No solo para ser admirado.

DSCF2298 [1024x768]Probamos la versión del MINI Countryman más dinámica, enérgica y vistosa… el John Cooper Works.

El MINI Countryman ALL4 JCW es un vehículo especial. Y más cuando en nuestro caso viene con una decoración tan particular como llamativa. Circule por donde circule, es un coche que no pasa desapercibido, tanto visualmente como por la firma sonora que tiene su motor, sobre todo cuando tenemos pulsado el botón “sport”. Es ese tipo de coches que mucha gente define como “de capricho” pero, para nosotros, es mucho más que eso, es de esos coches que forman parte de los que muchos incluirían en su lista de cosas que nos regalaríamos si nos tocara un buen pellizco. Porque, a parte de ser un vehículo diferente, se maneja bien, tiene un alto nivel dinámico y nos gustan mucho los coches que quieren aportar algo más. Y este lo tiene.

Como hemos comentado, y no hay mas que ver las fotos que acompañan a la prueba para ver que la carrocería tiene un diseño muy llamativo, por la decoración de los vinilos, las llantas en negro satinado, la combinación del rojo y el negro que está bien realizada y por los añadidos de la carrocería, que aumentan la sensación de deportividad.

El interior es el mismo que tiene la gama, pero con elementos de fibra de carbono en volante y pomo del selector del cambio firmado por John Cooper Works, lo que le da un toque aún más exclusivo. El interior está lleno de plásticos oscuros que se combinan con inserciones que imitan el metal y de guarnecidos de color rojo en puertas. Todos los plásticos y ajustes tienen una muy buena realización y ajuste. No hemos encontrado fallos de ajuste ni de fabricación. El habitáculo ofrece una sensación de amplitud mayor de lo que la carrocería aparenta por dimensiones exteriores. En las plazas delanteras el espacio es muy bueno porque los asientos pueden ir más bajos que en un Countryman normal y además, la carrocería es muy cuadrada, lo que acrecienta la sensación de amplitud.

DSCF2240 [1024x768]

El asiento del conductor presenta una posición sobreelevada respecto a otras versiones de la gama MINI, pero sin embargo, sigue siendo más bajo de lo normal en un compacto elevado. Los asientos de nuestra unidad estaban forrados en un cuero de grano fino que ofrecía un tacto muy bueno y facilidad para la limpieza. Los asientos delanteros son mucho más confortables que deportivos. Con un mullido más blando de lo esperado y con una sujeción lateral buena, encontrar la posición más acertada al volante no es problema. Los ajustes son amplios y el mecanismo de ajustes de nuestra unidad de pruebas era mecánico. Eso si, la banqueta queda corta, algo que es una tendencia de muchos fabricantes, pero el respaldo es suficientemente bueno para sujetar la espalda cubriéndola casi en su totalidad, lo que da bastante confort. Los reposacabezas quedan bien ajustados a la distancia correcta de la cabeza pudiéndose regular en altura.

Los asientos traseros están configurados en nuestra unidad para tres plazas. Configurados, quizás en exceso más pensando en el diseño que en el confort, los hemos encontrado suficientemente confortables para dos adultos, e incluso para tres personas, que si son niños estarán cómodos. Hay mucho espacio entre los respaldos delanteros y la banqueta trasera aunque los ocupantes de las plazas delanteras tengan una altura importante, a partir de 1,80. Esto no hace mas que afirmar nuestra opinión que el Countryman es el MINI mas versátil de la gama. Los reposacabezas de las plazas traseras quedan cerca de la cabeza. Los asientos traseros se pueden regular en longitud y tienen también la posibilidad de reclinar el respaldo. Los asientos traseros están preparados para la instalación de dispositivos de retención infantil, con un sistema de instalación mediante anclajes isofix de acceso fácil.

El acceso al habitáculo es muy cómodo, porque tanto el ángulo de apertura de las puertas como el umbral que hay es suficiente para el acceso al interior. Además, ayuda y mucho la altura de la carrocería. La apertura y el cierre de las puertas tienen ese toque de calidad tan bien estudiado en MINI. Los cierres son sólidos y los abrientes tienen unos tiradores de funcionamiento impecable, que hay que aprender a utilizar porque al principio nos parecerá que actúan de forma excesivamente dura.

El interior tiene una indudable carga de diseño que lo hace atractivo y llamativo. Pero no sabemos si eso casa con la practicidad, ya que hemos echado en falta mas huecos para dejar objetos. El conductor y el acompañante disponen de bolsas rígidas situadas en las puertas delanteras, un pequeño hueco delante del selector del cambio, en la unión de la consola con el salpicadero y dos posavasos, uno de ellos que hace las veces de cenicero con tapa.

