Diseño

El nuevo SEAT Arona es muy expresivo. El techo, además de las barras, cuenta con unas nervaduras que recuerdan los códigos estéticos de los vehículos todoterreno. Tiene muchos aspectos en común con el nuevo lenguaje de diseño mostrado en los más recientes modelos de SEAT, pero sin duda alguna, tiene personalidad propia. Esto es algo que se confirma en el interior, que destaca no solo por sus proporciones horizontales -que enfatizan y refuerzan el crecimiento del coche dando aún más sensación de tamaño y espacio a bordo-, sino también una mayor sofisticación, con especial cuidado en los detalles para resaltar la mejora realizada en el nuevo Arona en cuanto a calidad percibida.

Además, el concepto ‘Consola Elevada’ hace que ésta tenga una mayor presencia e incide en la seguridad y la ergonomía, ya que todos los elementos están ubicados de manera que el conductor apenas tenga que bajar la vista cuando va por la carretera. Precisamente, el puesto de conducción ha sido objeto de especial atención al ubicarse todos los instrumentos orientados hacia el conductor para facilitar su manejo y aumentar la seguridad a bordo. Asimismo, los asientos son más envolventes y confortables para dar la sensación de protección y garantizar una óptima sujeción. Tejidos, tonos y colores son exclusivos del nuevo SEAT Arona, cuyo interior también destaca por las posibilidades de personalización en cuanto a colores y acabados. Así, por ejemplo, la consola va pintada a tono con el salpicadero.

Si hablamos de las dimensiones, el SEAT Arona mide 4.138 mm de longitud, lo que supone 79 mm más que el nuevo Ibiza. Sin embargo, la altura es el elemento que mayores diferencias establece, ya que el Arona es 99 mm más alto. En consecuencia, el nuevo SEAT Arona ofrece no solo una mayor altura libre al suelo para poder aventurarse fuera del asfalto sino que, además, mejora todavía más el espacio para la cabeza tanto en las plazas delanteras como en las traseras y, sobre todo, un maletero más amplio, que llega a los 400 litros de capacidad.

Y un aspecto muy importante, la banqueta de los asientos está 52 mm más elevada, lo que aporta una doble ventaja. Primero, una posición de conducción más alta para mejorar la sensación de control del tráfico, y segundo, facilita enormemente la accesibilidad para entrar y salir del coche. Los pasajeros también van sentados 62 mm más altos. Delante hay 37 mm más de altura y detrás, 33. La suspensión eleva la carrocería 15 mm más que en el Ibiza y el parabrisas es ligeramente más vertical para ganar espacio en altura dentro del habitáculo. Muy importante en este aspecto es la personalización, ya que existe una marcada tendencia en los clientes que exigen poder personalizar sus vehículos. Cromáticamente, el Arona está dividido en dos: la parte baja de la carrocería por un lado y el techo más los pilares A y C por otro. En la paleta de colores para la carrocería se añade el Eclipse Orange. El techo puede ser gris, negro, naranja o del mismo color que la carrocería. Hay 68 posibles combinaciones de colores.

Diseño

Interior y vida a bordo

En marcha

Acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

PRUEBA: SEAT Arona TSI 150. Urbanita aventajado

Categoría: 4x2PortadaPruebasSegmentoSUVUtilitario
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.