El 911 Speedster causó sensación cuando fue presentado como prototipo. Ahora, Porsche lleva este biplaza descapotable a la producción. El 911 Speedster combina las aspiraciones de un vehículo purista orientado al conductor con una tecnología de competición apta para el uso diario. El 911 R (2016) y el 911 GT3 han servido como base para su desarrollo.

Como en el resto de modelos 911 anteriores, esta capota abatible ha sido desarrollada en su totalidad por la marca. Crea una curvatura igual a la del Coupé cuando el techo está cerrado. No se hacen pliegues bajo la tela ni hay interrupciones entre cada sección que rompan el diseño de la silueta clásica del 911. Gracias al nuevo sistema hidráulico, la capota se puede abrir o cerrar en unos 12 segundos, hasta una velocidad de 50 km/h.

Cazado el Porsche 911 Speedster, el broche de oro del actual 911

La actual generación del Porsche 911 (991) está llegando a su fin. En cuestión de cuatro meses, una generación completamente nueva debutará en el Salón del Automóvil de París y la marca alemana cerrará esta con la versión 911 Speedster, una edición limitada en unidades que, en la generación anterior 997, sólo se produjeron 356 unidades.

911 Carrera T

Porsche revive, con el nuevo 911 Carrera T, el concepto purista que hay detrás del 911 T de 1968. El menor peso, unas relaciones de transmisión más cortas en la caja de cambios manual y un sistema de tracción trasera con diferencial autoblocante mecánico buscan mejorar el rendimiento e intensificar el placer de conducción. La apariencia única del nuevo modelo está basada en el 911 Carrera, y su motor desarrolla 370 CV de potencia.