrazos, este vehículo tenia además de cargador de CD compatibles WMA/MP3. El sonido está muy por encima de la media en equipos de audio embarcados, con un sonido claro y potente, superior por mucho a lo necesario en un vehículo. Y el sistema es mucho más, a parte de reglajes y ajustes del vehículos, gracias a Connected Drive podemos realizar diagnósticos varios, conectar online con BMW o esperar a que ellos lo hagan por ti, revisar correos o documentos varios y conectar a Internet, Facebook o Twitter conectando nuestro smartphone vía USB e instalando la app correspondiente.

El navegador dispone de cartografía en 3D, con texturas en la cartografía que simulan los accidentes y altitudes del terreno. Solo le falta una base de datos de radares para ser perfecto. La pantalla tiene resolución de 800 x 480 píxeles y un formato panorámico de 10,8 pulgadas.

El mando HMI, que BMW llama iDrive es muy bueno e intuitivo, con los atajos justos y unos menús sencillos, este es un buen sistema, pero por su amplitud, si queremos algo mas que poner una canción, es mejor pararnos para poder jugar con el sistema. Y si no podemos parar, siempre nos queda el control por voz, que funciona muy bien aunque las órdenes y funciones estén un poco limitadas. También tenemos botones en el volante para manejar el teléfono, el control de crucero, elegir la fuente de sonido, ajustar el volumen y cambiar de canción, activar el control por voz, etc.

El climatizador bizona funciona muy bien, es rápido, potente y con un funcionamiento muy silencioso, tiene todas las funciones que tienen los climatizadores modernos. En este vehículo que montaba un techo solar batiente y eléctrico que ocupa casi todo el techo, que el climatizador sea bueno y refrigere rápidamente el interior del vehículo en días soleados es primordial lo que ayuda mucho al disfrute de la conducción en días de mucho calor, porque en este tipo de vehículos con un habitáculo grande el confort climático es muy importante. En esta versión podemos, incluso, programar el funcionamiento del climatizador con dos temporizadores programables.

Como ayudas a la conducción cuenta con asistente de cambio de carril, que nos avisa con vibraciones en el lado del volante correspondiente, aviso de ángulo muerto, sistema de presión de neumáticos, sistema de control de distancia de aparcamiento delantero y trasero con dos tipos de de cámara, una trasera y otra cenital que es la unión de las imágenes tomadas por tres cámaras, la del portón trasero y las de los espejos retrovisores exteriores.

IMG_9217

Conducir este vehículo es casi como un premio, casi un privilegio y un cúmulo de sensaciones que no hacen sino dibujarnos una sonrisa en la cara. Es difícil abstraerse y ser fríos en el análisis de la capacidad dinámica de este coche sin que dentro de nosotros se desaten las sensaciones de gozo que hemos sentido cuando hemos estado al volante. Estas se dan cuando te encuentras entre manos un vehículo realmente excepcional.

Lo primero, el protagonista principal, el increíble motor diésel de 3.0 litros y  6 cilindros en línea con inyección directa y dos turbos que rinde 313 CV a 4.000 rpm con un brutal par motor de 630 Nm entre las 1.500 y las 2.500 rpm. Esto significa aceleración casi instantánea al menor requerimiento que hagamos en el acelerador. Pero cuando nos pasamos de entusiasmo, el ESP con un tarado muy bueno pone las cosas en su sitio, limitando la entrega de potencia durante el tiempo necesario para recordarnos que son muchos caballos y que hay que saber dosificarlos. Cuando ves estas cifras te imaginas unos consumos desorbitados, aún estando ante un motor diesel. Rodando a velocidades un 10% de lo que marca el margen legal en autopista, el coche ha marcado un consumo de 6,4 litros. Si, así es. Es un dato muy bueno. Pero después de la sesión de fotos, con paradas y arrancadas, recorrido en puerto de montaña y recorrido urbano, el consumo medio por cada 100 km no pasó nunca de 8,2 litros. Bastante bueno, ¿verdad? Nosotros creemos que es más que bueno, es un consumo excelente. Tiene además un sistema de arranque y parada automática Stop&Start que mejora mucho el consumo en ciudad.

Este motor está asociado a una excelente caja de cambios de 8 velocidades. Es suave en maniobras a bajas velocidades, es mas rápida que otros cambios de convertidor de par que he probado y apenas tiene resbalamiento. Cuenta, además, con levas en el volante para manejar el cambio. Hay claras diferencias de rendimiento y de cómo se entrega la potencia entre el modo de conducción ECO PRO y Sport. El programa ECO PRO está, claramente, indicado al ahorro de combustible y al confort de suspensión. Los programas Comfort y Comfort+ tienen pocas diferencias, que sí se notan y mucho en el modo Sport donde, además, podemos seleccionar diferentes parámetros, como si queremos que solo afecte al motor, a la suspensión o a ambos a la vez. Y, sí se nota una respuesta mas rápida del motor y la caja de cambios que, además, realiza los cambios de marcha a más revoluciones y el sonido del motor cambia. Aún en el modo Sport, es un coche con un equilibrio entre dinamismo y confort muy destacable. Podemos hacer que sea muy confortable y muy deportivo con solo pulsar un botón. También podemos desactivar totalmente el ESP, dentro del modo Sport+, pero solo es recomendable para aquel que quiera probar su capacidad en circuito.

on location (19)

Seguimos con la suspensión pilotada que cuenta cuatro programas de control preasignados en los que se nota la diferencia claramente de dureza y movimientos de balanceo y cabeceo solo entre ambos programas. A esto, hay que sumar que las ruedas tienen unas impresionantes medidas de 245/40R19 delante y de 275/35R19 en las ruedas traseras, ambos de la marca Michelin modelo Pilot Sport y con tecnología runflat que dan un agarre muy bueno en seco, con un nivel de adherencia muy alto. Dinámicamente, es un coche tan satisfactorio en todo tipo de vías gracias a una dirección muy rápida y directa, que daban ganas de bajarse y medir el coche, por si nos habíamos llevado el coupé sin darnos cuenta.

Por eso es tan bueno este vehículo. Porque se disfruta mucho conduciendo de forma fácil y segura a pesar de su peso y de su longitud. Con este coche, no sentirse el protagonista de las miradas es realmente imposible. Despierta tanto interés por donde pasa que, incluso, nos han parado para preguntarnos sobre él. Nos hemos sentido muy envidiados y también afortunados por estar al volante de una máquina así. La sensación de tener entre las manos un vehículo capaz de circular de forma muy segura y, a la vez muy rápida, es sin duda una sensación muy poderosa, entre placentera y excitante. Este tipo de coches con tantas prestaciones y tan buen tacto de conducción dan una gran sensación de seguridad, porque hacen fáciles maniobras que, en otros vehículos, nos causarían dudas a la hora de encararlas.

Con este coche conducir rápido, atento y relajado es muy fácil. Y claro, si le unimos lo acertadísimo de su diseño, a tenor de cómo nos miran, creo que BMW ha dado en el clavo con esta berlina de línea deportiva. Sí, lo siento, me cuesta llamar a este y cualquier otro de cuatro puertas “berlina coupe”. Para mí, la suma de todas las sensaciones que emanan de este coche, tanto las de conducción como las de admiración, son suficientes para que el futuro comprador esté seguro que ha acertado al 100%.

Vídeo

Imagen de previsualización de YouTube

Galería exterior

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157631296952918]

Galería interior

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157631297006536]

Galería extendida

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157631297096634]

Prueba: BMW Serie 6 Gran Coupé 640d

Categoría: Berlina LujoPruebasSegmento
6

6 comments

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.