Motores y comportamiento

El SEAT Tarraco se ha diseñado para clientes que buscan emoción y funcionalidad en un solo vehículo, y que responda a la demanda del conductor cuando le exige un gran dinamismo, sin dejar de lado su gran confort de rodadura. La clave de su practicidad, gran espacio del habitáculo y el maletero, y su buen dinamismo en carretera, se debe a la última tecnología del Grupo Volkswagen, la plataforma MQB-A LWB (batalla larga) que implementa el nuevo SEAT Tarraco.

El Tarraco incluye el selector de modos de conducción SEAT Drive Profile, bajo demanda del conductor mediante el botón rotatorio de la consola central –de serie en todos los acabados–, con cuatro modos de conducción para las versiones de tracción delantera – Normal, Eco, Sport e Individual–, y hasta seis modos diferentes para unidades con tracción 4Drive –añaden Nieve y Off Road–.

En la parte delantera, integra una suspensión independiente de tipo McPherson con muelles helicoidales y amortiguadores hidráulicos, mientras que en la parte trasera se ha utilizado una arquitectura de suspensión multibrazo, que cuenta con muelles helicoidales y amortiguadores hidráulicos.

En combinación con el Control Dinámico de Chasis (DCC), el Tarraco tiene unos amortiguadores hidráulicos de firmeza variable, que aportan un equilibrio perfecto entre deportividad y una conducción más cómoda para recorrer largas distancias. El conductor puede seleccionar la firmeza que prefiera, aunque el sistema también puede adaptarlo automáticamente y modificar la conducción dependiendo de la superficie de la carretera y del estilo de conducción.

El sistema DCC inteligente utiliza amortiguadores y dirección controlados eléctricamente. Cada amortiguador está conectado a un dispositivo de control que supervisa constantemente las ruedas y calcula el mejor ajuste. El sistema es capaz de reaccionar en cuestión de milisegundos a los baches de la carretera para optimizar su comportamiento.

Por tanto, independientemente de si el Tarraco monta llantas de aleación de 43 cm (17”) o con la opción de llantas más grandes de 51 cm (20”), el chasis ofrece una rápida respuesta y mantiene las cuatro ruedas pegadas al pavimento, ofreciendo así al conductor un tacto muy preciso de la dirección. Asimismo, el sistema de Dirección Progresiva utiliza un mecanismo eléctrico de cremallera de dirección, para variar su asistencia y rapidez en función de la velocidad y el ángulo de giro en cada momento.

El resultado es una agilidad y una ligereza que pocos esperarían de un SUV de gran tamaño. El Tarraco, con una batalla de 2.790 mm de longitud y un peso de tan solo 1.599 kg –en la versión de gasolina y 5 asientos–, consigue ser un vehículo práctico para el día a día y también un SUV emocionante.

Motores, diesel y gasolina. En 2020, el híbrido plugin

La potencia, la eficiencia y la fiabilidad son factores clave en los motores del SEAT Tarraco, que cuentan con inyección directa, turbocompresor y tecnología Start&Stop. Ofrece potencias de 150 y 190 CV, y cumplen con los estándares más estrictos de emisiones.

El SEAT Tarraco cuenta con dos variantes de gasolina que utilizan un bloque motor de cuatro cilindros. El primero de ellos, un 1.5 TSI que genera 150 CV de potencia, va asociado a una transmisión manual de seis velocidades y tracción delantera, y alcanza una velocidad máxima de 201 km/h, acelerando de 0 a 100 Km/h en 9,7 segundos. Desarrolla su máxima potencia entre las 5.000 rpm y 6.000 rpm, presenta que el par de 250 Nm se ofrece desde apenas 1.500 rpm, hasta 3.500 rpm. Este motor tiene una cilindrada de 1.498 cc, con unas medidas de diámetro del cilindro de 74,5 mm y una carrera de 85,9 mm, con una relación de compresión de 10,5:1.

Por su parte, el Tarraco también ofrecerá un motor 2.0 TSI de 190 CV asociado a la caja de cambios automática DSG de siete velocidades y el sistema de tracción integral 4Drive de SEAT. Este bloque motor de 1.984 cc tiene unas cotas para sus cuatro cilindros de 82,5 mm de diámetro y 92,8 mm de carrera, y una relación de compresión de 11,65:1. Su potencia máxima se ofrece entre 4.200 rpm y 6.000 rpm, y ofrece un par máximo de 320 Nm entre 1.500 rpm y 4.100 rpm. En cuanto a sus prestaciones, el Tarraco 2.0 TSI alcanza una velocidad máxima de 211 km/h y acelera de 0 a 100 km en sólo 8 segundos.

La oferta de motores Diesel también se compone de dos motores 2.0 TDI de 150 y 190 CV de potencia. Sus cuatro cilindros tienen idénticas cotas de diámetro y carrera —81 mm y 95,5 mm—, aunque varía la relación de compresión: el motor de 150 CV tiene una relación de 16,2:1, mientras que en el motor de 190 CV es de 15,5:1.

La variante 2.0 TDI de 150 CV puede ir asociada tanto a una transmisión manual de seis velocidades y tracción delantera, como a una caja de cambios automática DSG de siete velocidades con tracción integral 4Drive. Su potencia máxima se ofrece entre 3.500 rpm y 4.000 rpm y el par máximo de 340 Nm está disponible entre 1.750 rpm y 3.000 rpm. El SEAT Tarraco 2.0 TDI de 150 CV tiene una velocidad máxima de 202 Km/h con la caja de cambios manual y 198 Km/h en la versión DSG, y consigue una aceleración de 0 a 100 Km/h en tan solo 9,8 segundos, en cualquiera de las dos versiones.

Por su parte, el motor 2.0 TDI de 190 CV está asociado exclusivamente a una transmisión automática DSG de siete velocidades y tracción 4Drive. Sus 190 CV de potencia máxima se ofrecen entre 3.500 rpm y 4.000 rpm y dispone de un par máximo de 400 Nm entre 1.750 rpm y 3.250 rpm. Tiene una velocidad máxima de 210 Km/h y acelera de 0 a 100 Km/h en sólo 8 segundos.

El nuevo modelo de SEAT está preparado para integrar otras tecnologías de propulsión y mejorar aún más la eficiencia en el futuro. En este sentido, para 2020 el Tarraco estará disponible en una versión híbrida enchufable Plug-in.

Diseño

Interior y vida a bordo

En marcha

Acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

CONTACTO: SEAT Tarraco 2019. Ambición premium

Categoría: 4x24x4PortadaPruebasSegmentoSUV
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.