Efectivo incluso en climas con temperaturas bajo cero.

Volvo C30 EléctricoEl Volvo C30 Eléctrico dispone de una tecnología que permite el uso diario en temperaturas bajo cero sin afectar a la conducción ni a la comodidad de los pasajeros.

El concepto desde el que se ha partido para desarrollar el C30 Eléctrico es que el propietario de un vehículo eléctrico no debería verse obligado a sacrificar ninguna de las cualidades que espera de un coche, sea cual sea su motor, sino que poseer un coche eléctrico sea algo sencillo y que no debe dar quebraderos de cabeza en cualquier tipo de condición climatológica.

Se requiere mucha energía si se quiere mantener las baterías en un buen estado y el habitáculo del vehículo con una temperatura agradable en climas con temperaturas bajo cero. Puesto que la autonomía del vehículo se ve reducida si esa energía procede de la batería, Volvo decidió concebir una solución más eficaz y flexible. En el C30 Eléctrico, no hay que desperdiciar electricidad utilizando la batería completamente cargada para mantener una temperatura agradable en el habitáculo del vehículo.

El Volvo C30 Eléctrico está equipado con un sistema de climatización que incluye soluciones técnicas que interactúan entre sí para dar respuesta a tres retos distintos: Suministrar calefacción o refrigeración al habitáculo del vehículo, calentar o enfriar el conjunto de la batería, según sea necesario y enfriar el motor eléctrico y los sistemas electrónicos.

El sistema de climatización puede activarse durante la carga o mientras conduce, aunque puede acondicionarse de antemano para el trayecto mientras se está cargando. El temporizador de acondicionamiento previo puede programarse a través de la configuración del menú del coche. Cuando se activa, un calentador por inmersión (6 kW) utiliza la conexión mural para calentar el líquido de refrigeración en el sistema de climatización.

El calor sirve para mantener la batería en un buen estado y para precalentar el habitáculo del vehículo. Volvo ha instalado un sistema de control para salvaguardar el ciclo de vida del conjunto de la batería. Durante la carga, el conjunto de la batería se calienta de manera automática cuando la temperatura alcanza -15ºC en la parte central de la batería.

Si el coche está aparcado pero no es posible cargarlo, el calentamiento automático de la batería empieza a -19ºC con el fin de mantenerla en un estado óptimo de funcionamiento. El habitáculo del vehículo puede precalentarse con un calentador que funciona con combustible en caso de que el cable de carga no esté conectado.

Tras el acondicionamiento previo, el trayecto empieza con una temperatura agradable en el interior del vehículo.  El conductor puede elegir, gracias al sistema del menú del coche, cómo desea calentar el habitáculo del vehículo durante el trayecto:

Con el modo de Calefacción automática (“Auto Heating”) activado, un calentador que funciona con combustible (5 kW) -activado por bioetanol (sistema de gasolina en aquellos mercados en los que el etanol no está disponible) con un depósito de 12 litros- se activa de manera automática y proporciona calor en marcha. La tapa del tanque se encuentra donde se sitúa la tapa del depósito de combustible en un Volvo C30 convencional.

Si el conductor decide no activar el modo de Calefacción automática (es decir, si lo tiene en posición “off”), el calentador por inmersión eléctrica y un calentador eléctrico de 1 kW PTC (Coeficiente de temperatura positiva) interactúan para mantener una temperatura agradable en el interior del vehículo.

Si el coche se ha aparcado y no resulta posible el acondicionamiento previo, las tres fuentes de calentamiento interactúan con el fin de eliminar el hielo de los cristales y calentar el habitáculo del vehículo. Con el calentador eléctrico, el calentador por inmersión y el calentador por combustible activados a la vez, en tan sólo unos minutos obtenemos la temperatura deseada.

Las fuentes de calentamiento interactúan con el fin de conseguir un equilibrio entre la comodidad y la autonomía. Las dos unidades eléctricas se apagan de manera automática cuando ya no son necesarias y dejan la tarea de calentar a largo plazo al calentador por combustible. En lo que al clima frío se refiere, el coche se ha visto expuesto a condiciones extremas con el fin de garantizar que la sofisticada tecnología funciona sin problemas en temperaturas que llegan hasta los -30ºC.

Para poder ofrecer una autonomía de hasta 150 km, el Volvo C30 Eléctrico cuenta con un conjunto de batería de 24 kWh, de los que 22,7 kWh se emplean para impulsar el vehículo. Las baterías (2×140 kg) se han instalado en el lugar que solía ocupar el tanque de gasolina, en la zona central del vehículo. De este modo, el espacio para el equipaje permanece intacto.

Bajo el capó, el motor convencional de combustión ha sido sustituido por un motor eléctrico mucho más compacto de 111 CV que ofrece un par de 220 Nm. Además, el vehículo dispone de un sistema de alta tensión de 400 voltios.

