BMW i8 Concept: dinamismo y eficiencia que despiertan emociones.

BMW i3 y BMW i8 Concept

A diferencia del BMW i3 Concept, que es un modelo puramente eléctrico, el BMW i8 Concept está dotado de dos sistemas de propulsión diferentes, permitiendo aprovechar las ventajas que ofrece cada uno de ellos.

Tratándose de un modelo híbrido tipo PlugIn, logra beneficiarse de las ventajas del motor eléctrico y de aquellas del motor de combustión, obteniéndose así un automóvil de óptima eficiencia y máximo dinamismo.

El motor eléctrico del BMW i3 Concept, especialmente modificado para el sistema híbrido, está montado en el eje delantero del BMW i8 Concept. El motor turbo de gasolina de tres cilindros que está montado sobre el eje posterior tiene una potencia máxima de 164 kW/223 CV y entrega un par de 300 Nm. Con estos dos motores, el BMW i8 Concept es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de cinco segundos. A pesar de ello, su consumo es inferior a tres litros por kilómetro según ciclo de pruebas UE. La velocidad máxima está limitada por corte electrónico a 250 km/h.

Al igual que el motor eléctrico, el motor de combustión de alto rendimiento de 1.500 cc fue desarrollado íntegramente por BMW Group. El sistema híbrido permite también que el coche funcione únicamente con el motor eléctrico. El acumulador, hecho a medida del espacio disponible en este modelo y que se puede recargar completamente en menos de dos horas enchufándolo a una toma de corriente convencional, está montado entre el módulo del eje delantero y el módulo del eje trasero. El acumulador entrega suficiente energía al motor eléctrico y si el coche funciona únicamente con este motor, su autonomía es de aproximadamente 35 kilómetros.

En este caso, el motor eléctrico no es un motor complementario. Más bien se trata de un motor que asume las mismas funciones que el motor de combustión. De esta manera, el BMW i8 Concept cuenta con una nueva e ideal relación entre los dos tipos de motores, combinando óptimamente la eficiencia con el dinamismo. Otra característica del sistema consiste en que el alternador de alto voltaje está conectado al motor de combustión. Con este alternador, el motor de combustión puede generar corriente eléctrica que se aprovecha para cargar el acumulador. Este sistema se utiliza únicamente con el fin de aumentar la autonomía del coche mientras el coche está en movimiento y no representa un sustituto para la operación de carga conectando el acumulador a una toma de corriente.

Un dinamismo diferente

Dado que el BMW i8 Concept tiene dos motores, es posible aplicar fuerza en las cuatro ruedas a la vez. Por lo tanto, el BMW i8 Concept combina todas las ventajas que distinguen a los coches de tracción delantera, de tracción trasera y de tracción total, de modo que siempre dispone de una capacidad de tracción óptima según lo requiera la situación dinámica. Los sistemas inteligentes de regulación del chasis consiguen que la capacidad de recuperación siempre sea óptima según el estado de la calzada y de las condiciones dinámicas del coche, sin incidir negativamente en el comportamiento dinámico y en la estabilidad.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157631561098087]

Nuestros videos

BMW i3 Concept y BMW i8 Concept: una nueva forma de entender la movilidad

Categoría: CoupéDeportivoEléctricoHíbrido Plug-inSalones del AutomovilSegmento
1

1 comment

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.