Potentes y eficientes: los motores

Audi combina el A1 Sportback con siete motores de cuatro cilindros, cuatro de ellos TFSI y tres TDI. Todos los motores se rigen por el principio del downsizing, sustituyendo cilindrada por sobrealimentación, y funcionan con tecnología de inyección directa de combustible. Todas las versiones, con excepción del 1.6 TDI con cambio S tronic y del gasolina más potente, incorporan el sistema de arranque y parada de serie.

El motor básico, el 1.2 TFSI, rinde 86 CV; la gestión térmica, especialmente eficiente, es en parte responsable de su reducido consumo, que asciende a 5,1 litros a los100 km. Los tres TFSI, con una cilindrada de 1,4 litros cada uno, proporcionan 122 CV, 140 CV y 185 CV. respectivamente. El gasolina de mayor potencia incorpora un sistema de sobrealimentación que combina un compresor y un turbocompresor; como resultado se obtiene un par motor de 250 Nm, una aceleración de0 a100 km/hde 7,0 segundos y una velocidad punta de 227 km/h.

El 1.4 TFSI de 140 CV, nuevo en la familia A1, llegará al mercado más adelante. Este motor utiliza la tecnología cylinder on demand para fusionar su extraordinaria potencia con una elevada eficiencia. En condiciones de conducción con carga baja y régimen bajo-medio, un sistema de actuadores basado en el Audi valvelift system desconecta temporalmente dos cilindros cerrando sus válvulas. El motor sigue funcionando también en este caso de un modo silencioso y refinado. Cuando el conductor pisa con fuerza el pedal del acelerador, el 1.4 TFSI regresa de inmediato al modo de cuatro cilindros.

En combinación con una compleja gestión térmica y otras soluciones destinadas a mejorar la eficiencia, la tecnología cylinder on demand convierte al 1.4 TFSI en un motor de consumo extremadamente moderado: apenas 4,7 litros de media a los100 km. Sin embargo, el cuatro cilindros garantiza una conducción deportiva, con una aceleración estándar de sólo 8,1 segundos y una velocidad punta de 212 km/h.

Tres motores TDI completan la oferta. El de 1,6 litros está disponible en dos versiones, de 90 CV (66 KW) y 105 CV (77 KW) respectivamente. En ambos casos, su consumo medio a los 100 km (con cambio manual) es de sólo 3,8 litros de combustible, lo que equivale a 99 gramos de CO2 por km. El 2.0 TDI de 140 CV de potencia, que llegará al mercado más adelante, acelera al A1 Sportback hasta los 100 km/h en 8,5 segundos, y su consumo medio apenas llega a los 4,1 litros de combustible a los 100 km.

La transmisión de fuerza también realza el carácter vanguardista del A1 Sportback y su posición destacada en el segmento de los compactos. Para el 1.4 TFSI de 122 CV, el 1.4 TFSI de 140 CV y el 1.6 TDI de 90 CV Audi ofrece opcionalmente la caja de cambios S tronic de siete velocidades; en el TFSI de máxima potencia con 185 CV, el cambio S tronic forma parte del equipamiento de serie. Este cambio de doble embrague realiza los cambios de marcha de un modo confortable, con extraordinaria rapidez y sin interrupción perceptible de la fuerza motriz. Los dos embragues funcionan en seco, sin necesidad de suministro de aceite, con lo que aumenta el rendimiento del S tronic.

El conductor puede dejar que el S tronic de siete velocidades, que también integra un asistente de arranque en subida, actúe automáticamente o cambiar las marchas manualmente, si lo desea a través de las levas situadas en el volante. Los cambios manuales, con cinco o seis marchas en función del motor, también combinan a la perfección deportividad y eficiencia.

Deportivo y estable: el tren de rodaje

Ya sea en ciudad, en carretera o en autopista, el A1 Sportback siempre proporciona un gran placer de conducción. Como eje delantero se utiliza una construcción de tipo McPherson, mientras que en la parte trasera actúa un eje de brazos interconectados. La distribución de peso entre ambos ejes armoniza a la perfección con la tracción delantera, y la dirección electrohidráulica, precisa y eficiente, presenta una relación de transmisión muy directa de 14,8:1. El tren de rodaje se caracteriza por su ágil reglaje, que en la línea Ambition es más deportivo; el tren de rodaje deportivo S line aporta un toque adicional de dinamismo a la conducción.

En la línea de equipamiento Attraction, las ruedas de acero tienen un diámetro de 15 pulgadas, y la versión Ambition monta ruedas de aleación ligera de16 pulgadas, salvo en el 1.4 TFSI más potente, que equipa ruedas de17 pulgadasde serie. Audi ofrece con carácter opcional ruedas de fundición de aluminio de 17 pulgadas y neumáticos de la serie 215/40; el nuevo diseño de siete radios se reserva en exclusiva para el cinco puertas. Las ruedas de aleación ligera de 18 pulgadasde quattro GmbH aportan un aspecto aún más deportivo.

El Audi A1 Sportback monta potentes frenos, con discos delanteros autoventilados. El programa de estabilización ESP con bloqueo transversal electrónico, que pertenece al equipamiento de serie de todas las motorizaciones, incrementa la precisión de la maniobrabilidad al tiempo que aumenta la seguridad en marcha. Al alcanzar el límite de estabilidad, minimiza el subviraje con ligeras intervenciones en el freno de la rueda delantera ubicada en el interior de la curva, que también mejoran la tracción.

Nuestros videos

Nuevo Audi A1 Sportback, ya a la venta

Categoría: NovedadesSegmentoUtilitario
1

1 comment

  • No hubiera estado de más un poco de diferenciación entre carrocerías… No sé, Opel no es de lujo ni pide más de 20.000€ por el Corsa, pero existe una clarísima diferenciación entre carrocerías.

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.