Sus precios son de 92.500 euros el primero y 98.700 euros el segundo.

BMW X6 M50d

Mayores prestaciones y deportividad gracias al reglaje específico de M del chasis y a la tracción total xDrive.

Los adelantamos hace unos días y ya están aquí los nuevos BMW X5 M50d y el BMW X6 M50d tienen más aplomo y un comportamiento mejorado gracias a la potencia de su motor diésel y al reglaje del chasis, específico de M. El propulsor de 381 CV y par máximo de 740 Nm, especialmente desarrollado para los automóviles de BMW M Performance, logra que los dos modelos X de BMW alcancen prestaciones espectaculares para unos vehículos de su tamaño y peso.

El BMW X5 M50d acelera de 0 a 100 km/h en 5,4 segundos y el BMW X6 M50d apenas necesita 5,3 segundos para alcanzar esa velocidad. Los dos modelos también se benefician de las enormes reservas de potencia del motor diésel al acelerar partiendo de velocidades altas. La velocidad máxima está limitada en los dos modelos por corte electrónico a 250 km/h.

El consumo promedio del BMW X5 M50d es de 7,5 litros a los 100 kilómetros, mientras que el BMW X6 M50d consume 7,7 litros al cubrir la misma distancia. Estos datos significan que tanto el Sports Activity Vehicle como el Sports Activity Coupé apenas consumen más que los dos modelos correspondientes que hasta ahora se ofrecían con motor diésel. Los respectivos valores de CO2 son de apenas 199 (BMW X5 M50d) y 204 gramos por kilómetro (BMW X6 M50d).

Montan la caja de cambios automática deportiva de ocho marchas del BMW X5 M50d y del BMW X6 M50d. Cuentan además con la tecnología BMW EfficientDynamics contribuyen adicionalmente a la gestión inteligente de la energía. Los dos modelos llevan de serie, entre otros, el sistema de recuperación de energía de frenado, la activación o desactivación de los grupos secundarios según sea necesario y el sistema de desacoplamiento del compresor si no se usa el climatizador. (Más información de su motor).

Con su acoplamiento de discos, el sistema de tracción total BMW xDrive permite distribuir de manera variable el momento de impulsión entre las ruedas delanteras y las ruedas traseras. El sistema es capaz de variar en fracciones de segundo la distribución del momento de impulsión con el fin de optimizar la capacidad de tracción, aumentar la estabilidad del coche y mejorar su comportamiento dinámico. La inclusión de xDrive y el sistema de control dinámico de la estabilidad DSC en una misma red permite analizar con anticipación el estado dinámico del coche. xDrive puede ser considerado un sistema inteligente de tracción total, ya que permite detectar precozmente el riesgo del resbalamiento de las ruedas motrices, evitándose que resbalen una o varias ruedas modificando de inmediato la distribución de la fuerza.

En condiciones de conducción normal, la mayor parte de la fuerza de impulsión se aplica en las ruedas traseras. De esta manera se acentúa el comportamiento que típicamente caracteriza a los modelos de la marca BMW. El reglaje del sistema según criterios específicos de M en los modelos BMW X5 M50d y BMW X6 M50d también optimiza el comportamiento dinámico del coche al trazar curvas a alta velocidad, acentuando la tracción trasera. Al trazar una curva, el momento de impulsión se traslada en mayor proporción hacia el eje posterior, incluso en condiciones dinámicas normales. De este modo aumenta la maniobrabilidad del coche y se contrarresta mejor su tendencia a subvirar.

Ambos modelos cuentan con el sistema Performance Control en el BMW X5 M50d y con Dynamic Performance Control en el BMW X6 M50d. En el momento en que las ruedas del BMW X5 M50d tienden a irse demasiado de morro, la electrónica de regulación de xDrive y el DSC activan específicamente el freno de la rueda trasera que se encuentra en el interior de la curva. La pérdida de fuerza de impulsión que así se produce, se compensa mediante el aumento de la potencia. De esta manera, la intervención del sistema Performance Control permite entrar de manera óptima en una curva.

La distribución de la fuerza es aún más variable en el caso del BMW X6 M50d, que cuenta de serie con el sistema Dynamic Performance Control. Si el coche tiende a subvirar, el sistema traslada anticipadamente la fuerza de tracción desde la rueda trasera que se encuentra en el interior de la curva hacia la que se encuentra en el lado exterior. Y viceversa: el sistema Dynamic Performance Control también es capaz de contrarrestar la tendencia a sobrevirar. En ese caso retira el momento de impulsión de la rueda posterior que está en el exterior de la curva y que está sometida a más carga debido a la fuerza centrífuga, desviándolo hacia la rueda trasera que está en el interior de la curva. Dynamic Performance Control tiene un efecto estabilizador también si el conductor retira el pie del acelerador en plena curva. Por lo tanto, el sistema permite trazar la curva de manera ideal, entrando en ella con precisión y saliendo de ella acelerando.

La tecnología del chasis del BMW X5 M50d y del BMW X6 M50d se basa en un eje delantero de doble articulación y patas telescópicas y en un eje posterior integral. Por lo tanto, es ideal para obtener un reglaje apropiado para un comportamiento deportivo y controlable del coche, aunque cumpliendo a la vez estrictos criterios de confort. Los dos modelos cuentan adicionalmente con una amortiguación neumática en el eje posterior que, a su vez, incluye la función de regulación del nivel. Con el fin de obtener un reglaje del chasis típico de M en los dos modelos X de BMW, se modificaron, entre otros, los cojinetes de apoyo, los sistemas de suspensión y amortiguación, así como también la línea característica del sistema Servotronic de la dirección hidráulica.