Las baterías de ión-litio se recargan con una toma de corriente de 230 voltios puesta a masa. El cable se enchufa en la parrilla del coche a través de un conector de carga específicamente diseñado para tal fin. El tiempo necesario para la recarga varía en función de la corriente disponible. Una carga completa de 10 amperios tardaría aproximadamente 10 horas. Este periodo de carga descendería hasta 6-8 horas con 16A.

Durante el proceso de carga, la corriente alterna de entrada (CA) se convierte en corriente directa (CD) y se almacena en las baterías. Cuando el coche está en funcionamiento, se produce otra fase de conversión. Un inversor transforma la corriente directa almacenada en corriente alterna que impulsa el motor eléctrico.

El Volvo C30 Eléctrico cuenta con un elemento CD/CD para impulsar otros sistemas, incluyendo el sistema de 12 voltios que suministra energía a diversos componentes tradicionales del coche.

El par instantáneo del motor eléctrico permite al Volvo C30 Eléctrico alcanzar una aceleración de 0 a 70 km/h en tan sólo 6,0 segundos. El vehículo tiene un límite de velocidad de 130 kilómetros por hora. La autonomía certificada de conformidad con el NEDC (Nuevo ciclo de conducción europeo) es de 163 km. No obstante, Volvo Cars especifica que la autonomía práctica del coche es de hasta 150 kilómetros.

El C30 Eléctrico dispone de una solución que permite a los pasajeros entrar cómodamente en calor en condiciones de frío invernal sin comprometer las características de la conducción ni la comodidad de los pasajeros. La climatización en el habitáculo de los pasajeros se realiza mediante un calefactor impulsado por bioetanol que hemos instalado en todos nuestros coches. El tanque del coche puede almacenar 12 litros de bioetanol (en aquellos mercados en los que no se puede utilizar etanol se emplea un sistema activado por gasolina). También se puede activar la unidad de climatización con la electricidad de las baterías.

Para poder iniciar su viaje con comodidad, el conductor puede programar el sistema para refrigerar o calentar el coche con anterioridad. La pre-programación se realiza en el menú de ajustes del vehículo.

Los instrumentos del coche han sido específicamente diseñados para un motor eléctrico. El clásico cuentarrevoluciones ha sido sustituido por un manómetro que indica el nivel de carga del conjunto de batería, además del uso actual de energía del coche. En la parte superior, entre los manómetros circulares hay un visualizador en el que el conductor puede elegir entre el consumo medio en KWh/100 km, el consumo actual en kWh/100 km, la autonomía restante con el estilo de conducción actual y la velocidad media.

El visualizador también le permite programar el temporizador de precalefacción, elegir qué fuente de energía desea emplear para el sistema de climatización (electricidad, etanol o ambas) y la opción de nivel de amperios para cargar la batería.

Los instrumentos del Volvo C30 Eléctrico incluyen también, un visualizador ECO que muestra cómo afectan al consumo eléctrico diversas funciones como el antivaho y el sistema de climatización, un símbolo de batería indica cuándo le queda batería únicamente para otros 10-15 kilómetros de conducción, un símbolo que representa un cable y un enchufe se iluminará cuando el cable de carga esté conectado. En este modo no se puede arrancar el motor y un símbolo que representa a una tortuga informa al conductor de que el coche no puede funcionar de manera óptima debido al bajo nivel de carga, a una inclinación pronunciada o a que la temperatura exterior es muy elevada y está afectando al suministro eléctrico.

La palanca de cambios y el freno de aparcamiento se accionan eléctricamente. Además de las opciones neutral (N) y marcha atrás (R) hay otras dos marchas para avance. En el modo Drive (D) la energía que se produce durante el frenado del motor se emplea para regenerar la batería, mientras que el modo Highway (H) tiene una función que desactiva la recuperación de energía cuando el conductor levanta el pie del acelerador. Esta opción es adecuada, por ejemplo, durante la conducción por autovía. El modo de marcha seleccionado se muestra en el tablero de instrumentos.

En la parte inferior, el coche cuenta con paneles que protegen las baterías al tiempo que ayudan a mejorar el flujo del aire, reduciendo la resistencia aerodinámica. El alerón trasero y el difusor son los mismos que presenta el Volvo C30 D2. Sus cuatro ruedas de 16″ pesan en total 11 kilos menos que las ruedas del modelo D2. Las luces de marcha diurna son de tipo LED, para mayor eficiencia energética.

El C30 Eléctrico cuenta con una capa de protección solar en la parte superior del parabrisas y los cristales de las ventanas traseras están tintados para reducir la radiación solar.

El C30 Eléctrico es el primer Volvo que cuenta con discos de freno traseros de aluminio. Esta característica reduce el peso y ofrece también una mayor fiabilidad a largo plazo, ya que los frenos se emplean con una frecuencia menor gracias a la eficiente regeneración del motor. Debido a factores como el aumento del peso y la distribución desigual del mismo, el sistema de estabilidad DSTC de Volvo Cars ha sido modificado para el C30 Eléctrico.

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157629317240686]

Volvo C30 Eléctrico

Categoría: Novedades
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.