El acompañante cuenta con una guantera iluminada y climatizada que ofrece una buena capacidad para guardar la documentación, el chaleco de señalización y algún que otro objeto extra que no sea muy voluminoso. Tiene el fondo cubierto de goma. Entre los asientos delanteros encontramos el “MINI Centre Rail” que no es otra cosa que un rail hecho en aluminio donde podemos poner diferentes accesorios que nos darán más capacidad de almacenamiento y que podemos combinar y mover, fijados a presión mediante unas presillas. Podemos fijar dispositivos electrónicos que se conectan automáticamente al sistema de infotainment del vehículo a través de los conectores disponibles.

DSCF2231 [1024x768]

Los pasajeros de las plazas traseras disponen de menos compartimentos. En los paneles de las puertas traseras tienen dos bolsas, otras bolsas flexibles en la parte posterior de los respaldos de los asientos delanteros y dos huecos que pretenden simular dos posavasos pero que deben ser otra cosa, porque nos cuesta creer que una marca de calidad como MINI haya dejado esos huecos como posavasos en el respaldo del asiento central trasero.

Como es habitual en la gama MINI, el diseño marca la disposición de los mandos y de los testigos del puesto de conducción. Como en el resto de la gama, el velocímetro, que tiene una más que dudosa utilidad, está situado en la parte central del salpicadero. No he sido capaz de leer la velocidad en este dispositivo. Para ello siempre miro al velocímetro digital dispuesto junto a la pantalla del ordenador de bordo. Dos grupos de mandos tienen un acceso difícil, tanto los que están al final de la consola, muy abajo, como los que están muy arriba, junto al plafón de la iluminación interior y de mapas. Y lo son porque hay que mirar el mando, localizarlo para pulsarlo y no fallar al hacerlo. Eso quita demasiada atención de la carretera.

Dentro del gran velocímetro tenemos la pantalla que integra el sistema de infotainment del Countryman, que dispone de funciones como la información del ordenador de bordo, sistema de audio, climatización del habitáculo, gestión del teléfono por bluetooth, oficina, conexión a internet y ajustes del vehículo, todo con una tipografía diferenciada por colores según las funciones. Se puede navegar mediante un mando de situación mejorable. Está situado detrás del mando del cambio. Lo positivo es que es fácil de manejar y que tiene dos botones para facilitar la navegación. Dentro de los mandos HMI, es de lo mejor. En este caso no es casualidad que BMW esté detrás de ello, ya que los menus del sistema nos recuerdan a los que usa BMW para sus modelos.

Distinciones sobre el diseño y la situación de los mandos a parte, estos ofrecen un tacto sólido y de calidad. Los mandos que permiten accionar los limpiaparabrisas y los indicadores de dirección y el alumbrado exterior tienen un tacto bueno y de calidad. El mando que activa el freno de aparcamiento es de funcionamiento mecánico, inspirado en la aviación, con un manejo suave y preciso que recuerda a otros intentos de cuyo funcionamiento solo nos queda el recuerdo y las facturas del fisioterapeuta que nos aliviaba el hombro. Todo lo contrario en el MINI, que tiene un mando con una suavidad y precisión intachables.

El sistema de audio está firmado por Harman Kardon, lo cual es sinónimo de que estamos ante un sistema con un grado de calidad de sonido mucho mayor a un equipo inferior. Potencia y claridad, son las dos características más reseñables en un equipo de audio. Y este cumple con nota. El sonido que ofrece es inmejorable. Gestiona tanto discos CD con archivos de prácticamente todos los formatos como reproductores MP3 conectados por minijack o USB, cuyos conectores podemos encontrar en consola y guantera.

DSCF2273 [1024x768]

Tiene perfil de audio Bluetooth. Para que el emparejamiento del sistema Bluetooth tenga éxito, debemos emparejar, primero, el teléfono como dispositivo de audio Bluetooth. Si lo emparejamos como manos libres, no funcionará el perfil de audio. El sistema de navegación es correcto, con una imagen en 3D en la que podemos ver incluso la orografía. Pero es poco potente, porque va dando saltos y eso es procesador. Tiene una amplia base de datos de puntos de interés pero no de radares fijos. Las órdenes vocales son claras. El control de voz puede gestionar diversas funciones del sistema, funciona correctamente, hay que aprender las funciones.

