Nueva centuria y pequeño cambio de rumbo.

Opel Vectra C GTS

Opel comenzó la nueva década y casi la nueva centuria con introduciéndose en un nuevo segmento. Por primera vez tuvo un vehículo perteneciente al segmento A. Conocido como Opel Agila fue fruto de un acuerdo con Suzuki ya que la marca nipona tenía un modelo igual, el Suzuki Wagon R. También en el 2000 Opel tuvo listo un profundo restyling del Omega B que tan solo duró en el mercado hasta 2003.

También del 2000 es el Opel Speedster, un nuevo roadster para la marca. Presentado en 1999 comenzó a venderse en 2000. Basado en la plataforma de la segunda generación del Lotus Elise/Exige utilizaba un motor de 2.2 L atmosférico que desarrollaba una potencia de 147 CV. También estaba el Speedster Turbo que con un motor de 2 L turboalimentado entregaba una potencia de 200 CV.

Dos años después tres  nuevos modelos vieron la luz. El primero de ellos era un pequeño monovolumen del segmento B basado en el Opel Corsa C. Algunos de sus rivales eran y son el Nissan Modus, el Renault Modus o el Citroën C3 Picasso.

Los otros dos modelos  en incorporarse a la gama Opel fueron el Vectra C, que con 6 años de vida comercial se convertiría en el último Vectra hasta hoy, y el Opel Signum. El Opel Signum era una especie de familiar basado en el Vectra radicando la diferencia tan solo en el diseño de la trasera. Las pretensiones de Opel con este coche era la de ofrecer un vehículo premium que se distinguiese del resto de modelos. Sin embargo el concepto no cuajó y las ventas fueron más que escasas. Tal vez su gran parecido con el Vectra fue el motivo de que el éxito comercial no fuese muy grande.

En 2004 Opel cambió radicalmente su filosofía de diseño. El encargado de estrenarla fue el Opel Astra H pero no tardó mucho en extenderse al resto de la gama. También en ese año vio la luz el Opel Tigra B que, basado en el Corsa C TwinTop, era un pequeño roadster biplaza con techo duro retractil.

Un año más tarde ya estaba lista la segunda generación del Zafira mientras que en ese mismo año el Vectra y Signum recibieron un lavado de cara para implantar esta filosofía.

Dicho diseño se caracterizaba principalmente por los faros en forma de diamante y la parrilla cromada que unía los faros. Las líneas rectas también eran protagonistas en este diseño. Pero no duraría mucho ya que en 2008 ya habrían cambiado completamente el diseño de la marca.

Ya en 2006 el Opel Corsa C dejó paso a su sustituto. El Corsa D es el último de la saga hasta nuestros días aunque para 2013 Opel tendrá listo el Corsa E. El Corsa D toma la plataforma del FIAT Grande Punto ya que GM y FIAT firmaron un acuerdo por el que construyeron una plataforma única para ambos modelos además de que FIAT pudo utilizar la plataforma Epsilon del Vectra para el Croma.

Este último Corsa supuso la primera ruptura con el diseño de los últimos Opel y lo hacían tan solo dos años después de estrenarlo en el Astra. Los faros ya no tenían esa forma de diamante y el Corsa tal vez podría considerarse como el vehículo enlace entre el diseño que estrenó el Astra y el diseño que estrenaría el Insignia.

Un año después apareció el Opel agila B que volvió a ser fruto de la colaboración con Suzuki de la que salieron el Agila B y el Splash. Comercialmente no ha sido ningún éxito aunque Opel mantiene el Agila en la gama actual.

Además en 2007 pudimos ver el renacimiento de un clásico, el Opel GT, que a su vez venía a sustituir al Speedster. Como este, se trataba de un roadster aunque utilizaba techo de lona retractil. Utilizaba un motor de 4 cilindros turboalimentado de 264 CV de potencia. El Opel GT se vendió en Estados Unidos como Pontiac Solstice y Saturn Sky.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157630932574744]

Tiempo de cambio

Opel Insignia

Pero 2007 no solo fue importante por el Agila y el GT sino también por un concept-car que presentaron en el Salón del Automóvil de Ginebra. Se trataba del Opel GTC Concept, un vehículo conceptual que mostraba el nuevo lenguaje de diseño de Opel y que además nos mostraba el posible interés de Opel por volver a tener un coupé del segmento D, lo que supondría el sustituto tardío del Calibra.

La aceptación fue tal que un año después Opel presentó el primer vehículo con el nuevo lenguaje de diseño. Se trataba del sustituto del Vectra C, pero Opel se jugaba mucho en esta ocasión así que decidió estrenar su nueva y fructífera imagen con el Opel Insignia. Se trata de una berlina del segmento D que gracias a su tamaño de 4.8 metros de  longitud se considera el sustituto del Vectra y del Omega. Además utilizaron un nuevo nombre en la gama comercial de Opel, ya que en 2003 vimos el Insignia Concept.

En 2008 Opel presentó además su nuevo SUV, el Opel Antara, que venía a sustituir al Frontera. Basado en el diseño del Opel Antara GTC Concept utiliza la plataforma Theta que también utilizan otras marcas como Chevrolet para el Captiva.

En 2009 Opel fue protagonista pero no por sus coches, sino por su incierto futuro. Tras varias reestructuraciones Opel no daba los suficientes beneficios a GM así que la matriz estadounidense decidió vender la marca. En este año estuvo a punto de consumarse un acuerdo con la empresa austriaca Magna Steyr. Sin embargo GM se echó para atrás casi en el último momento tal vez motivados por los buenos resultados del Opel Insignia en los diferentes mercados de Europa. Sin embargo aún a día de hoy Opel sigue siendo sometida a profundas reestructuraciones para acercarse a la rentabilidad deseada por GM.

El siguiente año dos nuevos modelos vieron la luz, el Astra J y el Meriva B. Ambos presentaban el nuevo diseño y como novedad cabe destacar las puertas suicidas del Meriva, creadas para facilitar el acceso a las plazas traseras. En un principio el Astra fue presentado en carrocería 5 puertas aunque ha día de hoy tiene 4 carrocerías: 5 puertas, GTC, sedán y SportsTourer mientras que el TwinTop está por llegar aún.

En 2011 el turno le llegó al Opel Zafira, que incorporó el sobrenombre de Tourer para que Opel pudiese seguir vendiendo el Zafira B a la vez que comenzaban las ventas del Zafira Tourer.

Ya en 2012 Opel sabía y sabe la importancia del año ya que 150 años no se cumplen todos los días. Por ello este año han querido dar importancia a una nueva incorporación a la gama, el Opel Adam. Se trata de un pequeño utilitario del segmento A que no vienen a sustituir al Agila ya que su principal baza es la exclusividad y la personalización. Por eso sus rivales no son los del Agila sino el FIAT 500 o desde la distancia el Citroën DS3 o el Mini.

No menos importante fue el Mokka, un pequeño SUV que competirá con el Nissan Juke y que se sitúa tanto en tamaño como en precio por debajo del Opel Antara.

Aunque el que tal vez destaque más es el Ampera, el primer híbrido de la marca que utiliza la misma tecnología que el Chevrolet Volt.

A partir de ahora Opel seguirá su camino cómo lo ha hecho en los últimos años intentando en todo momento tener una gama lo más completa posible. Entre los modelos a presentar el año que viene se encuentran el nuevo Corsa y tal vez un coupé derivado del Insignia, que supondría el regreso del Calibra.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157630932636928]

Nuestros videos

Opel cumple 150 años

Categoría: Historia del Motor
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.