A la venta en España por 281.950 euros.

Mercedes-Benz SL 65 AMG

Ya está disponible en el mercado español el Mercedes-Benz SL 65 AMG que con su motor V12 biturbo de 630 CV y 1000 Nm de par motor, costará 281.950 euros.

Como el resto de versiones del nuevo Mercedes-Benz SL, el nuevo SL 65 AMG es 170 kilogramos más ligero que antes y cuenta con un potente motor de gasolina, V12 de 6.0 litros biturbo que desarrolla una potencia máxima de 630 CV entre 4.800 y 5.400 rpm y un par máximo de 1000 Nm entre 2.300 y 4.300 rpm, asociado a la caja de cambios automática de siete velocidades AMG SPEEDSHIFT PLUS 7G TRONIC.

El bloque de aluminio del motor M 279 parte del usado en la generación anterior, el M 275. Para esta nueva generación, ha sido ampliamente revisado, contando con nuevos turbocompresores y colectores de flujo optimizado aumentar la potencia del motor en 18 CV. También es nuevo el encendido de chispa múltiple con doce bobinas de encendido dobles, que no sólo se traduce en un funcionamiento más suave, sino que también permite una combustión más eficaz, se ha renovado el sistema de gestión del motor nuevo y se ha optimizado las cabezas de los cilindros. La reducción de las emisiones de escape se debe al sistema de convertidor catalítico optimizado, ahora en forma de tubo y 3,2 kilogramos más ligero, disminuyendo el espesor de las paredes.

La transmisión automática de siete velocidades AMG SPEEDSHIFT PLUS 7G TRONIC mantiene los cuatro modos diferentes de conducción Eficiencia Controlada (C), Sport (S), Sport Plus (S +) y manual (M). En «C», el modo ECO start / stop está siempre activo, permite doble función de desembrague en las reducciones y los tiempos en los cambios se han acortado.

Así, las prestaciones del nuevo SL 65 AMG son asombrosas, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 4 segundos y hasta 200 km/h en sólo 11,8 segundos. La velocidad máxima es de 250 km/h (limitada electrónicamente). El consumo medio en ciclo combinado es de 11,6 litros cada 100 kilómetros, 2,4 litros o 17 por ciento en comparación con el anterior modelo, y las emisiones de CO2 son de 270 gr/km.

En comparación con el modelo anterior, de acero, la carrocería de aluminio del nuevo SL 65 AMG ofrece un ahorro de peso de alrededor de 110 kilogramos, así como mayor rigidez, seguridad y confort. Su construcción ligera inteligente también significa que los componentes han sido optimizados en función de su finalidad específica, es decir, determinadas piezas de aluminio han sido sometidas a varios tipos de procesamiento, formadas en molde o fundidas en una matriz de vacío antes de ser transformados en secciones extruidas o utilizando hojas de aluminio de diferentes espesores. El resultado es una alta rigidez, alta seguridad y mejores niveles de vibración.

Por ejemplo, los diseñadores han usado el magnesio en ciertas áreas, mientras que los pilares A son tubos de acero de alta resistencia. La tapa del maletero ayuda a recortar aún más el peso, ya que está hecha de fibra de carbono y unido a la carcasa exterior de plástico, lo que resulta en un ahorro de peso de cinco kilogramos en comparación con una tapa del maletero convencional. Así, pues, el peso en vacío es de 1950 kilogramos, 170 kilogramos más ligero que el modelo al que sustituye.

Mercedes-Benz y AMG también han hecho un uso sistemático de los principios de construcción ligera en la suspensión. Las rótulas de dirección y uniones de la suspensión delantera y casi todos los componentes de la suspensión trasera independiente están hechos de aluminio. Los muelles y amortiguadores reducen el peso de las masas no suspendidas. Al igual que el modelo predecesor, el nuevo SL 65 AMG está equipado de serie con el sistema de suspensión activa ABC combinada con una mejorada suspensión deportiva del SL 63 AMG. Mantiene los dos ajustes «Sport» y «Confort» y se ha revisado toda la elastocinemática para otorgar una mayor agilidad y mayor velocidad en las curvas.

También, está equipado con la nueva dirección deportiva electro-mecánica y sensible a la velocidad de AMG. La dirección tiene una relación constante, más directa y la asistencia variable se ajusta de acuerdo con el modo de suspensión. El control electrónico de estabilidad ESP tiene tres modos de funcionamiento y en el eje trasero se ha instalado un diferencial que asegura que la potencia se transmite a la carretera lo más eficazmente posible.

