Un Peugeot para quitarse el sombrero.

DSCF4930

Probamos el Peugeot más indicado para esta época del año. Pero, es más que un bonito cabrio.

En este tipo de vehículos, el componente emocional es muy importante, tanto que el resto de adjetivos que pongamos a las posibilidades que ofrece su mecánica diesel o las cuatro plazas no podrá ocultar que lo importante de este coche es la posibilidad de tener un techo duro escamoteable que nos dará la posibilidad de tener un coupe y un descapotable a la vez.

Todo dentro del 308 CC nos suena a conocido. Su carrocería no llega por poco a los 4,5 metros y es de los coupés cabrio que mejor han resuelto la parte trasera de su carrocería, sin exagerar el voladizo para dar cabida al techo. Por dentro es otro 308, con sus acabados iguales a los del resto de la gama, que son buenos en general con alguna laguna en algún ajuste que solo se puede achacar a la falta de celo del operario que no acabó de ajustarla correctamente. Una vez solucionado este leve problema de ajuste vemos que el coche tiene algún detalle mejorado respecto al resto de la gama. Como por ejemplo los asientos delanteros que son realmente fantásticos, muy parecidos a los de su primo el RCZ. El 308 CC no tiene un interior llamativo ni recargado de lujos y detalles pero los materiales son buenos, tanto los plásticos utilizados, como los tejidos (lo que no es plástico, es cuero de buena calidad presente en las puertas, los asientos o el volante).

 DSCF4937

No es este un vehículo con un habitáculo especialmente espacioso, lo mejor está en las plazas delanteras en las que los ocupantes tienen una buena habitabilidad en casi cualquier medida. Yo que mido 1,88 metros no he tenido problema para encontrar una posición al volante perfecta. Al contrario que en el resto de la gama 308, en el 308 CC puedes ir sentado tan cerca del suelo que la primera sensación que tienes al sentarte en el vehículo, una vez bien reglados los ajustes de asiento y volante, es que estás dentro de un deportivo, con las piernas muy estiradas y el volante muy vertical casi a la altura de la barbilla. Los asientos delanteros cuentan con reglajes mecánicos habituales de altura inclinación y desplazamiento longitudinal.

En general, una vez ajustados a nuestra preferencia los asientos muy cómodos, con un mullido muy confortable, ni muy duro ni muy blando. Así, con la sensación de estar muy bien sujetos, es cuando el placer de conducir se acentúa. Los reposacabezas no tienen reglaje ya que van incorporados en el respaldo. Lo cierto es que nos quedan lejos de la situación ideal para que sean efectivos. También se echa de menos la posibilidad que montan otros fabricantes de acercar el cinturón a los ocupantes de las plazas delanteras, ya que hay que hacer cierto esfuerzo para cogerlos de su emplazamiento, que queda un poco atrasado en el lateral del panel trasero. Otro detalle que tienen también modelos mucho más caros es la posibilidad de que un chorro de aire nos caliente la zona del cuello. Y la he probado en una mañana fría, con una temperatura de 18º C que con el coche descapotado se nota bastante fresco. Y el sistema funciona fenomenal, con una sensación parecida a llevar una bufanda. Tenemos una rueda que controla tres niveles de temperatura. Realmente es el mismo mando que regula los asientos calefactables en otros vehículos de la gama Peugeot. Cuestiones de las economías de escala.

Al ser un vehículo de dos puertas, el acceso a las plazas traseras se realiza mediante el abatimiento de los respaldos de los asientos delanteros. El mando para desenclavar el respaldo es mecánico. El acceso a las plazas traseras, es el típico de este tipo de vehículos. Para personas con problemas de movilidad, aunque sean pequeños problemas o poco ágiles es un vehículo de acceso difícil, pero para el resto de personas, es simplemente incómodo hasta que nos sentamos. No olvidemos que es un cabrio y también un coupé.

 DSCF4991

Una vez dentro, si nos caben las piernas entre la banqueta trasera y el respaldo delantero, la sensación es buena, ya que las dos plazas traseras están bien pensadas para cuidar bastante a sus dos ocupantes con asientos confortables y un entorno bien guarnecido. Salvo por el espacio para las piernas y la altura limitada del techo los ocupantes de las plazas traseras irán bastante bien y es raro, ya que en otros cabrios nos hemos encontrado que los respaldos traseros son exageradamente verticales, algo que ocurre menos en el 308 CC. También tenemos la posibilidad de poner sistemas de retención infantil, tanto con anclaje mediante los cinturones del vehículo como por los anclajes isofix de las dos plazas traseras, ocultos mediante unas pequeñas tapas.

