El primer modelo en montarlo es el Volkswagen Passat Alltrack.

Detector sonnolencia BoschLa fatiga es una de las causas principales de accidentes graves en los automóviles y Bosch Automotive ha desarrollado un detector de sonnolencia avisando al conductor mediante leves movimientos en la dirección.

Que la fatiga y el sueño al volante suelen ser unas de las causas que producen accidentes graves, se conoce perfectamente, pero los primeros signos de la fatiga pueden ser detectados antes de una situación crítica. Por ello, Bosch ha desarrollado un sistema de detección de somnolencia para el conductor que puede prevenir una situación de riesgo mediante leves movimientos en la dirección para informar a los conductores que deben tomar un tiempo de descanso en su ruta. 

El sistema funciona mediante el requerimiento de datos extraídos de la dirección asistida eléctrica del coche, del sensor de ángulo de dirección y del ESP y, según el especialista alemán, puede ser montado tanto en turismos como en vehículos comerciales ligeros, integrándose en distintas unidades de control. 

De hecho, el primer modelo en introducir este elemento en el equipamiento de serie, h sido el nuevo Volkswagen Passat Alltrack.

La influencia de la fatiga en los accidentes se ha eliminado tras en una serie de estudios. En 2010, la American Automobile Association (AAA), publicó el análisis de accidentes basado en los datos recopilados por el Instituto Nacional de Seguridad Vial de la Administración de Tráfico de los Estados Unidos, una evaluación que demostró que los conductores que estaban agotados al volante suponían un 17 por ciento de los accidentes mortales en los EE.UU.

Cuando la concentración decae, las habilidades motoras se deterioran y el comportamiento del conductor al volante disminuye considerablemente, haciéndose menos preciso el tiempo de respuesta sobre la dirección del vehículo y haciendo que el conductor corrija pequeños errores de la dirección con más frecuencia. 

La nueva función de detección de somnolencia del conductor  se basa en un algoritmo que comienza a grabar el comportamiento del conductor sobre la dirección en el momento del inicio del viaje, reconociendo los cambios en el transcurso de los viajes largos. Los signos típicos de la disminución de la concentración son los pequeños y muy leves movimiento del volante hacia un lado, junto a los cambios de dirección del volante, rápidos y abruptos, para mantener el coche en la trazada de la carretera.

En base a la frecuencia de estos movimientos y otros parámetros, entre ellos la distancia, el uso de señales de giro y la hora del día, la función calcula el nivel de la fatiga del conductor y, si se supera un determinado valor, un testigo luminoso con forma de taza de café parpadea en el panel de instrumentos para advertir a los conductores que necesitan un descanso.

Bosch desarrolla un detector de fatiga del conductor

Categoría: Técnica
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.