Presenta un nuevo diseño, motores más eficientes y nuevos sistemas de asistencia.

Mercedes-Benz GLK 4MATIC

Mantiene su esencia pero añade mejores materiales, nuevos detalles exteriores, equipamientos ampliados y mecánicas BlueEFFICIENCY que cumplen la normativa de emisiones Euro 6.

El nuevo Mercedes-Benz GLK ya se encuentra a la venta, aunque bajo pedido. En unas semanas llegará a los concesionarios, partiendo desde 38.675 euros. (ver precios).

Tras numerosas pruebas en Nurburgring y Suecia, el SUV compacto de Mercedes-Benz se renueva con un rediseñado exterior y nuevas características en el interior, además de ofrecer una revisada gama de mecánicas, de gasolina y diésel, siendo el primer modelo de su segmento en cumplir la normativa de emisiones Euro 6, gracias a un propulsor diésel BlueTEC.

La carrocería ha experimentado ligeros cambios, manteniendo la combinación de elementos clásicos de los SUV de Mercedes-Benz, como los cortos voladizos, la parte delantera en posición vertical y los delgados pilares del techo.

Entre los cambios introducidos, destaca el nuevo paragolpes y la banda de luces LED para luz diurna, de serie en todas las versiones, aunque varía su interior en función de si dispone, o no, del sistema Intelligent Light System (ILS). En este caso, consta de un proyector, un reflector y la banda de LED con cables de fibra óptica para la luz de posición y, por encima, los indicadores de señal de giro, también, con LEDs individuales. La parrilla del radiador cuenta con dos lamas pintadas en color plata y con detalles cromados y la estrella central sobre ellas.

Las barras del techo también presentan un diseño nuevo, mientras que en la parte trasera, destaca el nuevo protector anti empotramiento, que puede ser cromado, como los embellecedores de los tubos de escape o los pilotos traseros, compuestos de fibra óptica y LED, una tecnología denominada Tubo CELLIS.

Como parte del lavado de cara, la gama de llantas de aleación se ha rediseñado ofreciendo diámetros de 17” a 20”, disponibles en diferentes acabados de pintura o alto brillo. Entre las llantas, destacan unas de 17” aerodinámicamente optimizadas.

También, es novedad, el paquete deportivo AMG, contando con paragolpes específicos con luces LED de conducción diurna integradas en el delantero, parrilla del radiador con dos listones cromados, llantas de aleación ligera AMG de 5 radios y 19”, suspensión deportiva y un paquete exterior de cromados.

Para la carrocería, se ofrecen diez pinturas entre metalizadas y sólidas y dos acabados de pintura especiales en blanco diamante y gris metálico brillante luzonite.

El diseño del interior del nuevo GLK ofrece un diseño especialmente atractivo, gracias a un rediseño completo del salpicadero, decorado con molduras de aluminio o madera. Los aireadores, ahora, son redondos como los del resto de nuevos modelos de la gama, se ha modificado el volante – ahora de tres radios y multifunción – existen nuevos materiales y colores para las tapicerías y revestimientos y la iluminación ambiental adopta la misma tecnología que los grupos ópticos exteriores. Además, se ha ampliado el espacio entre las plazas delanteras al integrar la palanca selectora del cambio 7G-TRONIC en la columna de la dirección y, en su lugar, se ha alojado un hueco de almacenamiento con una cubierta retráctil.

El paquete deportivo AMG también cuenta con especificaciones para el interior, con asientos deportivos, a elegir entre cuero negro microperforado o una combinación de napa y microfibra con costuras en gris alpaca, volante multifunción de tres radios forrado en cuero napa, paneles centrales de las puertas en cuero Artic con costuras en diagonal, fuelle de la palanca de cambios forrado en napa y pedales deportivos de acero inoxidable cepillado.

El espectro de opciones de un solo tono del interior oscila entre el gris alpaca y diversos tonos beige a negro, mientras que los disponibles en dos tonos se ofrecen en combinaciones negro/corteccia, negro/porcelana y negro/marrón claro.

La gama de motores ofrecen bajas emisiones y reducidos consumos de combustible. En total, hay seis diesel y un motor de gasolina.

El GLK 250 BlueTEC 4MATIC cuenta con el motor de cuatro cilindros diésel de inyección directa, con 204 CV de potencia y 500 Nm de par motor. Su consumo medio es de 6,1 litros cada 100 kilómetros y las emisiones de CO2 de 159 gramos por kilómetro, con transmisión manual de seis velocidades.

El de mayores prestaciones entre las versiones diésel es el GLK 350 CDI 4MATIC BlueEFFICIENCY, con un V6 de inyección directa que genera un par motor de 620 Nm de par y una entrega de potencia excepcional a bajas revoluciones.

Con tracción trasera, se ofrecen los GLK 200 CDI BlueEFFICIENCY y GLK 220 CDI BlueEFFICIENCY, ambos con cambio manual de seis velocidades y las mismas cifras de consumo medio y emisiones de CO2, con 5,5 litros cada cien kilómetros y 143 gramos de CO2 por kilómetro.

El GLK 350 4MATIC BlueEFFICIENCY es la única versión de gasolina disponible, con inyección directa de tercera generación BlueDIRECT e inyectores piezoeléctricos.

Todas las versiones disponen de las medidas. Además de la función ECO start / stop, estas medidas incluyen la transmisión automática de siete velocidades 7G-TRONIC PLUS, dirección eléctrica y neumáticos de baja resistencia al rodamiento, de serie en todos los modelos 4MATIC y cuenta con un convertidor de par con menos deslizamiento, se ha optimizado la fricción y un nuevo aceite.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157629276777918]

Nuevo Mercedes-Benz GLK 2012, desde 38.675 euros

Categoría: 4x24x4NovedadesSegmentoSUV
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.