Es un sistema de visión trasera formado por una cámara digital y una pantalla AMOLED.

R8e120027

La mejora en las pantallas de alta definición, de las cámaras y de la reglamentación aplicable a los sistemas de visión indirecta hacen posible que empecemos a ver, en coches de producción, este tipo de sistemas.

Audi es el primer fabricante en anunciar que ha desarrollado un sistema retrovisor que montará en nuevo R8 e-tron y que fue desarrollado, en principio, para su coche de competición R18 LMP aplicando la tecnología digital que, ahora, se convierte en una solución viable para los coches de carretera incorporándose a un vehículo de serie.

El sistema se compone de una pantalla AMOLED que reemplaza al espejo retrovisor interior. La transferencia de tecnología de los coches de carreras de coches de carretera es a menudo un campo difícil y, a veces totalmente impracticable. Sin embargo, la tecnología de que hablamos y que Audi incorpora por primera vez en un producto de serie fue probado antes en la competición, un perfecto banco de ensayos para su uso en vehículos de carretera.

Lo mejor de este sistema que Audi pone en el R8 e-tron es que la imagen es siempre clara, independientemente del clima. Además añadimos la capacidad para eliminar los ángulos muertos y los puntos ciegos, reducir al mínimo el deslumbramiento, lo que lo convierten en una propuesta totalmente viable para una hoja de ruta de múltiples aplicaciones.

La necesidad de un sistema de visión posterior completamente nuevo y eficaz ha sido perseguido durante bastante tiempo. Pero las dificultades se centrado en las limitaciones que hasta ahora han tenido las cámaras, ya que estas tenían que funcionar en condiciones difíciles y muy variadas, desde un ámbito de luz muy amplio, en caminos mojados y embarrados, y además que pudieran sufrir daños menores y seguir funcionando de manera eficiente.

El sistema de retrovisor digital de Audi se compone de una unidad de control que produce una imagen brillante de alto contraste. Utiliza una cámara trasera pequeña y ultra ligera, alojada en una carcasa optimizada aerodinámicamente en la parte posterior del vehículo, y que cuenta con calefacción cuando la temperatura exterior es fría, para evitar el empañamiento. La lente tiene un diámetro de apenas unos pocos milímetros, y abarca un campo de visión mucho más amplio que proporciona un espejo retrovisor convencional.

En el habitáculo, un monitor en color con una pantalla de 7,7 pulgadas ubicado en el lugar donde normalmente se situaría el espejo retrovisor muestra las imágenes digitales recogidas por la cámara. La pantalla utiliza la revolucionaria tecnología AMOLED (siglas en inglés de Active Matrix Organic Light Emitting Diode, o Matriz Orgánica Activa de Diodos Emisores de Luz) desarrollada por LTD, socios de Samsung Display Co. Los materiales orgánicos utilizados se auto-iluminan con una tensión muy baja, por lo que la pantalla no necesita retroiluminación.

La tecnología AMOLED ya ha mostrado su valía en teléfonos móviles y dispositivos portátiles en el segmento de la electrónica de consumo. Son pantallas más delgadas, ligeras y eficientes energéticamente que los monitores convencionales LCD, y presentan unos tiempos de conmutación de apenas unos pocos milisegundos, independientemente de la temperatura ambiente.

La unidad de control inteligente produce una imagen brillante y de alto contraste, y evita de forma automática que se produzcan deslumbramientos debido a las luces de otros vehículos. El conductor puede regular el brillo de la pantalla, o incluso apagarla en cualquier momento. Además de las imágenes recogidas por la cámara trasera, Audi ya trabaja para que, en un futuro, el retrovisor digital pueda mostrar también informaciones adicionales que sirvan de ayuda al conductor.

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157631004069060]

Audi estrena el retrovisor digital en el R8 e-tron

Categoría: Técnica
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.