BMW da la opción a sus clientes de escoger los M3 y M4, tanto la versión Coupé como Cabrio, con un paquete opcional. Este maximiza el rendimiento y eleva a un nuevo nivel la deportividad de estas versiones de la familia BMW M. Se trata del Paquete de Competición que incluye mejoras estéticas y mecánicas así como un ligero aumento de potencia hasta los 450 CV.