Interior y vida a bordo

Las superficies ampliadas y la clara estructuración otorgan un aspecto moderno al salpicadero, cuyas líneas se prolongan suavemente hacia los paneles de puertas. El BMW X7 equipa de serie un volante deportivo de cuero. Y las grandes superficies revestidas, y enmarcadas por embellecedores electro-chapados en el salpicadero y la consola central, realzan el aura elegante y exclusivo del interior. El conjunto de pantallas de nuevo diseño que forma parte del sistema BMW Live Cockpit Professional que viene de serie. Este conjunto incluye el Control Display y una instrumentación totalmente digital –cada una de ellas con una pantalla de 12,3 pulgadas- y se combina con un panel de control elegantemente diseñado en la consola central, que reinterpreta el habitual diseño de BMW orientado hacia el conductor.

Agrupados con claridad en la consola central se encuentran el iDrive Controller, el selector de marchas de nuevo diseño de la transmisión, el botón start/stop, los interruptores del Driving Experience Control, el mando del freno eléctrico de estacionamiento y los mandos para los reglajes de la suspensión neumática y los modos off-road opcionales. El panel de control para el sistema de calefacción y climatización también presume de un moderno diseño. Y las funciones de iluminación del BMW X7 también se controlan con botones. Están disponibles, opcionalmente, aplicaciones de cristal de alta calidad para el selector de marchas, el botón start/stop, el iDrive Controller y el mando de volumen del sistema de audio.

La segunda fila de asientos de serie ofrece una configuración convencional de banqueta trasera de tres plazas. Opcionalmente, se puede elegir para esta fila una configuración con dos butacas individuales extremadamente confortables. Se trata de cómodos asientos que ofrecen los mismos reglajes de posicionamiento que los del conductor y el acompañante. Estos asientos individuales de la segunda fila también disponen de reposabrazos integrados y de un confortable mullido. Esta configuración de dos asientos independientes en la segunda fila se ofrece por primera vez en un SAV, creando un ambiente excepcionalmente lujoso en la parte posterior del habitáculo. El hueco entre estos asientos también constituye una posible vía de acceso a la tercera fila.

Tanto en la configuración de serie como en la opcional, los asientos de la segunda fila del X7 pueden desplazarse longitudinalmente 14,5 centímetros. El ajuste de la posición hacia delante o atrás –como el resto de los reglajes de asiento y respaldo- es eléctrico en las tres filas de asientos. Los respaldos de la segunda y tercera fila también se pliegan o vuelven a erguirse eléctricamente. Los botones para esta funcionalidad están situados en el lado del conductor según se entra por las puertas traseras, y en el maletero. Y los asientos de la segunda fila se pueden abatir completamente hacia delante para facilitar en lo posible la entrada y salida de los ocupantes de la tercera fila. Los asientos de la segunda fila pueden vuelven a su posición erguida con un toque de botón, posición en la que pueden anclarse sillas infantiles con total seguridad y sencillez gracias a los anclajes ISOFIX.

En las puertas traseras hay más botones para ajustar asiento y respaldo. Y desde el maletero también pueden plegarse, y ser alzados de nuevo, los respaldos de los asientos de segunda y tercera fila; y desplazarse hacia delante o atrás los asientos de segunda fila. Con la totalidad de los asientos disponibles para su utilización, el nuevo BMW X7 dispone de un maletero de 326 litros de capacidad. Esta cifra aumenta hasta 2.120 litros cuando se pliegan los respaldos de los asientos de la segunda y tercera fila. La suspensión neumática, de serie, permite bajar la altura del coche desde un botón en el maletero y facilitar así la carga. El nuevo BMW X7 tiene un portón trasero dividido en dos secciones, ambas con apertura y cierre de accionamiento eléctrico. Gracias al acceso confort, el portón se abre y cierra automáticamente con función manos libres.

El techo de cristal panorámico con accionamiento eléctrico, de serie, se combina con unas ventanillas de gran superficie para otorgar al interior del nuevo BMW X7 un ambiente luminoso y despejado. Además de sus elementos delantero y central de cristal, el techo panorámico también dispone de una sección adicional trasera. Gracias a ello, los pasajeros de la tercera fila de asientos también pueden disfrutar de la sensación de espacio acentuada por la entrada de luz al interior. Los elementos de cristal delantero, central y posterior tienen una pantalla deslizable para proporcionar sombra, que se activa eléctricamente desde un panel en la parte frontal del techo. Si se equipa la opción de parasoles eléctricos en las ventanillas traseras, los ocupantes posteriores tienen disponen un botón para operar la pantalla deslizable del techo. La sección trasera de la pantalla puede operarse desde la tercera fila con un botón separado.

