Es el primer prototipo que ensaya la nueva filosofía técnica SKY-ACTIV.

Prototipo Mazda SKYACTIV

SKY-ACTIV es una nueva estrategia de fabricación, desarrollada por Mazda y que, el pasado mes de septiembre, estrenó el SUV compacto Mazda CX-5, afectando a la construcción del bastidor, de la carrocería, motores y transmisiones.

A simple vista, un Mazda6. Más profundamente, un prototipo muy especial, el primero en el que se está probando una nueva generación de chasis, de construcción de carrocería, de motores y de transmisiones. Los tests se han llevado a cabo en Palma de Mallorca y se han registrado datos de todas las partes del coche, gracias a una potente red de sensores.

En la carrocería, se aprecian perfectamente las costuras remachadas de los paneles que esconden una nueva estructura de bastidor, más sofisticada, y una nueva carrocería, un conjunto que, en todos los futuros modelos y como en el nuevo Mazda CX-5, serán construidos bajo una nueva tecnología, más avanzada y más sostenible.

Pero, al igual que la carrocería y el bastidor, motores y transmisiones también son de nueva generación, diseñados para ofrecer una calidad prestacional más elevada, con consumos y emisiones de CO2 más reducidos, invitando a disfrutar de una conducción especialmente relajada pero también divertida.

A continuación, en los próximos días, iremos detallando todas y cada una de las parcelas técnicas de la nueva filosofía SKY-ACTIV de Mazda.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157632219034112]

 

SKY-ACTIV: una nueva generación de modelos en Mazda

Categoría: Técnica
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.