Interior y vida a bordo

Para el interior, los clientes pueden elegir un acabado en negro o el nuevo color interior azul y gris de tres tonos. Los asientos están disponibles en una combinación de tela y cuero o 100% cuero. Una vez dentro del KONA eléctrico, el protagonismo es para la consola central, que combina todos los botones para facilitar las operaciones de manera intuitiva con el cambio electrónico por botón “shift-by-wire”. Existe un espacio extra para objetos personales que se encuentra bajo la consola central.

El nuevo cuadro de mandos de alta resolución y siete pulgadas (17,8cm) incorpora los distintos indicadores de medición, tales como el velocímetro, el nivel de carga de la batería, el gráfico del fluido de la energía y modo de conducción para el usuario. Dependiendo del modo seleccionado, el color de fondo y los medidores se adaptan para dar siempre la información más importante y útil al conductor. Adicionalmente y combinado con el head-up display (HUD), se proyecta la información de conducción relevante delante de la persona sentada al volante. Esto permite un procesamiento de la información más rápido, sin perder de vista la carretera.

Con una imagen proyectada de ocho pulgadas (20,3cm), una distancia visual de dos metros y una luminiscencia superior a las 10.000 candelas por metro cuadrado, el head-up display garantiza una óptima visión en diferentes condiciones de iluminación. El ángulo y la altura se pueden ajustar para proporcionar la visibilidad óptima que cada individuo necesita. Una vez activado y a través de un botón situado al lado del volante, el sistema se despliega verticalmente y desaparece en el salpicadero cuando éste no se utiliza.

Durante el trayecto, el head-up display aporta una conducción segura, dando información útil al conductor como velocidad, indicaciones del navegador o el nivel de combustible. También da avisos relativos a los sistemas de asistencia a la conducción, como el sistema de asistencia a la frenada de emergencia, el sistema activo de cambio involuntario de carril, el sistema de detección de ángulo muerto, el sistema de reconocimiento de señales de velocidad y el detector de fatiga del conductor. Igualmente proyecta la información relativa al modo de audio seleccionado o de la radio.

El KONA eléctrico ofrece varias soluciones para un máximo confort a bordo, como los asientos delanteros eléctricos ajustables en ocho posiciones. El conductor se beneficia también de dos posiciones de regulación adicionales para la zona lumbar. Además, los asientos delanteros cuentan con sistemas de ventilación y calefacción, que se pueden regular en tres posiciones para así adaptarse a cada situación de conducción y temperatura. Otro elemento adicional de confort es el volante calefactado. El KONA eléctrico cuenta con un amplio maletero, que ofrece desde 322 litros de espacio para equipaje (VDA) a un máximo de 1.114 litros (VDA), un tamaño adecuado para las necesidades diarias.

Diseño

Interior y vida a bordo

En marcha

Acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

PRUEBA: Hyundai KONA EV. La autonomía ya no es excusa

Categoría: 4x2EléctricoPortadaPruebasSegmentoSUV-B
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.