La fijación más estable de la estructura superior reduce las inclinaciones de la carrocería y optimiza la precisión del coche al entrar en una curva. Al mismo tiempo aumentan linealmente las fuerzas laterales, tal como es característico en los coches de M. De este modo, el comportamiento dinámico siempre es controlable con precisión hasta los límites que dicta la física. El reglaje específico de M de los componentes del chasis también incluye los amortiguadores regulados electrónicamente y la función de supresión de inclinaciones del sistema Adaptive Drive, de serie en el caso del BMW X6 M50d y opcional en el del BMW X5 M50d. Los frenos de discos de gran tamaño (385 mm en las ruedas delanteras y 345 mm en las traseras) son garantía de una capacidad de frenado constante, también cuando están sometidos a gran esfuerzo.

Los dos modelos BMW M Perfomance cuentan con modificaciones en el faldón delantero, que incluye entradas de aire de grandes dimensiones. Las superficies que en los demás modelos X de BMW están reservadas para acoger los faros antiniebla se aprovechan en los dos automóviles BMW M Performance para optimizar la alimentación de aire refrigerante.

Las entradas laterales están divididas mediante varillas horizontales de color Ferric Grey metalizado. Los deflectores provenientes del deporte de competición automovilística y debidamente adaptados a estos modelos, mejoran el equilibrio aerodinámico a altas velocidades.

Los dos modelos cuentan con detalles de diseño adicionales que los distinguen, entre ellos las varillas longitudinales de color titanio en la parrilla ovoide doble propia de la marca BMW, las carcasas de los espejos retrovisores exteriores de color Ferric Grey metalizado, el emblema del modelo sobre portón del maletero y el acabado brillante de BMW Shadow Line de los marcos de las ventanas y de los soportes de los espejos retrovisores exteriores.

El BMW X5 M50d tiene de serie llantas de aleación ligera de 19 pulgadas con radios en forma de V, mientras que el BMW X6 M50d tiene llantas de aleación ligera de 20 pulgadas con radios dobles de diseño M. Opcionalmente se ofrecen llantas de aleación ligera de 20 pulgadas de color Ferric Grey metalizado, desarrolladas exclusivamente para los automóviles BMW M Performance y que calzan neumáticos de dimensiones mixtas. El aplomo del BMW X5 M50d se subraya mediante un abombamiento más marcado de los pasos de rueda, así como con faldones laterales y listones protectores laterales especiales.

El interior BMW X5 M50d y del BMW X6 M50d cuenta con umbrales provistos de listones embellecedores que incluyen el distintivo «M Performance» y, además, con el distintivo «M50d» en el tablero de instrumentos, el logotipo M en la palanca selectora de la caja de cambios, un volante M forrado de piel provisto de levas, un apoyapié M, el guarnecido del techo de BMW Individual de color antracita y diversos listones embellecedores de aluminio pulido de acabado Shadow. Los dos modelos están equipados adicionalmente con asientos deportivos M con tapicería de alcántara/piel napa.

La tapicería de estos asientos es de color negro con costuras de color blanco contrastante. Además llevan impreso el logotipo de M. Los dos asientos delanteros son regulables eléctricamente y tienen función de memoria.

Los modelos BMW X5 M50d y BMW X6 M50d además llevan de serie, entre otros, faros de xenón con luz LED para conducción diurna, regulador de velocidad con función de frenado, climatizador de dos zonas de regulación, sensor de lluvia, radio Professional y sistema de mando iDrive.

La gama de equipos opcionales de alta calidad incluye el sistema de acceso de confort, accionamiento automático de la tapa del maletero (de serie en el BMW X6 M50d), techo solar de cristal de accionamiento eléctrico o, respectivamente, techo panorámico, puertas con función de cierre suave Soft-Close, gancho para remolques, volante calefactado, asientos activos, sistemas de navegación con disco duro y sistema de audio y, para los pasajeros del fondo, sistema de entretenimiento de alta calidad. El BMW X5 M50d puede llevar adicionalmente una tercera fila de asientos, mientras que el BMW X6 M50d puede estar equipado opcionalmente con faros LED con función automática de activación y desactivación de las luces altas.

La gama de funciones de asistencia al conductor y de servicios de movilidad de BMW ConnectedDrive incluye numerosos equipos opcionales destinados a optimizar el confort, la seguridad y la utilización de las funciones de información y entretenimiento. Los modelos BMW X5 M50d y BMW X6 M50d pueden estar equipados, entre otros, con los siguientes equipos opcionales: Park Distance Control, cámara para conducción marcha atrás con función de vista superior Top View, sistema de adaptación del haz de luz en curvas, pantalla virtual Head-Up-Display, asistente de activación y desactivación de las luces altas, regulación activa de la velocidad con función Stop and Go y función de aviso de límites de velocidad Speed Limit Info.

Cuentan además con el uso de los servicios de BMW Assist incluyendo la llamada de emergencia ampliada con localización automática del coche, BMW Online y acceso ilimitado a Internet desde el coche. La función de información sobre el estado del tráfico en tiempo real (Real-Time Traffic Information) ofrece informaciones diversas. Con la función Apps, también opcional, se puede acceder a las redes sociales Facebook y Twitter.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157629032971977]

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157629032907879]

Ya a la venta los nuevos BMW X5 M50d y BMW X6 M50d

Categoría: 4x4DeportivoNovedadesSegmentoSUV
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.