Dos tecnologías que elevan las prestaciones y la eficiencia de los nuevos motores de BMW.

Imagen de previsualización de YouTube

Los motores de gasolina y diesel TwinPower Turbo de BMW comprenden arquitecturas de cuatro, seis y ocho cilindros. Su tecnología le ha permitido lograr cuatro premios en el Internacional Engine Awards of the year 2012.

Hace 11 años, en 2001, BMW lanzaba al mercado el 316ti Compact, un modelo de tres puertas que marcaba el inicio de la introducción de una tecnología única, el sistema Valvetronic. 

Hoy, combinado con la inyección directa de gasolina «High Precision Injection» y la eficiencia probada del doble VANOS, se mejora la la potencia y la eficiencia en todo el régimen de revoluciones del motor. Uno de los ejemplos de combinación de estas tres tecnologías es el motor de gasolina sobrealimentado N55B30. Sin estas tres tecnologías, los motores de gasolina TwinPower Turbo no tendrían la importancia que ofrecen tanto en materia de prestaciones como de eficiencia.

Pero, hasta el día de hoy, sólo un propulsor de gasolina de los que se montan en los modelos de BMW M, el S63 del M5, dispone del sistema Valvetronic, aunque la marca ya prepara actualizaciones para montarlo en algunos modelos actuales, como es el caso del N63.

En detalle, el motor de gasolina TwinPower Turbo cuenta con un sistema de sobrealimentación de tipo Twin Scroll, inyección directa de combustible de alta precisión, el control variable de válvulas Valvetronic y el sistema variable de control del árbol de levas doble VANOS. En conjunto, garantizan no sólo una respuesta espontánea del acelerador, sino también una entrega de potencia en un amplio rango de revoluciones del motor y un bajo consumo de combustible, realmente sorprendente cuando hablamos de un motor de 2.0 litros y 245 caballos de potencia, por citar un ejemplo.

El sistema Valvetronic es un sistema de distribución variable que eleva la válvula de admisión, de forma continua y variable, entre 0 y 10 mm, al mismo tiempo que, también, controla la duración, mientras que el sistema independiente doble VANOS varía continuamente el tiempo en los árboles de levas de admisión y escape. Cabe destacar que cada uno de los dos sistemas funciona de forma independiente, no estando supeditado uno al funcionamiento del otro.

El Valvetronic es un sistema especial por varias razones. Entre ellas y la más importante, quizás, es que necesita de componentes mecánicos muy específicos, no pudiendo ser montado en motores con válvula de mariposa en el colector de admisión. Igualmente, las cabezas de los cilindros disponen de unos elementos, denominados escaladores, situados entre el vástago de la válvula y el árbol de levas, a modo de brazos de elevación intermedios capaces de pivotar sobre un punto central, por medio de un árbol de levas adicional accionado electrónicamenteDe esta forma, este movimiento solo, sin ningún movimiento del árbol de levas de admisión, puede variar la elevación de las válvulas de admisión, desde completamente cerradas a completamente abiertas, por lo que el control de potencia del motor se transfiere al pedal del acelerador.

Este sistema permite que se acorte el tiempo de entrada del combustible, en lugar de realizar un estrangulamiento, reduciendo las pérdidas de bombeo y, por tanto, reduciendo el consumo de combustible. Además, al reducir el tiempo de la elevación de la válvula, de forma asimétrica en los motores de cuatro válvulas, se genera un remolino en el cilindro que da, como resultado, una mejor mezcla aire/combustible y, por tanto, una mejora en la respuesta del motor.

BMW TwinPower Turbo: Investigación en curso (XXXVI)

Categoría: Técnica
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.