El sistema de frenado es de alto rendimiento, contando con discos compuestos de seis pistones fijos en la parte delantera, de 390 x 36 mm, y  discos macizos de 360 x 26 mm con un solo pistón y pinzas flotantes en la parte trasera. El freno de estacionamiento eléctrico es de serie. Las pinzas de color rojo y los frenos de discos cerámicos son opcionales disponibles en el paquete AMG Performance Studio.

La parte delantera expresiva está dominada por la nueva parrilla del radiador, de dos lamas cromadas de alto brillo con la estrella de la marca sobre ellas,  y la toma de aire de refrigeración más pequeña del paragolpes delantero. Son dos elementos que se mantienen pero que han sido reinterpretadas para conferir una identidad más distintiva en términos de dinamismo.

El faldón delantero tiene un tirante transversal acabado en cromo de alto brillo y una fina y larga abertura transversal, con un fino labio en negro que permite disponer de un flujo de aire óptimo en los módulos de refrigeración. Las grandes aberturas laterales conducen aire de refrigeración a los enfriadores de aceite de la transmisión y del motor y, también, a los colectores de dmisión.

El SL 65 AMG V12 se distingue del SL 63 AMG gracias al uso de detalles cromados de alto brillo en la parrilla del radiador, el tirante transversal inferior, el marco que bordea las bandas de LED de las luces de circulación diurna y las branquias de evacuación de aire caliente del capó y de las aletas.

Las dobles salidas cromadas del sistema de escape deportivo presentan un grabado con la leyenda «V12 Biturbo» que, también, se puede leer en las aletas delanteras y en las llantas de aleación pintadas en color gris titanio con un acabado de alto brillo, en diseño de 5 radios y montadas en neumáticos de 255/35 R 19 delante y 285/30 R 19 detrás, respectivamente. Opcionalmente, se pueden sustituir por llantas de aleación de aluminio forjado de radios múltiples AMG Performance Studio con neumáticos delanteros de 255/35 R 19 y traseros de 285/30 R 20. Las llantas forjadas están también disponibles en color negro mate con el aro en alto brillo.

La sexta generación de SL cuenta, también, con el techo escamoteable eléctrico que, en sólo 20 segundos, realiza las operaciones de apertura y cierre. HHay dos versiones a elegir: el techo panorámico de cristal o el techo con el sistema de oscurecimiento automático SKYMAGIC.

El interior del SL 65 AMG tiene un diseño exclusivo y equipamientos específicos que lo diferencian del SL 63 AMG, como es la tapicería de napa, en uno o dos tonos de color, con patrón de diamantado que reviste asientos y paneles centrales de las puertas. Los respaldos de los asientos cuentan con el anagrama de AMG grabado y disponen del sistema AIRSCARF, funcionalidad multicontorno, ajuste eléctrico y memoria y calefacción y climatización

El diseño del salpicadero recuerda al del SLS AMG Roadster, con los cuatro aireadores al estilo de los motores de aviones. Los umbrales de las puertas son cromados e iluminados en blanco, cuenta con detalles de fibra de carbono, un elegante reloj analógico IWC, el volante presenta un diseño AMG Performance y el velocímetro está calibrado hasta 360 km/h.

La gama designo para el SL 65 AMG está disponible desde fábrica, ofreciendo una gran cantidad de posibilidades de personalización a medida para satisfacer prácticamente cualquier requisito. Para la carrocería, se ofrecen las exclusivas pinturas designo, en Blanco Casimir, Gris Alanite acabado mate, Negro, Moka y Gris Grafito metalizado, además de un exclusivo y nuevo Rojo, mientras que para el interior se puede elegir entre ocho atractivos colores la tapicería de cuero designo.

El equipamiento de este modelo está formado por elementos como el sistema de calefacción AIRSCARF, el asistente de aparcamiento Active Parking Assist con PARKTRONIC, el dispositivo ATTENTION ASSIST, el sistema de sonido envolvente Bang & Olufsen BeoSound AMG, el sistema COMAND Online con 6-disco cambiador de DVD, sistema de alarma antirrobo, luces inteligentes Light System, KEYLESS-GO y reposacabezas NECK-PRO, entre otros varios elementos.

Una individualidad mayor es posible, también, con el paquete opcional AMG Performance Studio, formado por las llantas de aleación de aluminio forjado en negro mate con el aro en cromado brillante, el sistema de frenos de alto rendimiento con discos cerámicos con pinzas de color rojo, el paquete exterior de fibra de carbono (tirante transversal en el faldón delantero, carcasa de los espejos retrovisores exteriores y spoiler), función de telemetría AMG Performance Media y volante forrado en piel de napa y microfibra AMG Performance.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157629628068583]

Nuevo Mercedes-Benz SL 65 AMG

Categoría: DeportivoNovedadesRoadsterSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.