Todo un deportivo válido para el día a día a partir de 29.900 euros.

DSCF3141Probamos el nuevo Subaru BRZ, un coche que es pura diversión, pero tambien ofrece capacidad para el uso diario.

Subaru nos dió la oportunidad de probar su último modelo, que no podremos disfrutar hasta el otoño de 2012 en que llegarán las primeras unidades. Estas unidades de prueba son aún preseries por lo que algunos detalles pueden cambiar. Aún así, podemos hacernos una idea muy cercana ya que mecánicamente no van a cambiar.

La concepción del proyecto partió de un pliego de condiciones estricto. El motor y el dinamismo debían ser el centro del proyecto. Y han conseguido un vehículo con un centro de gravedad muy bajo de 460 mm con respecto a la carretera y gran dinamismo con una buena habitabilidad para los pasajeros de las plazas delanteras y posibilidad de llevar dos más en las traseras.

El Subaru BRZ se fabrica, junto al Toyota GT 86, en la factoría japonesa de Subaru de Gunma. De allí salen ambos modelos, con sus especificaciones particulares que son pequeñas, de equipamiento y diseño exterior básicamente.

El Subaru BRZ (que significa Boxer Rear-wheel drive Zenith, o dicho en castellano, el culmen de la conducción con tracción trasera y motor boxer) es un deportivo de 2+2 plazas que mide 4,24 m de longitud, 1,78 m de anchura y 1,29 m de altura y tiene, como sus siglas indican, un motor boxer delantero de 200 CV a 7.000 rpm y 205 Nm a 6.600 rpm. El motor FA 20 es una evolución del que vendrá en el nuevo Impreza.

El BRZ cuenta con un nuevo chasis muy ligero y rígido, lo que se traduce en un peso de 1.239 kg y unos consumos mixtos de 6,9 -7,1 l/100km (manual/automático) con unas emisiones de CO2 de 159 g/km. Tiene una velocidad máxima de 226 km/h para la versión manual de seis velocidades y de 210 km/h para la versión con cambio automático de convertidor de par y 6 velocidades. Tiene un coeficiente aerodinámico, según los datos de Subaru, de 0,27 que es un dato muy bueno.

Hemos conducido el BRZ durante 100 km de carreteras de montaña y secundarias con pequeños tramos de autovía. Es un coche que me provoca sentimientos encontrados. Dinámicamente es un coche superlativo pero la forma en la que el motor entrega la potencia nos ha dejado un poco con la sensación de que siendo bueno, podría ser aún mejor.

DSCF3127

Es un deportivo, con todo lo que significa esa palabra, muy bueno. Puedes ir muy rápido en todo tipo de carreteras y de forma muy segura. Se pega como una lapa y no tiene movimientos impredecibles cuando le provocas cambios rápidos de dirección. Tiene una suspensión dura pero no seca, asi que en carreteras en buen estado es bastante confortable. La suspensión dura hace que el coche vaya muy plano en las curvas. La dirección, muy comunicativa, directa y con una asistencia perfecta nos ha gustado mucho. Está perfectamente calibrada para el carácter del BRZ.

El BRZ es muy estable en frenada. Solo hemos notado en frenadas fuertes a alta velocidad un movimiento del eje trasero que achacamos al tipo de neumático que llevaba, el Michelin Primacy HP, más idóneo a un tipo de coche donde el confort y el ahorro de combustible sean sus premisas principales. Michelin tiene neumáticos más idóneos para este coche y espero que Subaru los monte de serie, de esta u otra marca, para sacarle partido a las posibilidades dinámicas del BRZ.

Debido a que los neumáticos perdian la eficacia de adherencia antes de lo esperado pudimos jugar con el deslizamiento del eje trasero con diferencial Torsen y es de lo más divertido que he conducido. Posiblemente es el deportivo de su tamaño que mejor entra en curva gracias a que tiene reacciones muy nobles y predecibles.

DSCF3129

Del motor boxer de 200 CV y atmosférico me esperaba “algo más”. El motor empieza a empujar de verdad de 4.500 rpm a 7.500 rpm que es cuando aparece la luz que avisa que debemos cambiar de marcha. Pero realmente corta cerca de 8.000 rpm. En ese margen, a parte de sonar muy bien, tira con mucha fuerza y es cuando se disfruta de este coche, siempre por encima de las 5.000 es cuando el BRZ se gana el apellido de “deportivo”, pero por debajo se muestra un poco perezoso, aunque a otros les puede parecer que esa es la parte en la que el coche es más civilizado y utilizable en el día a día.

El control de tracción y estabilidad tiene 5 modos de funcionamiento, que son:

Modo 1: Conducción normal, ambos activados
Modo 2: Poca tracción (TRC desactivado)
Modo 3: Conducción deportiva (con ayuda de VSC)
Modo 4: Arranques rápido (con ayuda de VSC) o aceleraciones exigentes (TRC off)
Modo 5: Conducción completamente deportiva (ambos sistemas desconectados)

En cuanto a los acabados, pues tiene cosas buenas y otras no tanto, pero lo dejamos en cuarentena a la espera de poder probar una unidad definitiva en las que esperamos que algunos acabados se mejoren. Tiene acabados muy cuidados, con guarnecidos cosidos con hilo de contraste en rojo que da un aspecto muy deportivo al interior. Los asientos sujetan perfectamente el cuerpo y además son muy confortables, válidos para personas de diferentes complexiones. Las personas de al menos 1,90 metros de altura, se encontrarán a gusto porque no tienen el techo muy cerca. Los asientos pueden ir bastante bajos, pero no tanto como nos hubiera gustado para tener las piernas un poco más estiradas. El asiento del copiloto no tiene ajuste en altura.

Los pedales y el reposapie izquierdo están acabados en aluminio. El volante está guarnecido en un cuero perforado de tacto muy agradable, con un grosor perfecto. Y es completamente redondo, lo cual se agradece. Otro aspecto que nos ha gustado es que no tenga botones en el volante.

Los plásticos que cubren gran parte del salpicadero y que imitan al metal son manifiestamente mejorables. En el Toyota GT 86, imitan al carbono y tienen un mejor aspecto. En el Subaru causan una peor impresión, que seguro se solucionará en las versiones definitivas. El navegador tiene pantalla táctil de 7 pulgadas, con conexiones AUX y USB, manos libres bluetooth y perfil A2DP para audio streaming. La definición de la cartografía y del interface del menu es pobre con graficos muy pixelados y simples. El navegador perdía la ruta y no seguía la ruta mas lógica, dando las instrucciones tarde. El equipo de audio es potente y suena bien… pero solo delante. Detrás solo lleva dos tweeters.

_MG_2681

Tiene faros de xenon, luces de circulación diurna mediante diodos y luces de pare y posición con diodos. Monta un discreto alerón trasero que si tiene un efecto en la carga aerodinámica a alta velocidad, no solo como aditamento estético.

La emoción, la diversión y el disfrute al volante la tendremos disponibles a partir de 29.900 euros. ¿Lo vale? Por supuesto. Es un coche único y de visión espectacular, sobre todo por detrás que es lo que seguramente más vean los otros usuarios de la carretera. Por mi parte, le he dicho a los que me han preguntado por el coche que vayan ahorrando. Porque van a disfrutarlo.

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157629546768536]

Contacto: Subaru BRZ

Categoría: CoupéPruebasSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.