En principio, solo se comercializan los SL 350 y SL 500.

El Mercedes-Benz SL ya se encuentra en los concesionarios, sólo con las versiones SL 350 BlueEFFICIENCY cuesta 113.300 euros y el precio del SL 500 BlueEFFICIENCY es de 138.700 euros.

La sexta generación del Mercedes-Benz SL debutó en el Salón Internacional del Automóvil de Detroit 2012. Ya en los concesionarios, el precio del SL 350 es de 113.300 euros y de 138.700 euros para el SL 500.

Coincidiendo con el lanzamiento del nuevo SL, Mercedes-Benz ofrecerá una edición especial, denominada «Edition 1», durante un período limitado. Sus precios son de 16.985 euros para el SL 350 y de 17.780 euros para el SL 500.

El Mercedes-Benz SL Edition 1 está muy bien equipado y viene de serie con techo panorámico, kit estético AMG, suspensión deportiva, llantas de aleación AMG de 19 pulgadas, tapicería de cuero napa designo con costuras en contraste, asientos con calefacción AIRSCARF, paravientos eléctrico y sistema de sonido envolvente Harman Kardon Logic 7 y se puede solicitar en el exclusivo color de carrocería Plata designo magno.

Con el SL renovado por completo, Mercedes-Benz continúa una tradición que comenzó hace 60 años. El nuevo SL se ha fabricado en aluminio y pesa 140 kilogramos menos que su predecesor. Dispone de nuevos motores de gasolina BlueDIRECT, más potentes y, al mismo tiempo hasta un 29 por ciento más económicos que los motores de la generación saliente.

Otras nuevas características son el sistema Frontbass, que lo convierte en una sala de conciertos con independencia de que el habitáculo esté abierto o cerrado y los limpia parabrisas adaptativos MAGIC, entre otras novedades mundiales.

Los faros vienen, de serie, con el sistema Intelligent Light System (ILS), con cinco funciones diferentes de iluminación que se adaptan en función de las condiciones meteorológicas y se activan en función de la situación de conducción, ofreciendo al conductor un campo de visión mucho mejor iluminado.

La sexta generación del SL, también, ofrece un techo panorámico de apertura eléctrica que se puede alojar en el maletero, gracias a un mecanismo electrohidráulico, lo que convierte el SL en unos pocos segundos en un roadster o un coupé.

A diferencia de su predecesor, el nuevo SL ofrece hasta tres versiones diferentes de techo: pintado en color carrocería, de cristal o panorámico con sistema de oscurecimiento automatizado MAGIC SKY CONTROL. Basta pulsar un interruptor para que el cristal del techo se oscurezca o sea totalmente transparente.

En los tres tipos de techo, la pieza es de magnesio, por lo que son seis kilogramos más ligeros que el techo de su predecesor, proporcionando así un menor centro de gravedad del vehículo.

En comparación con su predecesor, la nueva generación del SL es mucho más larga 4.612 mm (+50 mm) y más ancho 1.877 mm (+57 mm), ofreciendo más espacio para un mayor confort en el interior, con un espacio para los hombros 37 mm mayor, excediendo las dimensiones que, normalmente, se encuentran en esta clase de vehículos.

La nueva generación del Mercedes-Benz SL toma el significado de las famosas siglas SL: deportivo y ligero. La reducción de peso es una de las características de diseño más destacadas del nuevo SL, al igual que su tocayo, el original SL de 1952 con su chasis ligero tubular. Por primera vez, Mercedes-Benz ha puesto en marcha una carrocería de aluminio en un modelo de producción en serie. Los diseñadores han utilizado magnesio, aún más ligero, para la tapa del maletero, mientras que  tubos de acero de alta resistencia se han integrado en los pilares A, por razones de seguridad.

La nueva carrocería de aluminio pesa, alrededor, de 110 kilogramos menos de que la de acero de su predecesor. La estructura de aluminio no sólo es más ligera, sino que también resulta superior a la construcción de acero de su predecesor en términos de rigidez, seguridad y confort. Esto se logra gracias, entre otras cosas, a su construcción ligera inteligente con componentes optimizados y específicos. Así, diversos procesos se utilizan para hacer diferentes tipos de aluminio en función del uso del componente: las piezas son hechas por moldeo frío al vacío o de fundición a presión, en secciones de aluminio extruído o en paneles de aluminio de diferentes grosores.