El climatizador ha funcionado bien pero de forma un poco rumorosa, mas de lo normal, sobretodo porque utilizaba toda la potencia del ventilador para llegar a la temperatura deseada. Ha sido capaz de calentar más lentamente, que al enfriar que lo hace más rápidamente. Es monozona, pero suficiente para que el habitáculo mantenga una temperatura confortable. Podemos unir la muy eficiente calefacción de los asientos delanteros (que calienta banqueta y respaldo a una velocidad pasmosa) que a veces nos ha parecido quizás demasiado potente. Y que decir de los mandos. El acceso a los mandos del climatizador es complicado por su situación y por lo minúsculo de los botones y pictogramas.

La unidad probada disponía de luz ambiental de color ámbar que casaba perfectamente con la decoración negra/roja del interior y le da, junto a la iluminación de los mandos y cuadros en el mismo color, una calidez especial al habitáculo. Estas luces están en los tiradores de las puertas, en el techo y en el MINI Centre Rail. Aun así, y salvo honrosas excepciones en el mundo de la automoción, la iluminación del interior es escasa. Tan sólo hay dos puntos de luz en la parte más alta de parabrisas y para los pies de las plazas delanteras, con una potencia pobre.

El alumbrado exterior del vehículo está formado por luces de descarga de gas para las funciones de cruve y carretera y de luces halógenas para el resto de funciones, tanto delanteras como traseras. La intensidad del haz de luz de cruce y carretera es de lo mejor que hemos probado. Un haz potente y amplio. Totalmente recomendable las luces de descarga de gas xenon para este vehículo.

El maletero tiene 350 litros de capacidad contando el doble fondo, lo que es una cifra normal para un compacto. Tiene formas regulares y el suelo es completamente plano. Tiene un escalón que dificulta la introducción de objetos pesados. La boca del maletero no queda muy alejada del suelo. Podemos aumentar la capacidad de la carga reclinando los asientos, aumentando la capacidad hasta los 1.170 litros, quedando un suelo prácticamente plano. En el doble fondo tenemos las herramientas, un botiquín, luces de repuesto, los triángulos reglamentarios, todo ello guardado en una bolsa rígida. Todo el maletero esta guarnecido en moqueta fono aislante de calidad, de tacto suave. Es el mismo material fono aislante que podemos encontrar en guarnecidos textiles del interior y también en el exterior, como en los pasos de rueda.

DSCF2226 [1024x768]

El MINI Countryman ALL4 JCW monta un motor que particularmente nos gusta mucho, lo hemos visto instalado en declinaciones de potencia diferentes en varios vehículos, y es el típico motor que cumple siempre bien, lo cual es una garantía de éxito. En la gama MINI lo pudimos disfrutar en la toma de contacto del MINI Roadster y es sin duda uno de nuestros motores favoritos. Este motor turbo de gasolina tiene una cilindrada de solo 1.6 L que nos aporta una potencia de 218 CV a 5.500 rpm y un par máximo de 350 Nm en cual está disponible entre las 2.400 y las 5.000 rpm. Estas cifras, trasladadas a un vehículo como el Countryman, supone una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,0 segundos y una velocidad máxima de 225 km/h, lo que habla del potencial de este vehículo.

La caja de cambios manual tiene un mando con un tacto muy deportivo, duro y con las marchas bien marcadas, que nos permite realizar los cambios muy rápidamente. Además, el pomo ergonómico de fibra de carbono nos ayuda a coger el mando de la mejor forma para poder realizar los cambios con rapidez y eficacia.

Pero para conseguir que este vehículo, que indudablemente tiene una importante masa que hay que mover, debemos sacrificar algo y eso es el consumo de carburante que ciertamente es elevado. Aunque si lo vemos con el prisma del tipo de vehículo, que es un tracción total y que lógicamente eso se traduce si o si en un consumo mayor que un vehículo de un solo eje motriz, lo mismo no nos parece tanto. En nuestro circuito habitual, a velocidades legales el consumo del MINI Countryman ALL4 JCW ha llegado a consumir 7,8 litros a los 100 km. Pero si decidimos que el ahorro no es lo nuestro y se nos queda pegado el dedo en el botón sport, veremos que es relativamente fácil ver dos números en la cifra de consumo mixto.

El MINI Countryman Cooper S ALL4 es una versión deportiva por su motor, por el tacto de la dirección, el tarado de la suspensión y por la puesta a punto del chasis. Todo ello, bien combinado, nos transmite un tacto deportivo. Donde más lo notamos es a la hora de negociar las curvas, porque al manejar el volante nos damos cuenta de lo directa que es la dirección. Y también precisa, porque sigue con extraordinaria fidelidad los movimientos del volante, por leves que sean. Todo esto está perfectamente combinado con una suspensión excesivamente dura que busca más la anulación de los movimientos de la carrocería que el confort de marcha. Es tan dura que si no fuera por lo confortables que son los asientos sería un vehículo poco recomendable para el día a día, pero es todo lo contrario.

