Diseño

Con la presentación del CLS en 2003, Mercedes-Benz sentó las bases de un nuevo segmento de mercado: el de los vehículos que combinan la elegancia y el dinamismo de un coupé con el confort y la funcionalidad de una berlina. Mercedes-Benz lanza ahora la tercera generación del CLS, apostando con más fuerza por el carácter carismático y singular de este modelo. Poniendo de relieve sus cualidades dinámicas, pero sin descuidar los elementos de lujo y confort, ya que estamos ante una berlina de lujo.

Manteniendo, grosso modo, las líneas del primer modelo de 2003, la tercera generación del CLS puede presumir de tener la apariencia más deportiva con unas líneas redondas y musculosas. Entre los detalles más llamativos del frontal cabe destacar la parrilla de efecto diamante con una sola lama típica de los coupés de Mercedes-Benz. La silueta de la parrilla se ensancha hacia abajo, imitando el perfil de la parrilla del Mercedes-AMG GT.

Los rasgos más característicos del diseño lateral son la elevada línea de cintura —arqueada a lo largo de la carrocería— y el habitáculo de baja altura y estilo deportivo con ventanillas sin marco.Otra característica típica del CLS son los musculosos hombros traseros, cuya línea se integra de forma fluida en la zaga plana. Reafirmando esa deportividad, están las llantas de 18 a 20 pulgadas.

Diseño

Interior y vida a bordo

En marcha

Acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

PRUEBA: MERCEDES-BENZ CLS 2018. El diseño lo es todo

Categoría: 4x24x4Berlina grandeCoupéPortadaPruebasSegmento
2

2 comments

  • Gracias Antonio por tus videos. Solo comentarte que el nuevo motor es en linea y no en V. Para mi la diferencia de los nuevos mercedes es el trabajo realizado en la suspensión delantera con varios brazos y no mcpherson. Un saludo y continuar así.

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.