El interior tiene varios huecos repartidos por el interior. En la consola tenemos un hueco delante del selector del cambio. El conductor tiene varios huecos disponibles, uno a la izquierda del volante, pequeño y sin tapa, en la consola tiene dos huecos sin tapa con fondo de goma y en la puerta mediante una bolsa rígida de una capacidad correcta. La plaza del acompañante delantero tiene ante si una guantera guarnecida y refrigerada, bastante capaz y amplia. En las puertas encontramos varios huecos, tanto para los pasajeros delanteros en forma de bolsa rígida como para los traseros, con unos pequeños huecos al final de la puerta que quedan accesibles para los pasajeros traseros. El reposabrazos tiene un hueco profundo.

Todos los mandos, indicadores y testigos del vehículo tienen un tacto y disposición buenos. El tablero de bordo tiene una tipografía clara y una iluminación blanca en los dos relojes del velocímetro y del tacómetro, y de color ámbar para el ordenador de bordo y las agujas. Entre los dos relojes principales tenemos el ordenador de bordo, con indicaciones sobre distancias y consumos, modo de funcionamiento de la caja de cambios e indicador de mejor marcha a ser seleccionada. La caja de cambios tiene un funcionamiento correcto con un mando selector que tiene un buen guiado, aunque de recorridos entre marchas un poco largos. Los pedales de control del embrague, freno y acelerador están acabados en aluminio con tacos de goma para mejorar el agarre y tienen un tacto excelente.

A la izquierda de la columna de la dirección tenemos el mando de los indicadores de dirección y acceso al menú del ordenador de bordo, así como el mando que controla el regulador y limitador de velocidad,. Su funcionamiento no difiere de otros sistemas similares. A la derecha de la columna de dirección tenemos el mando de los limpia y lavaparabrisas. El sensor de lluvia tiene regulación de sensibilidad. El interior está iluminado por un plafón delantero que da una buena iluminación, ademas de luz en la zona de los pies.

 DSCF4988

El volante, forrado en cuero tiene un buen tacto, es ergonómico pero no completamente redondo y tiene un diámetro un poco grande para nuestro gusto. El vehículo cuenta con encendido automático de luces mediante sensor crepuscular, equipando luces halógenas para las funciones de cruce y carretera, así como para los indicadores de dirección delanteros, las luces antinieblas delanteras. Las luces diurnas son de diodos así como las luces traseras indicadoras de dirección, posición y pare. La luz de marcha atrás y antiniebla trasera son halógenas. En general la iluminación es muy buena en este vehículo. Las luces de cruce y carretera dan una buena iluminación para la circulación nocturna.

El gran protagonista de este vehículo es el techo duro retráctil que lo equipa. Se compone de tres piezas que se pliegan sobre si mismas en una cinemática sencilla para alojarse en el maletero en solo 22 segundos. Para ello, el vehículo debe tener el maletero preparado, colocando una red que hace de tope de seguridad para asegurarnos que no hay ningún objeto que impida su alojamiento en las zonas señalizadas. Manteniendo pulsado el mando destinado a ello, el solo se capota y descapota sin mas intervención del usuario. Puede preocupar en un vehículo de estas características que el aislamiento térmico y acústico no esté a la altura, pero en este caso, el aislamiento es perfecto. Con el techo puesto, nada hace pensar que nos encontramos en un cabrio con techo escamoteable, ni por nivel sonoro exterior ya sea mecánico o aerodinámico y de rodadura, que está muy bien aislado, ni por el aislamiento térmico, ya que no hay variación con otro tipo de vehículos. Unas de las características de este vehículo es que no tenemos pilar B, pero si tenemos cuatro elevalunas. Podemos circular con o sin techo y con o sin los elevalunas. Circular con el techo y los cristales bajados, los cuatro, produce turbulencias, sobre todo en las plazas traseras, que a cierta velocidad, pasados los 120 km/h llegaran a estar incómodos por el viento. Podemos poner un cortavientos alojado en las plazas traseras, inutilizando estas.

Con el techo colocado el maletero es profundo pero con poca altura y con demasiados recovecos que lo hacen poco aprovechable, ya que los elementos mecánicos encargados de el techo ocupan muchos espacios. Solo tenemos un espacio grande en el centro para poder llevar un objeto un poco mas voluminoso, pero aún asi la capacidad medida es de 403 litros. Con el techo descapotado, la capacidad del maletero se queda en 226 litros. El resto del espacio esta destinado a ser ocupado por objetos pequeños o bolsas medianas. Y si el techo está recogido, tendremos un espacio casi testimonial. Para completar los accesorios del maletero, disponemos de una red para sujetar objetos.

