Es el primer sistema de frenado regenerativo con condensador del mundo.

Imagen de previsualización de YouTube

El innovador sistema, denominado i-ELOOP, comenzará a montarse en la gama de modelos de 2012, reduciendo el consumo de combustible en, aproximadamente, un 10 por ciento.

El nuevo sistema de frenada regenerativa con condensador es una novedad mundial, hasta ahora no vista antes. Se presentará en el Salón de Tokio, junto al Mazda TAKERI Concept, un concepto que adelanta el diseño de la tercera generación del Mazda6, ya en desarrollo.

La denominación elegida para el nuevo sistema de frenada regenerativa es una adaptación de «Loop Energy Intelligent» y representa la intención de la marca japonesa de reutilizar, de forma inteligente y eficiente, la energía que se genera en las frenadas, evitando su pérdida.

El nuevo sistema de frenado regenerativo de Mazda es único en el mundo, ya que utiliza un condensador, un componente eléctrico que almacena temporalmente grandes volúmenes de electricidad. En comparación con las baterías, los condensadores pueden cargarse y descargarse rápidamente y son resistentes al deterioro por un uso prolongado. El sistema I-ELOOP convierte eficientemente la energía cinética del vehículo en electricidad cuando desacelera, reutilizando la electricidad generada para la alimentación de los sistemas de climatización, audio y numerosos componentes eléctricos.

Los sistemas de frenado regenerativo están creciendo, de forma importante y formando parte de las nuevas tecnologías de ahorro de combustible. En los vehículos propulsados por motores térmicos, se usa un motor eléctrico o alternador para generar electricidad cuando el vehículo decelera, recuperando una parte de la energía cinética del vehículo, mientras que los sistemas de frenado regenerativo utilizados en los híbridos se basan en un motor eléctrico grande y una batería específica.

Los ingenieros de Mazda han examinado los mecanismos de aceleración y desaceleración de sus modelos para poder desarrollar un más eficiente sistema de frenado regenerativo que recupera rápidamente una gran cantidad de electricidad cada vez que el vehículo decelera. A diferencia de los híbridos, el sistema de Mazda también evita la necesidad de un motor eléctrico y una batería dedicada.

El funcionamiento del sistema

I-ELOOP cuenta con un nuevo alternador de voltaje variable, de 12V a 25V, un condensador de doble capa de baja resistencia eléctrica y un convertidor DC / DC.

El sistema empieza a recuperar la energía cinética en el momento en el que el conductor suelta el pedal del acelerador y el vehículo comienza a desacelerarse. El alternador de voltaje variable genera una corriente de electricidad de hasta 25V para una eficiencia máxima antes de enviarlo al condensador de doble capa eléctrica (EDLC), especialmente desarrollado para su uso en un vehículo, para su almacenamiento y se puede cargar completamente en cuestión de segundos. El convertidor DC / DC transforma la electricidad de 25V a 12V antes de distribuirse directamente a los componentes eléctricos del vehículo, a la vez que también carga la batería del vehículo cuando es necesario.

Dado que Mazda I-ELOOP sólo funciona cuando el vehículo se desacelera, se reduce la necesidad de que el motor queme más combustible para generar electricidad. Además, en combinación con el sistema de arranque y parada del motor Mazda i-stop, se consigue reducir el consumo de combustible en, aproximadamente, un 10 por ciento más que con el sistema de arranque y parada.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157629315042679]

El concepto Mazda Takeri presenta el sistema de frenada i-ELOOP

Categoría: Técnica
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.