DSCF2303 [1024x768]

La suspensión delantera absorbe muy bien los baches. El eje trasero lo hemos notado especialmente vivo, lo que lo convierte en algo especialmente desagradable cuando estamos en pleno apoyo y el eje trasero decide que con el bache que hemos pasado debe pegar un salto. Es indescriptible. Pero te llevas un buen susto. Los balanceos y cabeceos de la carrocería están bien contenidos. En circulación urbana se hace especialmente desagradable el uso del cambio debido a que el embrague en más de una ocasión ha provocado que se nos cale nada más salir. Tenemos que revolucionarlo más de lo necesario para salir a la calle.

Pese a que la dirección es muy directa, el MINI Countryman ALL4 JCW no es un vehículo particularmente rápido a la hora de cambiar de dirección, pero tampoco es torpe. Sucede que le cuesta cambiar de dirección, probablemente debido al peso del conjunto. Para dar un toque aún mas deportivo, podemos pulsar la opción Sport que endurece la dirección y disminuye el tiempo de respuesta del acelerador.

Los frenos son potentes y tienen una discreta resistencia a la intensidad de uso. En ese tipo de uso más intensivo, no tardan demasiado tiempo en desfallecer. Pero tardaremos en llegar. El tacto del pedal de freno es bueno y acorde a lo que cabe esperar en una versión deportiva tan espacial como éste vehículo. Los neumáticos se han comportado bastante bien en seco y en mojado, con un nivel de adherencia bastante bueno. Nuestra unidad de pruebas equipaba unos Pirelli Pzero Runflat con medida 225/40 R19 con un agarre excepcional en seco. Lamentablemente, no hemos podido probarlo en mojado, ya que como todos los lectores saben, está tardando en llover. Estos neumáticos con este perfil aumentan la sensación de dureza pero también la flexión del neumático respecto a otros. Es evidente que con estos neumáticos, no podemos probar si el apellido de este MINI es o no aplicable. Nada de meter a este coche por el campo. Ni su altura al suelo no sus neumáticos nos permiten acceder más que a pistas de tierra bien pisadas.

La tracción ALL4 funciona como todas las tracciones a las cuatro ruedas gestionadas electrónicamente, y en este caso, es una copia exacta del sistema xDrive de BMW. Está enfocada claramente a la conducción deportiva, y solo notaremos su funcionamiento cuando el deslizamiento del eje delantero sea muy acusado. En ese momento si hemos notado que la tracción se reparte al eje trasero de forma quizás demasiado brusca, aunque sospechamos que es mas problema de la configuración del DSC, que es muy intrusivo, más que del sistema de tracción.

La calidad y confort acústico son muy destacables por buenas, no hay ruidos interiores de ajustes, los ruidos provenientes del exterior son más aerodinámicos y mecánicos que de rodadura, lo que hace del MINI Countryman ALL4 JCW un vehículo muy bueno en este sentido, porque es un vehículo con un nivel sonoro muy contenido, y eso que equipa un techo panorámico dividido en dos partes que siempre es un hándicap para la medición del nivel sonoro interior.

Como conclusión tengo que decir que, como podéis comprobar en las fotos exteriores, hemos disfrutado mucho siendo objetos de las miradas de los demás. Es de esos momentos en que te sientes admirado y envidiado a partes iguales, o no tan iguales. Porque yo creo que una vez que ven que versión es, la parte de envidia crece de forma exponencial. Es muy dinámico, es muy potente, es llamativo, tiene un equipamiento que puede llegar a ser apabullante gracias a las opciones. Pero no lo mires desde el punto de vista de la necesidad. Porque sabes que no necesitas este vehículo. Sabes que deseas este vehículo y eso es lo que importa. No compres un vehículo así con la cabeza, compralo con el corazón. Así te dará un salto de emoción cada vez que vayas a cogerlo al garaje, sabiendo que has acertado de pleno. Eso sí, los sueños se harán realidad a partir de 38.000 euros. ¿Seguimos soñando?

 Galería exterior

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157629264816000]

Galería interior y detalles

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157629629610693]

Nuestros videos

Prueba: MINI Countryman ALL4 JCW

Categoría: 4x4PruebasSegmentoSUV
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.