Desde 1899, Opel ha creado modelos que han contribuido a la movilidad en todo el mundo. Ahora, lanza una edición especial de una serie de modelos, en los que destaca la edición especial “120 Aniversario” del Corsa, que tiene un precio que empieza en los 10.600 €, un ahorro para el cliente de unos 600 € si tuviera que solicitar el equipamiento opcionalmente.

Desde 1899: idoneidad para el uso diario sobre la tecnología como un fin en sí mismo.

El Opel Corsa en general y el Corsa “120 Aniversario” en particular muestran que es una característica fundamental de la marca ofrecer siempre a los clientes más de lo que esperan en cada uno de los respectivos segmentos. El origen de esto fue establecido ya a finales del siglo XIX por el automóvil a motor de patente Opel «System Lutzmann». Su breve lista de precios ya incluía dos extras innovadores: el primero fueron los neumáticos, que habían sido inventados por Robert William Thomson en 1845, pero aún no habían encontrado un uso generalizado en la producción de automóviles. El segundo fue el asiento para niños extraíble opcional disponible para la pequeña carroza motorizada de dos asientos, cuyo motor monocilíndrico de 3,5 CV permitía una velocidad de 20 km/h. Sólo este ejemplo ilustra claramente de qué se trataba Opel desde el principio: la idoneidad absoluta para el uso diario en lugar de la tecnología como un fin en sí mismo.

Primer “coche pequeño” en la historia del automóvil.

En 1909, el Opel 4/8 CV fue pionero en la introducción de la movilidad asequible. Era moderno, con una sólida tecnología, fácil de utilizar y maniobrable, lo que permitía a los ambiciosos propietarios de automóviles conducirlo por sí mismos en lugar de tener que confiar en un chofer, reduciendo considerablemente el costo general de propiedad. Y la calidad de los materiales y la adecuada producción crearon confianza entre los clientes. El primer “coche pequeño”, así designado oficialmente en la historia del automóvil, se consideró totalmente adecuado para uso diario.

El vehículo ideal para «médicos, veterinarios y abogados» según los anuncios estaba disponible a precios de entre 4.000 y 5.000 marcos, mientras que los modelos de otros fabricantes costaban alrededor de los 20.000. De este modo, el medio de transporte para las clases más altas se convirtió en un vehículo para la clase media, gracias al «coche del doctor».   En 1924, el fabricante de Rüsselsheim fue aún más lejos para atender al «consumidor medio», también gracias a una innovación automovilística. Después de todo, desde el primer minuto, Opel se comprometió a producir automóviles de la manera más eficiente posible y por lo tanto hacerlos asequibles para una amplia base de clientes. En consecuencia, los 4/12 CV anunciaron el inicio de la producción de la línea de montaje en Alemania.

Y dado que el rápido coche que alcanzaba 60 km/h solo estaba disponible «en un agradable color verde» para mantener en un tiempo mínimo los plazos de producción, el coche fue conocido con el sobrenombre de «Rana». Pronto, 25 unidades del «coche para todos» de dos plazas salieron a diario de la línea de montaje. En los años siguientes, se construyó toda una familia de vehículos con la tecnología del “Laubfrosch”. A medida que la producción crecía, mejor era el precio que Opel podía ofrecer a sus clientes. Aunque parezca increíble: el precio de compra de las diferentes series del modelo de 4 CV, de las cuales se produjeron 119.484 unidades, fue casi un 40% más bajo en 1931 que cuando se produjo el lanzamiento del “Laubfrosch”.

El “coche de la gente” con la mejor tecnología a precios accesibles

En 1935, el momento era el propicio para el “coche de la gente”, de Opel, claro está. El P4 presentado en noviembre comenzó a salir de la línea de montaje poco después. El coche de cuatro plazas, con motor de cuatro cilindros y cuatro tiempos – según rezaba en el catálogo del P4 «como los autos más caros del mundo», solo costaba 1.450 marcos en la versión estándar. «¿Cómo era posible ofrecer un auténtico coche que incluso superaba las expectativas, por tan poco dinero? “La respuesta fue clara: gracias a la vanguardista producción en serie. Esto también tuvo su influencia poco después con el Kadett 1, y que también influyó en el diseño del Opel Olympia. Esto lo convirtió al Olympia en uno de los primeros automóviles alemanes en ofrecer una carrocería autoportante realizada totalmente de acero, por lo que era más cómoda, más segura y más duradera que las estructuras convencionales de bastidor.   El auténtico sucesor del “coche de la gente” fue el Kadett A de 1962. Los bajos costes de mantenimiento formaban parte expresamente de la fórmula de éxito del modelo tres volúmenes y dos puertas. Las líneas eran prácticas y modernas. Al mismo tiempo, el espacio interior era mucho más amplio que el típico de un automóvil pequeño. La publicidad prometía “asientos bien formados, mucho espacio para las piernas. Hemos prescindido de todo lo innecesario. Eso solo hubiera costado más dinero”. En cambio, el maletero era un verdadero maletero y… ¡la tapa de llenado de combustible estaba en el exterior! «Nunca tienes el olor a gasolina en tus zapatos», se decía con un guiño hacia Wolfsburg. Con su moderno motor delantero refrigerado por agua, el Kadett ofreció una ventaja adicional de diseño sobre el Beetle. “Opel Kadett, en resumen: O.K.” – Opel construyó casi 650.000 unidades solo en 1965.

Mucho espacio en una pequeña plataforma.

En 1982, Opel una vez más logró una gran hazaña con un automóvil pequeño: el Corsa A se unió a la gama por debajo del Kadett, que entonces se estaba convirtiendo en un modelo compacto. Las líneas trazadas por el jefe de Diseño, Erhard Schnell, quien también dibujó las líneas del legendario Opel GT, el Corsa de solo 3,62 m de longitud destacaba por sus prominentes pasos de rueda, que parecían los de un coche de rallies, y un coeficiente aerodinámico de 0,36. Ofrecido inicialmente como un dos volúmenes y un tres volúmenes, en ambos casos con dos puertas laterales, fue a partir de 1985 cuando se ofrecieron las versiones de cuatro y cinco puertas, el Corsa demostró una vez más lo bien que Opel puede sacar partido al espacio interior a pesar de una plataforma pequeña. La versión deportiva GSi de 100 CV también combinaba frugalidad con diversión. Originalmente concebido como un modelo de nivel de entrada para aquellos con un presupuesto ajustado, el Corsa A se había convertido en un éxito de ventas hasta 1993 con un total de 3,1 millones de unidades vendidas.

El Corsa supera los 14 millones de unidades y se dirige a la movilidad eléctrica.

Opel se mantiene fiel a los cambios de la sociedad actual. En toda la gama, la marca ofrece características y equipamientos que habitualmente se encuentran en automóviles premium. Ahora en su quinta generación, el Corsa es un buen ejemplo de esta democratización de la movilidad. La pequeña estrella de Opel se dirige a alcanzar las 14 millones de matriculaciones en Europa, también gracias al modelo especial “120 Aniversario”, que ya viene de serie con una gran cantidad de tecnologías de vanguardia, así como características de diseño y confort con un precio muy atractivo. La próxima generación de este modelo práctico, elegante y dinámico se lanzará dentro de unos meses, también con una versión 100% eléctrica. El Corsa 2019 continuará los 120 años de historia de la ingeniería y la movilidad de Opel para millones de personas con un nuevo capítulo significativo e innovador.

GALERIA

120 años de historia en Opel, que lo celebra con un Corsa muy especial

Categoría: NovedadesSegmentoUtilitario
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.