La marca británica ayudará con una serie de nuevas tecnologías a solucionar diversos problemas, como evitar los semáforos en rojo, la velocidad de conducción necesaria para evitar llegar a un semáforo en rojo y reducir las aceleraciones o frenazos bruscos de los conductores. Todo ello gracias a la tecnologia V2X entre vehículo e infraestructura en el Jaguar F-PACE.