El vehículo objeto de la prueba disponía de navegador y sistema de sonido firmado por JBL, con conexión bluetooth manos libres pero sin perfil de audio streaming A2DP. Dispone de conexión RCA para fuentes exteriores de audio en la guantera. El sonido es de muy buena calidad con sonido claro y potente, superior por mucho a lo necesario en un vehículo. El navegador dispone de cartografía en 2D y 2.5D (es un 2D con el mapa inclinado) sin una base de datos de radares. La pantalla, de 7 pulgadas tiene una resolución normal. Podemos inclinar la pantalla para que el sol no nos impida ver. El recubrimiento anti brillo de la pantalla es correcto.

 DSCF4965

El climatizador bizona funciona muy bien, es rápido y con un funcionamiento muy silencioso, tiene todas las funciones que tienen los climatizadores de otros fabricantes, incluso en el volante tenemos un botón para activar la recirculación automática en sus diferentes modos de funcionamiento que es la única función del climatizador que no se activa automáticamente. Ademas los sensores nos permiten poder circular en días frescos sin techo, funcionando a mas potencia y he de decir que lo he probado y que circular con fresco sin techo es una de las experiencias mas gratificantes que he tenido la oportunidad de experimentar en un vehículo. Circular sin techo es su razón de ser mientras no llueva.

La pasión que despierta conducir un vehículo muy especial, lleno de sensaciones únicas. Conducir este vehículo es una delicia porque va bien por donde le indicamos. Empezamos con la suspensión, que es mas dura que la de serie. Las ruedas tienen unas medidas de de 225/45R18 que aunque tienen un perfil bajo no hacen un vehículo duro e incómodo de suspensión. La combinación de tren rodante le da una eficacia muy alta. Dinámicamente, es muy fácil ir rápido, incluso demasiado rápido sin casi darnos cuenta porque es muy estable y sigue la trayectoria de una forma muy fiel con una dirección bastante directa que dirige al vehículo exactamente por donde queremos que vaya sin problemas. Hay que tener en cuenta que este vehículo supera los 1.600 kg.

Pero de la misma manera que digo que es un vehículo fácil de llevar a ritmo normal e incluso rápido, he de decir que para llevarlo muy rápido e incluso si buscamos los límites, ya no encontraremos un vehículo fácil de llevar, volviéndose incluso nervioso, sobre todo su eje trasero, algo típico de Peugeot. En ritmo alto, con curvas mas cerradas y exigentes el eje delantero insinuaba claramente si tendencia a irse de morro. Para llegar a esto hay que ir muy por encima de la capacidad de la gran mayoría de los conductores normales que disfrutarán de un vehículo magnífico y divertido sin tener que recurrir a estrujarlo ni buscar los límites donde no puedan responder convenientemente a sus reacciones. Por eso es tan bueno este vehículo. Porque se disfruta mucho conduciendo de forma fácil y segura.

El motor es de las mejores cosas que nos aporta este coche. Es muy lineal y potente. No decae en prácticamente toda su banda de utilización y es agradable porque responde bien en casi cualquier circunstancia, no tiene retardos significativos en la entrega de potencia y es agradecido a la petición del acelerador. El cambio manual es perfecto para este motor y para este tipo de vehículo, con unos desarrollos bien elegidos y escalonados. Con este motor, el vehículo corre, porque los 163 CV se hacen notar cuando le pedimos al acelerador plena carga, respondiendo perfectamente y con potencia. Acelera de 0 a 100 km/h en menos de 9 segundos y supera con facilidad, con el techo puesto, los 200 km/h asi que nos hacemos una idea de su potencial. El motor, en frío es silencioso y en caliente lo es aun más. El ruido de motor está muy bien aislado y salvo a altas revoluciones, no se hace evidente en el interior.

En marcha normal es un motor que no consume en exceso, creo que está entre los mejores en este sentido. En nuestro circuito habitual, a buen ritmo sin buscar la economía de conducción y si los límites del vehículo, con carretera de montaña, vías interurbanas, autovías y recorrido urbano nos ha dado un consumo medio de 7,6 litros, incluido recorridos buscando las cosquillas del propulsor. No es un dato nada malo teniendo en cuenta el tipo de carrocería que tenemos. En condiciones de utilización mas tranquilas este vehículo presenta cifras de consumo cercanas a las declaradas en la homologación con 5,7 litros de consumo mixto.

No importa si hace frío, si consume mucho mas que otros o si los pasajeros traseros no irán suficientemente cómodos. Este es un vehículo para sentir, para disfrutar, para ser mirado y admirado. Es divertido y nos miran por donde vamos. Es más que un cabrio de techo duro con cuatro plazas. Es un coche para todo el año. Los hay mas caros, mas rápidos y si, mas exclusivos. Pero este vehículo tiene ese equilibrio justo entre prestaciones, calidad, exclusividad y capacidad dinámica que le confiere un encanto difícil de igualar.

Galería exterior

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157630532336972]

Galería interior

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157630532472328]

Prueba: Peugeot 308 CC HDI 163 CV

Categoría: CabrioPruebasSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.