En marcha

El nuevo Kadjar adopta las últimas generaciones de motores de Renault. Tanto en gasolina, como en diésel, incorporan las últimas tecnologías anticontaminación para cumplir con las normas en vigor, sin dejar de ofrecer placer de conducción y rendimiento, a la vez que mejoran el consumo.

El nuevo Kadjar adopta el motor 1.3 TCe que se estrenó en Scénic y que se desplegó a continuación en Captur y Mégane. Este motor, desarrollado por la Alianza en cooperación con Daimler, se sitúa al mejor nivel en materia de prestaciones y placer de conducción. Su arquitectura de 4 cilindros es garantía de un funcionamiento suave y sin vibraciones, mientras que su par generoso ofrece mucha suavidad a bajo régimen.

En el Kadjar, este motor está equipado con un filtro de partículas (GPF) cuya función es eliminar las partículas de los gases de escape, capturándolas dentro de una estructura microporosa alveolada que
se regenera automáticamente a intervalos regulares. Esta motorización, denominada «TCe GPF» se divide en cuatro ofertas: TCe 140 GPF Caja manual, TCe 140 GPF Caja EDC, TCe 160 GPF Caja manual y TCe 160 GPF Caja EDC.

Los motores diésel están dotados de un sistema de reducción catalítica selectiva (SCR) considerado como el más eficaz de los sistemas postratamiento de los óxidos de nitrógeno (NOx). Esta tecnología reduce las emisiones contaminantes de los motores sin el menor impacto en sus prestaciones. De paso, los nuevos motores del nuevo Kadjar, ahora denominados «Blue dCi», ganan en potencia y en placer de conducción.

El Blue dCi 115 ofrece 5 CV y 10 Nm de par más que el motor de la anterior generación. Combina economía y suavidad de funcionamiento sin perjuicio del rendimiento. Su función Overboost le ofrece así, bajo demanda, 5 CV y 25 Nm adicionales para, por ejemplo, facilitar los adelantamientos y que sean más seguros. Este motor está disponible con caja de velocidades manual y se propondrá más adelante con caja automática de doble embrague EDC. El Blue dCi 150 es la motorización puntera del Kadjar. Con una potencia 20 CV superior con respecto al anterior modelo, ofrece unas prestaciones de primer orden.

Acoplado a una caja de velocidades manual, se propone con transmisión 4×4 y, en un futuro, con la tracción delantera. La durabilidad de las mecánicas está en el centro de las preocupaciones de las marcas. Por
ello, el nuevo motor de gasolina 1.3 TCe ha sido sometido a 40 000 horas de pruebas en banco motor, es decir, el equivalente a 14 años de funcionamiento a razón de ocho horas al día.

La transmisión integral 4×4 del Kadjar se beneficia de la experiencia de Nissan en la materia. el Kadjar puede así moverse con seguridad por carreteras resbaladizas, por ejemplo para subir a una estación de esquí en invierno, así como por suelos blandos. La transmisión integral 4×4 del Kadjar propone tres modos de funcionamiento a elegir:

  • 2WD: sólo actúa sobre las ruedas delanteras, lo que permite mejorar el consumo.
  • Auto: el reparto del par entre los dos ejes está pilotado de forma automática por la electrónica de a bordo. Hasta el 50 % del par puede transferirse a las ruedas traseras.
  • Lock: el diferencial central está bloqueado y transmite permanentemente el 50 % del par a las ruedas traseras. Reservado para una utilización off-road, este modo se encuentra disponible hasta una velocidad máxima de 40 km/h.

Estos modos se pueden seleccionar gracias al mando situado en la consola central, tras la palanca de velocidades.

El Kadjar se beneficia de una distancia al suelo generosa (200 mm) para poder franquear caminos bacheados sin dificultad. También se beneficia de ángulos de ataque (17°) y de salida (25°) elevados. Sistema Extended Grip para las versiones dos ruedas motrices En las versiones 4×2, el Kadjar sigue ofreciendo el control de tracción Extended Grip. Asociado a neumáticos «mud and snow», este sistema de anti-patinado optimiza la motricidad del vehículo y facilita las maniobras en carreteras embarradas, nevadas o con arena. Se pueden seleccionar tres modos gracias al mando situado en la consola central, detrás de la palanca de velocidades.

  • Route (carretera): es el modo activado por defecto, que permite, cuando una rueda delantera comienza a patinar, relanzar la motricidad gracias a que envía más par a la rueda opuesta.
  • Sol meuble (suelo blando): la tracción está totalmente controlada por el sistema, que deja que la rueda con menor adherencia derrape, reduciendo la aceleración. Los neumáticos «mud and snow», juegan su papel de evacuadores de arena, barro o nieve fresca.
  • Expert (experto): el conductor es quien gestiona la situación, jugando con la presión del acelerador con el fin de controlar el nivel de par que se envía a las ruedas.

Diseño

Interior y vida a bordo

En marcha

Acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

CONTACTO: RENAULT KADJAR 2019. Más atractivo y equipado

Categoría: 4x24x4CompactoPortadaPruebasSegmentoSUV
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.