Interior y vida a bordo

Dentro del Kia e-Niro, el habitáculo se distingue por un diseño moderno, un espacio amplio y tecnologías que complementan al sistema de propulsión cero emisiones. El interior se diferencia del de otras versiones del Niro por una serie de nuevas funciones y elementos de diseño. El estilo de la consola central constituye el cambio principal en el e-Niro, ya que la propulsión completamente eléctrica hace innecesario la tradicional palanca de cambio. La transmisión física ha sido, por tanto, reemplazada por un dial giratorio selector tipo “cambio por cable”. Este selector de marcha está en su propio panel ergonómico, que se extiende desde la base del apoyabrazos central. Además de este dial giratorio, este nuevo panel también aloja los botones para el freno de estacionamiento electrónico, los de la calefacción y la ventilación de los asientos, el de la calefacción del volante, el selector de modos de marcha, los sensores de aparcamiento y el de la función de frenado “Auto Hold” del Niro. Este nuevo panel no requiere un voluminoso túnel de transmisión, lo que ha permitido a los diseñadores de Kia crear un gran espacio de almacenamiento en la base de la consola central.

El salpicadero presenta un nuevo acabado azul claro, que recuerda a los detalles exteriores. El Kia e-Niro está provisto de serie de una tapicería mixta (tela y piel sintética en el lateral) disponible en color negro y de manera opcional, en el acabado Emotion se podrá seleccionar la tapicería en piel (Pack Luxury) con tapicería negra y pespuntes de color azul brillante, como el de los elementos decorativos en el exterior del coche. Unas nuevas molduras con acabado en negro brillante y azul recorren las puertas del e-Niro, destacando aún más la atmósfera futurista del habitáculo. El soporte en la base del salpicadero tiene una superficie con textura de goma, muy adherente, para alojar el smartphone del conductor. Los clientes pueden optar por un cargador inalámbrico opcional para el smartphone en este soporte.

La interfaz HMI (human-machine interface) del Niro, con una pantalla táctil de 18 cm (7 pulgadas) en el centro del salpicadero, ofrece una serie de funciones específicas para vehículos eléctricos de Kia. Permite que los ocupantes localicen los puntos de recarga próximos, controlen el nivel de carga y la autonomía restante. También informa a los propietarios de la reducción de CO2 que implica conducir el e-Niro, comparado con un coche de gasolina del mismo tamaño, tanto en un viaje como en toda la vida del vehículo. El HMI permite introducir la hora aproximada de salida del próximo viaje, con lo que el coche se calienta hasta la temperatura deseada antes de la partida. La función de control de la carga también gestiona de forma inteligente el flujo de electricidad hacia la batería durante la recarga, para aumentar la vida útil de la batería.

El cuadro de instrumentos con una pantalla TFT LCD, también de 18 cm (7 pulgadas), muestra la información de la conducción y de la carga de la batería durante la marcha. También se evalúa el estilo de conducción de quien esté al volante; atribuyéndole un tanto por ciento de la conducción “económica” que ha realizado en cada viaje. Para los conductores que prefieren disfrutar del bajo centro de gravedad del coche y de su instantánea aceleración, esta pantalla también puede mostrar qué tanto por ciento del viaje se ha realizado con una conducción “dinámica”.

En la parte superior del salpicadero hay un testigo luminoso que, cuando el cable está conectado, indica si la batería se está recargando o si está completamente cargada. Esto permite que el usuario compruebe rápidamente el estado de carga del coche desde el exterior.

Cuando se lanzó el Niro en 2016, su nueva plataforma había sido desarrollada para alojar varios sistemas de propulsión. La introducción de un sistema eléctrico con batería ha tenido una influencia mínima en su espacio y versatilidad, lo que implica que el e-Niro ofrece más utilidad práctica y funcionalidad que la mayoría de los coches eléctricos e híbridos. Su distancia entre ejes de 2.700 mm asegura que todos los ocupantes puedan disfrutar de un generoso espacio longitudinal, mientras que la habitabilidad y la sensación de amplitud está favorecida por su diseño crossover. Su carrocería mide 1.805 mm de ancho y 1.560 mm de alto, lo que favorece el generoso espacio vertical y transversal en todo el habitáculo. Con 4.375 mm de longitud, proporciona más volumen de carga, 451 l (41 litros más frente a la variante híbrida y 127 litros más que la híbrida enchufable), por encima de sus principales competidores. Bajo el suelo del maletero hay un espacio de carga específico para que los usuarios guarden ahí el cable de recarga.

Diseño

Interior y vida a bordo

En marcha

Acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

CONTACTO: KIA e-Niro. Mucho mejor de lo esperado

Categoría: CompactoCrossoverEléctricoPortadaPruebasSegmentoSUVSUV-C
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.