El nuevo SL 500 pesa alrededor de 125 kilogramos menos que su predecesor, 1.785 kg y el SL 350 es aún 140 kilogramos más ligero, 1.685 kg, todo gracias a una serie de otros detalles mejorados para reducir el peso.

El nuevo SL ofrece un ajuste deportivo y cómodo de las suspensiones. Las arquitecturas de suspensiones de los dos ejes, como la estructura de la carrocería, es de aluminio para reducir las masas no suspendidas.

El nuevo SL está disponible con dos sistemas de suspensión diferentes, uno de amortiguación regulable y la, opcional, suspensión activa ABC (Active Body Control). Ambas variantes de suspensión se combinan con un nueva dirección asistida electromecánica sensible a la velocidad Direct-Steer.

El nuevo SL 500 BE monta un motor de gasolina V8 que desarrolla 435 CV, con un desplazamiento de 4.663 cc. Con 0,8 litros menos que su predecesor, ofrece un 12 por ciento más de potencia. Al mismo tiempo, el par se ha incrementado de 530 Nm a 700 Nm, lo que supone un aumento del 32 por ciento y, a pesar de tales aumentos, el consumo de combustible se ha reducido hasta en un 22 por ciento.

En el SL 350 BE, aunque el desplazamiento sigue siendo de 3.499 cc, el motor V6 desarrolla 306 CV y ofrece 370 Nm de par. Su consumo medio es de sólo 6,8 litros cada 100 kilómetros, casi un 30 por ciento más económico que su predecesor.

Ambas variantes disponen de la transmisión automática 7G-TRONIC PLUS con función ECO start / stop. La economía de combustible de los motores BlueDIRECT no quita nada de picante al roadster. Todo lo contrario: el SL 350 acelera de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos, tres décimas de segundo más rápido que su predecesor, mientras que el SL 500 sólo necesita de 4,6 segundos, ocho décimas menos que el anterior SL 500.

El nuevo Mercedes-Benz SL es el modelo con el menor coeficiente de resistencia aerodinámica, de sólo 0,27x  en el caso del SL 350 BE, con un nivel muy bajo de ruido aerodinámico, tanto con el techo abierto como cerrado, en el que se puede rodar a cielo descubierto incluso a muy alta velocidad y con un diseño especial de las ventanas laterales que permite que, prácticamente, no se acumule suciedad en ellas.

MAGIC VISION CONTROL es un nuevo sistema de lavado y limpieza del parabrisas. El concepto del limpiaparabrisas permite que el líquido limpiador se aplique justo en el labio rascador, mediante unos canales especiales integrados en la hoja. Como resultado, el agua no salpica al resto del parabrisas y no interrumpe el campo de visión del conductor. El agua se mantiene en el parabrisas, asegurando así que se limpia sin molestar a los ocupantes, incluso con el techo plegado en el maletero.

Además y por primera vez en el mundo, la hoja del limpiaparabrisas dispone de un sistema de climatización, opción únicamente disponible con sobreprecio e ideal para evitar que una acumulación de nieve se convierta en hielo. Esta función permite calentar el agua y aplicarse directamente sobre el parabrisas, incluso a bajas temperaturas.

La segunda novedad mundial es el sistema también Frontbass que, de forma inteligente, utiliza los espacios libres en las estructuras de aluminio, como es la zona de los pies, para ubicar unos altavoces de graves, connvirtiéndose en espacios de resonancia. Como resultado, el nuevo SL ofrece un sonido claro y potente, similar al que se ofrece en una sala de conciertos, incluso con la capota bajada, además de liberar espacio en las puertas.

El sistema de acceso manos libres es otra de las innovaciones de Mercedes-Benz, permitiendo la apertura y cierre del maletero sin necesidad de mantener contacto con la pieza, gracias a un sensor que detecta el movimiento del pie en las cercanías de la defensa trasera.

