En marcha

Un nuevo propulsor V8 debuta en el BMW M850i xDrive Coupé. Con 4.4 litros de cilindrada y tecnología M Performance TwinPower Turbo, combina una entrega de potencia prodigiosa y una sonoridad impresionante, que se ve reforzada por el sistema de escape deportivo controlado por aletas.

Los turbocompresores ubicados en el interior de la V de las bancadas de cilindros, el sistema de inyección directa de gasolina, el aislamiento térmico, el sistema de refrigeración, así como el encendido y la electrónica del motor, son solo algunos de los elementos que se han reconstruido, junto con el cárter. Para garantizar unas características de rendimiento y robustez supremas, el nuevo motor de ocho cilindros ha estado sujeto a un exhaustivo programa de pruebas que abarcaba todas las situaciones de carga y potencia, desde test de fatiga al ralentí, hasta pruebas dinámicas en el trazado Nordschleife de Nürburgring. Las emisiones se han optimizado gracias a la inclusión de un filtro de partículas de gasolina y este modelo cumple con la normativa Euro 6d-TEMP.

Gracias a un aumento de 50 kW / 68 CV de potencia -que no ha tenido impacto en el peso en comparación con el motor al que reemplaza- el nuevo V8 ahora genera 390 kW / 530 CV, entre 5.500 y 6.000 rpm. Los 750 Nm de par máximo están disponibles en un amplio rango de revoluciones, entre 1.800 y 4.600 rpm, para proporcionar un empuje prolongado. El nuevo BMW M850i xDrive Coupé acelera de 0 a 100 km/h en solo 3,7 segundos.

El nuevo BMW 840d xDrive Coupé ofrece otro enfoque distintivo dentro del género de los deportivos. El uso de un motor diésel en este segmento produce una increíble combinación de empuje supremo y excelente economía de combustible. La unidad diésel de seis cilindros en línea de 3.0 litros con tecnología BMW TwinPower Turbo ofrece una potencia máxima de 235 kW / 320 CV y un par máximo de 680 Nm, que está disponible desde un bajo régimen de 1.750 rpm.

El motor emplea tecnología de turboalimentación de varias etapas y sus características de rendimiento permiten una velocidad crucero relajada a bajas revoluciones, al mismo tiempo que una aceleración de 0 a 100 km/h en solo 4,9 segundos. Al presionar el acelerador con fuerza, el sistema de escape deportivo, que ha sido especialmente configurado para este modelo, produce un sonido muy distintivo. La ejemplar eficiencia del motor refuerza el carácter del nuevo BMW Serie 8 Coupé como un deportivo perfectamente válido para realizar viajes de larga distancia, garantizando un placer de conducción sin paradas incluso después de cientos de kilómetros sin repostar. El sistema de control de emisiones, que incluye el catalizador SCR con inyección de urea, cumple con el estándar Euro 6d-TEMP.

El motor transfiere la potencia a una nueva y mejorada versión de la transmisión Steptronic Sport de ocho velocidades, que con unas relaciones de cambio más amplias, una nueva gestión y un control hidráulico optimizado, produce unos cambios de marcha más deportivos, a la vez que mejora en suavidad y eficiencia. Las levas de cambio en el volante se incluyen de serie para la selección manual de marchas. El sistema inteligente de tracción a las cuatro ruedas BMW xDrive también ofrece un funcionamiento más eficiente. Con su rápida, precisa y totalmente variable distribución de par entre las ruedas delanteras y traseras, maximiza la tracción y la estabilidad al volante, incluso en situaciones de conducción muy demandantes. Al mismo tiempo, su configuración orientada hacia el eje trasero garantiza la clase de experiencia de conducción por la que son conocidos los automóviles BMW. El bloqueo del diferencial trasero controlado electrónicamente -de serie en el BMW M850i xDrive Coupé- le da al vehículo un carácter aún más deportivo. El efecto de bloqueo, generado por un motor eléctrico, limita la compensación de velocidad entre la rueda trasera interior y exterior en las curvas, lo que permite salir de los giros con un impulso mucho más dinámico.

El principio de construcción y la puesta a punto del chasis del BMW Serie 8 Coupé están diseñados para aprovechar el potencial dinámico de su tren de propulsión y llevar al máximo el concepto base de este automóvil, con el objetivo de lograr el máximo rendimiento deportivo. Con un peso optimizado, un centro de gravedad bajo, una distribución equilibrada pesos entre ejes, una batalla y vías de óptimas dimensiones, y una carrocería rígida y aerodinámica, tiene todos los ingredientes adecuados para conseguir este fin. Las llantas de aleación ligera -tanto de serie como opcionales- montan neumáticos de tamaño mixto, cuyo efecto de mejora de la tracción se tuvo en cuenta a la hora de afinar el chasis. Las barras de torsión en el eje delantero de doble horquilla y el panel de refuerzo montado en el eje trasero de cinco brazos, optimizan la rigidez y la conexión de los componentes del chasis con la carrocería. Los ángulos de caídas en ambos ejes aumentan la capacidad de transferir potencia en curvas de alta velocidad.

Diseño

Interior y vida a bordo

En marcha

Acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

CONTACTO: BMW Serie 8 Coupé 2019: La deportividad se da la mano con el lujo

Categoría: CoupéPortadaPruebasSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.