El techo de cristal Panorama Sky Lounge genera un aura muy especial y exclusiva cuando cae la noche, con luces LED que se extienden uniformemente por la superficie acristalada para iluminar más de 15.000 posibles diseños gráficos y generar una imagen evocadora de un cielo estrellado. La gama de colores de este espectáculo de luces puede adaptarse a gusto de los ocupantes.

El nuevo diseño agrupado de la instrumentación y la pantalla del Control Display, junto con la inclusión de nuevas funciones, llevan el manejo intuitivo hasta el siguiente nivel en el nuevo BMW X7, al tiempo que ayuda a los conductores a concentrase de forma más efectiva en la carretera. El BMW Live Cockpit Professional instalado de serie comprende una pantalla digital de información tras el volante con alta resolución y el Control Display, cada uno con una diagonal de 12,3 pulgadas (31 cm). Este paquete de equipamiento también incluye un sistema de navegación adaptativo y un disco duro multimedia con 20 GB de memoria.

El BMW Live Cockpit Professional lleva el BMW Operating System 7.0 al nuevo BMW X7. La última generación de este sistema operativo de BMW cuenta con pantallas completamente digitales y está enlazado aún más estrechamente con las necesidades personales del conductor, con el objetivo de maximizar sus niveles de atención. La presentación y la clara estructura del sistema están diseñadas para proporcionar a los conductores la información adecuada en el momento preciso, con contenidos configurables y personalizables. El monitor de información rediseñado en el centro de la instrumentación ahora deja suficiente espacio para ofrecer, por ejemplo, un fragmento del mapa de navegación.

En el menú principal del Control Display, el conductor puede configurar hasta diez páginas, cada una mostrando de dos a cuatro áreas (bloques), con contenido en tiempo real. Tanto este contenido como los gráficos tienen un mayor grado de personalización, como la representación del vehículo con el color y la línea de equipamiento reales del coche. La interacción entre el conductor y el vehículo está aún más desarrollada, es más intuitiva y se puede realizar por diferentes vías.

Los gráficos del Control Display se adaptan en función del sistema operativo; el sistema de control por voz (basado en la comprensión del lenguaje natural) es mejor que antes; y el control opcional mediante gestos de BMW ahora admite otros dos nuevos, que suman un total de siete gestos reconocidos. Dependiendo de la situación, el conductor puede controlar varias funciones mediante el conocido iDrive Controller, los botones en el volante, el control táctil, a través de la voz o por gestos.

El BMW Live Cockpit Professional es el elemento fundamental para contratar servicios digitales con total flexibilidad, lo que implica que los servicios existentes y futuros se podrán añadir en cualquier momento. Los clientes de BMW podrán suscribirse a servicios digitales, posteriormente, en la Connected Drive Store e instalarlos en su coche mediante Remote Software Upgrade. Los tres paquetes Live Cockpit permiten suscribirse a servicios por periodos de tres meses, un año o tres años.

El nuevo BMW X7 también permite a los pasajeros delanteros y traseros formar parte de la experiencia de conducción, como nunca habían podido hacerlo hasta ahora. Con el consentimiento del conductor, pueden conectar su smartphone al coche mediante la función Connected Command y usarlo para controlar las funciones seleccionadas. Esto convierte a los pasajeros en copilotos capaces de aliviar la carga de trabajo del conductor, por ejemplo, comprobando la ruta del recorrido mediante BMW Connected, seleccionando el programa de entretenimiento o regulando la climatización.

El BMW Intelligent Personal Assistant formará parte del equipamiento estándar del nuevo BMW X7, junto con BMW Live Cockpit Professional y el nuevo BMW Operating System 7.0, y estará incluido, sin coste, durante los tres primeros años. La gama de funciones se puede ampliar con el Connected Package Professional.

CONTACTO: BMW X7 2019. Altius, Citius, Fortius

Categoría: 4x4PortadaPruebasSegmentoSUVSUV-DTodo Terreno
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.