Incluso en la variante de entrada de gama, el nuevo Mercedes-Benz SL dispone el sistema de información y entretenimiento COMAND. Su nueva funcionalidad incluye un nuevo y mejorado manos libres Bluetooth. Opcionalmente, se puede completar con el cargador de DVD o la función COMAND Online con acceso a internet, ilimitada y de alta velocidad cuando el vehículo está completamente parado. También existe la opción de enviar los diferentes destinos y rutas a través de Google Maps para el vehículo.

Por primera vez, Mercedes-Benz también ofrece nuevas aplicaciones para el nuevo SL: además de una aplicación de noticias y una aplicación de Facebook, se dispone de la aplicación Yelp para la búsqueda de restaurantes (sólo para el modelo de USA) y noticias sobre la bolsa o un buscador de aparcamiento.

Ambas versiones del sistema COMAND presentan una pantalla TFT de alta resolución en color, con una diagonal de 17,8 cm (800 x 480 píxeles) a un lado junto del panel de instrumentos. El asistente de aparcamiento activo fucniona con el uso de sensores de ultrasonido, el sistema identifica los espacios de estacionamiento libres y, automáticamente, coloca el vehículo en el espacio.

La carrocería de aluminio rígido cuenta con zonas de deformación definidas en los extremos delantero y trasero. En caso de vuelco, los pilares hechos de una mezcla de acero y aluminio más dos barras antivuelco protegen el habitáculo.

Los sistemas de seguridad pasiva cuentan con airbags de doble etapa, tanto para el conductor como para el pasajero y, también, incluyen airbag de cabeza y laterales, por lo que se protege todo el cuerpo de los ocupantes. Otra nueva característica de seguridad son los reposacabezas NECK-PRO, desarrollados por Mercedes-Benz, que se montan de serie en el nuevo SL.

El sistema preventivo de protección de ocupantes PRE-SAFE se equipa de serie. Si el sistema detecta un grave riesgo de accidente, los cinturones de seguridad y los airbags están preparados para proteger a los ocupantes y, adicionalmente, después del choque las medidas de seguridad se complementan para facilitar la asistencia rápida: independientemente de la severidad del impacto, las puertas se desbloquean automáticamente después de un accidente, la iluminación interior se activa y las ventanas laterales descienden 50 milímetros para ventilar el interior. El volante también se puede mover hacia arriba. Un capó activo ayuda a garantizar la protección de los peatones.

En el nuevo SL, de serie se ofrece el detector de fatiga y sonnolencia ATTENTION ASSIST y el sistema ADAPTIVE BRAKE, en el que se ha integrado el funcionamiento del antibloqueo de frenos ABS, el control de tracción ASR y el asistente de cambio involuntario de carril. Los tres funcionan en coordinación con las luces de freno adaptativas que, en situaciones de frenado de emergencia, se advierte a los vehículos con las luces de freno intermitentes.

Opcionalmente, queda el frenado PRE-SAFE y el control de proximidad DISTRONIC PLUS, sistemas disponibles en otros modelos de la gama y que, mediante una potente red de sensores, al detectar un posible riesgo de colisión trasera, el freno PRE-SAFE avisa al conductor y, en caso de no hacerlo, el sistema se encarga de evitar o mitigar la severidad del impacto, además de poner en marcha las medidas de seguridad pasiva.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157628408113723]

Nuevo Mercedes-Benz SL, ya a la venta desde 113.300 euros

Categoría: NovedadesRoadsterSegmento
5

5 comments

  • ¿Esas hendiduras en las chapas con formas hexagonales y circulares a que se deben?No lo había visto antes o nunca me había dado cuenta

  • la carrocería del SL está diseñada como un cajón acústico para amplificar la señal y la calidad del equipo de audio. Esas formas tienen que ver con eso.

  • ammm,curiosidad saciada.Thanks for the info

  • # Parece que esas hendiduras no aparecen en todas las versiones. Habrá que averiguar porqué 🙂

  • # Me encanta el 350… cifra mágica que usa Mercedes desde los años 70

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.